MUNDO buque > Ucrania > Mediterráneo

ANULACIÓN DE COMPRA DE GRANOS

Buque "fantasma" ucraniano deambula en el Mediterráneo

Un buque cerealero ucraniano con toneladas de granos fue rechazado por un comprador libanés cuando llegó al puerto de Trípoli.

El buque carguero ucraniano "Razoni" merodea sin destino en el Mar Mediterráneo. Debido a que un empresario libanés del sector privado rechazó la compra de 26.000 toneladas de granos de maíz ucraniano, previamente encargados. Según la Embajada de Ucrania en Beirut, el motivo sería una demora de 5 meses en la llegada del cereal.

El carguero Razoni había zarpado el día lunes (1/8) desde el puerto de Odesa en el Mar Negro monitoreado por el Centro de Coordinación Conjunta (CCC). Esta entidad había sido inaugurada como consecuencia del acuerdo entre Ucrania y Rusia, con la mediación de Turquía y la ONU, el pasado 22 de julio.

A su vez, el acuerdo había determinado la creación de un corredor comercial seguro en el Mar negro, desde los puertos de Odesa, Pivdennyi y Chornomorsk. Por tanto, esa demarcación está desprovista de actividad bélica rusa con motivo de la reanudación de la exportación de cereales ucranianos.

image.png

El 3 de agosto, el navío ucraniano Razoni alcanza el puerto del Estrecho de Estambul y allí se lo somete a un control con participación de delegados turcos, rusos y ucranianos. El día de hoy (8/8) el barco granelero llegó al puerto de Trípoli, capital de Libia. Desafortunadamente, el comerciante libanés rechazó la compra por una retraso de 5 meses.

image.png

Caso contrario es el del Polarnet. Esta embarcación ucraniana salió el pasado viernes llevando consigo granos de cereal y el lunes arribó exitosamente en el puerto de Derince, en Estambul. El capitán del Polarnet, Ahmet Yucel Alibeyler ha enfatizado la complejidad del recorrido:

Había 17 tramos hasta la llegada a Estambul, de corto, medio y largo alcance. Se trataba, por supuesto, de zonas peligrosas, corredores, que habían sido despejados y desminados Había 17 tramos hasta la llegada a Estambul, de corto, medio y largo alcance. Se trataba, por supuesto, de zonas peligrosas, corredores, que habían sido despejados y desminados

En cambio, la embarcación Razoni navega en el Mediterráneo a la espera de nuevos clientes, después de la sorpresiva negativa del empresario libanés. Su tripulación no puede hacer más que esperar nuevas oportunidades comerciales luego de semejante recorrido.

El buque con cereales ucranianos sigue viaje al Líbano tras ser inspeccionado

Más contenido en Urgente24:

Viviana Canosa, La Libertad y Los Negocios

Buscando un rol para Alberto Fernández

2023: Candidatos por gestionar bien, ¿En serio?

El PJ y la fiesta de la familia ensamblada

A 70 años de Evita: Las sororas del feminismo deben una muy grande

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario