ANÁLISIS Inflación > Cristina Kirchner > Alberto Fernández

PANORAMA

La inflación "rompe todo", herejías y polarización en crisis

La inflación volvió a sacudir el tablero. Aclaraciones a la Vice. El Presidente, a mitad de camino. Encuestas que mira la oposición. 

De acuerdo a los datos de una encuesta nacional que se publicó en los últimos días, la inflación se ubicó por "amplio margen" como la principal preocupación para los consultados, superando a la inseguridad y al desempleo. La suba de precios fue considerada como "un gran problema" por el 70% de los encuestados, con un impacto transversal -en mayor o menor medida- a las pertenencias políticas. Estos resultados parecen describir la actual situación del humor social en la Argentina. Sin embargo, la encuesta que el Pew Research Center realizó entre el 25/04 y el 01/05 último refleja las opiniones de los estadounidenses, que afrontan los niveles de inflación más altos de las últimas 4 décadas. Aunque se moderó respecto a marzo, en abril la suba de precios en USA alcanzó el 8,3%... anual.

En la Argentina esa misma categoría alcanzó el 58%, según publicó el INdEC esta semana. Se trata del saldo más abultado de los últimos 30 años. Tanto la economía argentina como la norteamericana se vieron afectadas por el impacto de la guerra en Ucrania en los precios internacionales de los alimentos y de los combustibles. Claro que la Argentina viene de hacer rato con una dinámica inflacionaria que la convierte en terreno fértil para una espiralización en materia de precios. Mientras que USA cerró 2021 con subas al 7% anual, la Argentina lo hizo al 51%. 2 universos distintos.

image.png
Como en la Argentina, la inflación se volvió la principal preocupación en USA.

Como en la Argentina, la inflación se volvió la principal preocupación en USA.

Abril, inquietante

De acuerdo a los datos del INdEC, la variación de precios el mes pasado se ubicó en el 6% y, tal como había anticipado el ministro de Economía, Martín Guzmán, fue un resultado más bajo que el 6,7% de marzo. Aunque el funcionario trató así de moderar el pesimismo, economistas que tratan de ubicarse por arriba de 'la grieta' advierten que el saldo de abril es aún más inquietante que su antecesor dado que este último incluía un aumento de tarifas de servicios públicos que no hubo el mes pasado (sólo hubo un arrastre estadístico), al igual que otras subas estacionales (frutas y verduras). Incluso así, la inflación no bajó en abril de forma sustancial con respecto a marzo.

Tras conocerse los números del INdEC, la reacción oficial inmediata fue un aumento de las tasas de interés por parte del Banco Central, que elevó un punto porcentual el rendimiento, hasta el 48%. Fue la quinta suba en el año. Y si bien la medida va en línea con el programa del FMI, que exige tasas positivas para los ahorros, todavía se queda corta en relación a las previsiones de inflación anual, que según el último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) de la propia entidad monetaria será del 65,1%. Además, la proyección a partir del promedio mensual del 5% que hubo en los últimos 5 meses arroja una inflación anual cercana al 80%.

https://twitter.com/INDECArgentina/status/1524826923272130573

Dólares, no pesos

Desde Europa, Alberto Fernández transmitió su confianza en que el programa pactado con el Fondo "ayudará a desacelerar la inflación". El programa es básicamente una reducción del déficit y de su financiamiento monetario. En el kirchnerismo la mirada es distinta. Trascendió que hasta el escritorio de Cristina Kirchner llegó un informe confeccionado por un economista de su estrecha confianza que relativiza el peso del rojo fiscal y de la emisión en la crisis y, en su lugar, apunta a la fragilidad de las reservas del Banco Central. El documento que en el mundo político le adjudican a Axel Kicillof concluye que es la falta de dólares y no un exceso de pesos la que genera incertidumbre, disminuye la demanda de dinero y, en consecuencia, estimula la inflación. De esa forma, el informe desacredita el programa del FMI como plan de estabilización y anticipa, de mantenerse ese sendero, una crisis mayor producto de una devaluación.

Contradicción

El informe que habría leído la Vicepresidente es consistente con las propuestas de su sector de un aumento a las retenciones agropecuarias para sumar divisas y más cepo a las importaciones para evitar que se vayan por la otra ventanilla. Pero al mismo tiempo contradice la postura deslizada por la misma CFK en Chaco sobre que la suba de precios se combate principalmente con el disciplinamiento de los formadores de precios. En su discurso de la UNCAUS, CFK comentó su fastidio con Matías Kulfas al interpretar que el ministro de Desarrollo Productivo tiene una actitud laxa con los empresarios. O al menos eso fue lo que le contaron. El economista Hernán Lechter, quien fuera además concejal por el Frente de Todos en San Martín, confirmó -como había insinuado CFK en Chaco- que fue él en noviembre de 2019 a reunirse con Kulfas recomendado por la Vice para ocupar la secretaría de Comercio Interior, pero que el entonces futuro ministro desestimó su propuesta al considerarla demasiado "intervencionista", en colisión con el perfil dialoguista que quería darle a la secretaría que vigila los precios. Kulfas desmintió haber dicho tal cosa y hasta sugirió que nunca se detuvo en el plan planteado por Lechter.

La postura de Cristina Kircher sobre la relevancia de Comercio Interior además encontró un particular contradictor en el periodista especializado en temas económicos y militante Claudio Scaletta, quien desde su columna en el no menos cristinista portal El Destape sostuvo que la Vice "toma como válida la falsa teoría del 'área de economía y tecnología de FLACSO' sobre la 'inflación oligopólica'" a la que le adjudica generar una "gran confusión entre niveles de precios y variaciones de precios". Scaletta además consideró que el plan que se deduce de lo que expresó CFK en Chaco (aumento del gasto, suba de salarios, mayores controles de cambio, etc), sin reservas en el BCRA, no tiene otro destino que una hiperinflación.

Herejías

La columna de Scaletta circuló bastante en ámbitos kirchneristas generando disgusto. Si hay algo que no hace la militancia es poner bajo cuestionamiento a su líder. Una presunta infalibilidad de CFK es parte de la construcción del relato K. Ese credo fue blanco de herejía albertista esta semana como respuesta al soliloquio chaqueño. Fue Guzmán el que abrió fuego cuando destacó las "inconsistencias" del programa económico de Cristina Kirchner durante su gobierno. Apunto especialmente a la cuestión de los subsidios, en la previa a las audiencias públicas para fijar nuevas tarifas de luz y gas. El ministro impulsa una "segmentación" de las subvenciones que el kirchnerismo rechaza. “Uno se pregunta en qué país del mundo ha funcionado para encauzar un sendero de desarrollo con inclusión social tener subsidios energéticos por 3 o 4 puntos del producto”, planteó Guzmán. Kulfas, por su parte, rechazó que -como planteó la Vice- en la Argentina haya un estructura de "salarios bajos" y que la recuperación económica que el Gobierno defiende no se refleje más abajo en la pirámide social.

Guzman-odonnell.jpg
Martín Guzmán en una entrevista radial que se comentó durante toda la semana.  Foto: NA.

Martín Guzmán en una entrevista radial que se comentó durante toda la semana. Foto: NA.

No es gratis

Es parte del "debate de ideas" que CFK propuso como mejor definición del internismo que ocurre en el Frente de Todos. Desde la pantalla de TN, el ministro de Economía afirmó que “es poco usual que sea publico" ese intercambio de pareceres a los que la Vice redujo las trifulcas. La discusión "a cielo abierto" no sería gratuita para la economía. Para Emmanuel Álvarez Agis, actual consultor y exviceministro de Axel Kicillof cuando este ocupaba el Palacio de Hacienda, el enfrentamiento público del oficialismo sobre el rumbo económico aumenta "la inflación y la incertidumbre". "La política tiene mucha influencia en la economía, sobre todo en los problemas que tenemos ahora, que son inflación y el crecimiento. El debate agrega mucha incertidumbre cuando es de carácter público. Si el gobierno debate a cielo abierto el programa económico, eso aumenta la inflación. Si debate el rumbo sectorial de la economía real, eso baja el crecimiento", dijo Agis en diálogo con Radio Con Vos. Agis estuvo en el menú de nombres que Alberto Fernández barajó para el ministerio de Economía tras ganar las elecciones.

A mitad de camino

Las "aclaraciones" del ala económica del Gobierno tras el soliloquio chaqueño prepararon el terreno para las incursiones en ese sentido de Alberto Fernández, quien estuvo en estos días en España, Alemania y Francia. Hubo algunas chicanas en el mundillo político y del periodismo sobre los motivos de aquella gira, que no quedaron del todo claros. Incluso se deslizó que apenas fue un ardid de Fernández para abstraerse de las rencillas internas, el tenso debate por las tarifas y la marcha federal piquetera que copó la Plaza de Mayo. Escapismos. Sin embargo, los títulos más trascendentes en sendas entrevistas que el mandatario en aquellos países dio estuvieron relacionadas con la interna. Desde España el Presidente le endilgó a su Vice tener una "mirada parcial" sobre los resultados económicos que prescinde del impacto de la pandemia. También lanzó su candidatura a la reelección, un tema que tensiona aún más la relación con la Vice. Sin embargo, poco a poco, Fernández fue deshaciendo ese camino. En Francia le bajó el tono a su anhelo reeleccionista -que no despertó mayores estusiasmos de este lado del Atlántico- redujo sus diferencias con CFK a la "forma especial" en que esta expresa sus reclamos, aunque en Alemania sostuvo -contrariando a la Vice- que no había decepcionado al electorado del Frente de Todos. En comparación con sus ministros, Fernández se quedó a mitad de camino.

Rompe todo

El Presidente admitió desde Europa que la inflación es lo que complica la redistribución de la riqueza generada por una economía cuya expansión volvió a ponderar. El Presidente sabe que recomponer el poder adquisitivo de los salarios erosionado por la suba de precios es medular para cualquier proyecto reeleccionista. Esa corrosión en los ingresos es la que define hoy en día del pesimismo en la sociedad. "La inflación es el principal factor del malhumor social. Las variables económicas que el Gobierno se preocupa en difundir -la mejora de una actividad u otra, el número de empleo, etc.- no se refleja en el humor social. ¿Por qué? Porque la inflación rompe todo", sostuvo el consultor y analista político Federico Aurelio en declaraciones al canal A24. En conclusión: si la inflación no cede, no hay otra variable que, por más brillante parezca, interrumpa ese malestar.

alberto-macron-2022.jpg
Alberto Fernández con Emmanuel Macron en la última parada de la gira europea. Foto: NA.

Alberto Fernández con Emmanuel Macron en la última parada de la gira europea. Foto: NA.

Polarización en crisis

Sin embargo, Aurelio evitó atar el destino de Fernández sólo a la evolución de la economía al señalar que, si bien esta es un factor determinante en el cuarto oscuro, no es el único. Hay otros -de índole político- como, por ejemplo, la oferta opositora. "Hoy no hay un espacio que capitalice el descontento a nivel nacional, como lo hubo en 2021 con la victoria de Juntos por el Cambio. Hoy no se visualiza porque han surgido otros espacios, fundamentalmente el de Javier Milei, que fragmenta a la oposición. Por lo tanto, las proyecciones de una primaria o una elección general son abiertas", dijo el titular de Aresco.

La irrupción del diputado de La libertad avanza generó un quiebre en el mapa político, virtualmente desintegrando la polarización entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio existente desde 2015. La última encuesta de Zubán/Córdoba que Urgente24 publicó días atrás muestra que el espacio libertario tiene una intención de voto cercana al 20%, con lo que reduce la concentración de los otros espacios al 66%, cuando llegó a ser superior al 80% años atrás. La encuesta de Zuban/Córdoba confirma otra, de Management & Fit y, que ya configuraba un escenario de tercios. La fragmentación opositora puede favorecer al oficialismo. Del trabajo que dio a conocer esta semana la consultora Trespuntozero se infiere que la aparición de Milei provoca la reducción del caudal de JxC, que se aleja del 40% que había obtenido en las últimas elecciones, porque el espacio libertario le está comiendo buena parte.

"Hay que recordar que Macri llegó a las elecciones con 50% de inflación en 2019 y perdió no sólo por los precios sino porque el peronismo estaba unido. Y perdió sólo por 8 puntos. Es cierto: las variables económicas inciden mucho en el humor social, pero no son las únicas que definen la cuestión electoral", concluyó Aurelio.

image.png
Encuesta de Traspuntozero que publicó clarín.com.

Encuesta de Traspuntozero que publicó clarín.com.

Más contenido de Urgente24:

El día cuando Julio Piumato huyó despavorido

Operación No Depender de Rusia: Europa replantea su energía

Made in USA: 10 muertos en crimen racial en vivo por Twitch

Hablan del gas y petróleo pero el trigo... no hay

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario