FOCO Rusia > Ucrania > guerra

FOREIGN AFFAIRS

Rusia en Ucrania: Cómo no invadir una nación

El ataque de Rusia a Ucrania, un caso de estudio de mala estrategia militar, afirman en Foreign Affairs, tal como hace 1 semana Jorge Vigo explicó en Urgente24.

Días atrás, Jorge Vigo, quien fue profesor de Teoría de la Guerra y del Posgrado en Historia de la Guerra, explicó a Urgente24 que la invasión de Rusia a Ucrania demostró que existía una llamativa sobrevaloración de los militares rusos sino que le sorprendió "la mediocridad e incompetencia".

En la relevante revista Foreign Affairs, Frederick W. Kagan y Mason Clark precisamente redactaron un ensayo titulado: "Cómo no invadir una nación", que resulta oportuno reproducirlo porque confirma, en parte, conceptos del profesor Vigo.

Llamativo el fracaso de las invasiones bélicas de superpotencias:

  • Rusia -antes Afganistán y ahora Ucrania aunque tuvo éxito en las intervenciones en Georgia / Osetia y en Siria-; y
  • USA -ha fracasado en Vietnam, en Irak, en Afganistán; en Corea rige un armisticio eterno; según ha señalado Urgente24, sigue sentado sobre los laureles de la 2da. Guerra Mundial. En años recientes, sólo puede festejar la invasión de la isla de Grenada, en 1983; y de Panamá, en 1989, donde gobernaba su ex colaborador de la CIA, Manuel Noriega-.

Pero esto es sólo una disgresión que nada tiene que ver con el profundo análisis de Frederick W. Kagan y Mason Clark.

  • Frederick W. Kagan es investigador y director en American Enterprise Institute del Proyecto de Amenazas Críticas (Critical Threats Project), y
  • Mason Clark es analista senior y lidera el equipo especializado en Rusia del Instituto para el Estudio de la Guerra (Institute for the Study of War).

Un plan malo

Al comienzo de la invasión, las probabilidades favorecían a Rusia para derrotar a las fuerzas armadas ucranianas, apoderarse de la capital de Ucrania y establecer un gobierno prorruso. El ejército ruso superaba cómodamente en número al de Ucrania y su tecnología militar era más avanzada. El PIB de Rusia era casi 10 veces el tamaño de la economía ucraniana, y su población triplicaba la de su vecino. Muchos analistas esperaban que, después de ser conquistados, los ucranianos lanzarían una insurgencia prolongada que podría derrotar a los rusos con el tiempo. Pero pocos creían que Ucrania podría detener la invasión en una guerra convencional.

Y, sin embargo, Ucrania ha aguantado. El asalto de Rusia a Kiev se estancó en 1 mes y fracasó por completo poco después. Moscú no derrocó al gobierno ucraniano y su invasión se detuvo no solo alrededor de Kiev sino también a lo largo de la costa suroeste. Rusia ha retirado sus golpeadas fuerzas de los alrededores de la capital y de grandes franjas del noreste de Ucrania, cubriendo su derrota con afirmaciones de que simplemente estaba reenfocando sus esfuerzos en el Donbás. Las tropas rusas han hecho más progresos en esta región, pero sólo lentamente, y a costa de muchas bajas. La invasión rusa continúa, pero Kiev y otras zonas de Ucrania quedarán libres cuando finalmente termine.

La invasión de Rusia se ha quedado corta por muchas razones. El heroísmo ucraniano y las técnicas de lucha notablemente inteligentes y adaptables son las más importantes. El fracaso de Rusia para prepararse para una resistencia ucraniana seria y, por lo tanto, para desarrollar sistemas de suministro que pudieran soportar un asalto prolongado en el norte de Ucrania es otra. Pero ninguno de estos factores, solos o en conjunto, explican el sorprendente fracaso de Rusia para lograr sus objetivos iniciales.

En cambio, los analistas deben considerar un problema para Rusia que es mucho más fundamental: su plan de invasión en sí mismo fue sorprendentemente malo.

Donbas Map FA.png
El croquies de Foreign Affairs permite entender el ataque múltiple no aconsejable de Rusia a Ucrania.

El croquies de Foreign Affairs permite entender el ataque múltiple no aconsejable de Rusia a Ucrania.

Las campañas militares exitosas suelen seguir varios principios centrales. Los líderes militares deben elegir el objetivo más importante y luego asignar la cantidad correcta y el tipo correcto de fuerzas militares para asegurar su logro. En lugar de tratar de hacer todo a la vez, deben priorizar y secuenciar las operaciones para que lograr este objetivo sea lo más fácil posible. Y deben diseñar campañas para asegurarse de que traerán el poder de combate necesario para ganar la última batalla de la guerra y lograr sus objetivos políticos.

Rusia conoce bien estos principios. De hecho, la exUnión Soviética perfeccionó muchas de ellas a lo largo de décadas, y el ejército ruso postsoviético heredó y desarrolló aún más estas doctrinas para llevar a cabo una guerra mecanizada a gran escala. Pero en Ucrania, incumplió cada uno de ellos. La invasión de Rusia fue extrema y sin prioridades en lugar de secuencial y deliberada. No ajustó sus fuerzas a las tareas y les dio a los defensores de Ucrania formas claras de contraatacar. De hecho, la elección de diseño de Rusia fue tan mala que la invasión probablemente habría fracasado incluso si los arreglos de suministro hubieran sido sólidos.

Rusia aún puede ganar la siguiente fase de la guerra. Su liderazgo militar parece estar aprendiendo de sus problemas logísticos en su nueva campaña en el este de Ucrania. Puede concentrar más fuerzas en un área más pequeña. Sus reservas generales de mano de obra y equipo, aunque sorprendentemente agotadas, siguen siendo mayores que las de Ucrania. Pero el liderazgo militar de Rusia parece no haber redescubierto cómo seguir los principios de diseño de campaña adecuados, un hecho que ya está comprometiendo su ofensiva renovada. Puede volver a conducir al fracaso. Rusia aún puede ganar la siguiente fase de la guerra. Su liderazgo militar parece estar aprendiendo de sus problemas logísticos en su nueva campaña en el este de Ucrania. Puede concentrar más fuerzas en un área más pequeña. Sus reservas generales de mano de obra y equipo, aunque sorprendentemente agotadas, siguen siendo mayores que las de Ucrania. Pero el liderazgo militar de Rusia parece no haber redescubierto cómo seguir los principios de diseño de campaña adecuados, un hecho que ya está comprometiendo su ofensiva renovada. Puede volver a conducir al fracaso.

Todo, en todas partes, y a la vez

El objetivo inicial de Rusia era apoderarse de Kiev y otras ciudades ucranianas importantes, destituir al actual gobierno ucraniano e imponer un nuevo régimen en deuda con Moscú. Entonces, el primer y abrumador objetivo de Rusia debería haber sido tomar la capital, y un plan de campaña sólido que priorizara este objetivo y subordinara las acciones en otros lugares; el colapso del gobierno ucraniano y la destrucción de las fuerzas militares ucranianas que lo defendían, probablemente habrían desquiciado las defensas ucranianas en otros lugares, haciendo mucho más fácil la conquista del este y el sur de Ucrania.

Pero eso no es lo que hizo Rusia. En cambio, a la vez se propuso asegurar el territorio de las regiones de Luhansk y Donetsk, conocidas como 'oblasts', para las 'Repúblicas Populares' de Luhansk y Donetsk controladas por Moscú, y trató de establecer un puente terrestre que conectara el norte de la península de Crimea con la propia Rusia.

Moscú atacó al sur desde Bielorrusia y su propio territorio hacia Kiev, con grandes fuerzas, pero también envió un gran contingente de tropas para apoderarse de la ciudad de Kharkiv (que está a 402,3 Km o 250 millas al este), otra gran fuerza para entrar en el 'oblast' de Luhansk incluso más al este, otra más para apoderarse de Mariupol, y una gran concentración final para tomar Kherson, Mykolaiv y, finalmente, Odessa, todo al mismo tiempo.

En resumen, los rusos cometieron el error de intentar conquistar todo lo que querían en Ucrania simultáneamente.

Las fuerzas rusas habrían atacado en el sur y el este incluso en una campaña bien diseñada, pero con un propósito diferente. Su objetivo debería haber sido atrapar a las fuerzas ucranianas en combates en esas áreas para evitar que se precipitaran hacia Kiev e interfirieran en la batalla decisiva.

Para lograr ese objetivo, los ataques iniciales de Rusia en el sur y el este deberían haber utilizado fuerzas mucho más pequeñas y perseguido objetivos territoriales mucho más limitados de lo que realmente hicieron; hacerlo habría permitido que el ejército ruso concentrara sus mejores tropas y la mayor potencia de combate en la difícil tarea de apoderarse de la capital.

https://twitter.com/descifraguerra/status/1519632520182177794

En cambio, Rusia asignó su principal fuerza blindada, el 1er Ejército de Tanques de la Guardia, que está optimizado para una ofensiva rápida utilizando tanques y vehículos blindados de transporte de personal, para atacar la ciudad oriental de Sumy, a unas 305,7 Km o 190 millas de Kiev.

La conquista de Kiev se confió, entonces, a las tropas del Distrito Militar del Este, que tiene las fuerzas mecanizadas menos entrenadas y peor equipadas.

Rusia aún podría haber tomado Kiev si hubiera podido reforzar el Distrito Militar del Este con buenas tropas. Una campaña bien diseñada (consistente con la teoría y la doctrina militar soviética y rusa) habría mantenido algunas fuerzas en reserva precisamente para ese propósito.

Pero el ejército ruso comprometió todas sus fuerzas disponibles tratando de lograr todos sus objetivos simultáneamente, sin dejar una reserva significativa. Cuando el avance hacia Kiev se atascó, los rusos tuvieron que buscar los refuerzos que pudieran encontrar. Agravaron su error al llevar esos refuerzos poco a poco a la lucha, en lugar de detenerse para unir agrupaciones efectivas, alimentando las fallas tácticas que llevaron a la derrota final de Rusia fuera de la capital.

Las operaciones rusas en otras partes de Ucrania replicaron estos defectos. Las fuerzas del Distrito Militar del Sur en Crimea atacaron a la vez a lo largo de tres ejes divergentes: al oeste hacia Kherson y Mykolaiv, con la intención de continuar hacia Odessa; al este hacia Mariupol; y al norte hacia Zaporizhzhia. Estos ataques no se apoyaron entre sí: grupos separados de tropas ucranianas defendieron Kherson y Mykolaiv, Mariupol y Zaporizhzhia, por lo que los ataques en una dirección no amenazaron a los defensores ucranianos en las otras.

Y dividir las fuerzas de Rusia privó a los tres ejes de la fuerza que necesitaban para lograr realmente sus objetivos. Las tropas rusas tomaron Kherson con relativa rapidez, pero no lograron tomar Mykolaiv ni encontraron otro camino hacia Odessa. La ofensiva hacia Zaporizhzhia se detuvo a unas 60,3 Km o 40 millas al sur de la ciudad. Rusia finalmente se apoderó de la mayor parte de Mariupol, pero solo a un costo terrible. Si el Distrito Militar del Sur se hubiera centrado en cada campaña secuencialmente, podría haber hecho un progreso mucho más rápido y significativo.

https://twitter.com/REjercitos/status/1520108441217421312

Diseñado para fracasar

Después de haber fracasado en el norte y en gran parte del sur, Rusia ha comenzado una nueva fase de la guerra centrada en capturar el este mientras se aferra a las partes del sur de Ucrania y la región de Kharkiv que ya ha tomado.

Moscú ha concentrado sus fuerzas restantes para ataques a lo largo de cuatro ejes principales en Donbas: desde Izyum hacia el sureste; desde el área alrededor de Rubizhne hacia el oeste; de Popasna al oeste; y desde Donetsk al norte. La quinta gran concentración de fuerzas rusas acaba de declarar la victoria en Mariupol, aunque la lucha continúa. Algunas de esas fuerzas ya han comenzado a moverse hacia el norte para unirse a la lucha en el Donbas occidental, mientras que otras intentan terminar de asegurar Mariupol.

Pero hasta ahora, el aparente diseño de esta campaña parece compartir fallas importantes con la operación inicial de Rusia.

Por un lado, nuevamente busca lograr todos los objetivos de Rusia simultáneamente: apoderarse de la totalidad de los oblasts de Donetsk y Lugansk, así como del resto de Mariupol, en una sola campaña en las próximas semanas.

Por otro lado, Rusia está operando a lo largo de múltiples ejes de avance que no se apoyan mutuamente. Grupos separados de fuerzas ucranianas se defienden contra cada eje, y los ataques rusos están demasiado separados para que cualquier combinación de ellos amenace a las mismas tropas ucranianas (al menos por ahora).

Finalmente, los rusos están dedicando todas las fuerzas disponibles a la lucha desde el principio. No parecen estar reteniendo reservas móviles para reforzar los avances que se estancan.

Esta campaña rusa tiene importantes ventajas sobre la invasión inicial. Está ocurriendo en un área más pequeña, una que le permite a Rusia luchar contra una parte del ejército de Ucrania en lugar de distribuir sus fuerzas contra la totalidad de las fuerzas armadas ucranianas. Esta campaña rusa tiene importantes ventajas sobre la invasión inicial. Está ocurriendo en un área más pequeña, una que le permite a Rusia luchar contra una parte del ejército de Ucrania en lugar de distribuir sus fuerzas contra la totalidad de las fuerzas armadas ucranianas.

Los 4 ejes principales de avance también están aproximadamente a lo largo del radio de un semicírculo que se extiende desde Izyum hasta Donetsk, lo que significa que si las fuerzas rusas pueden avanzar lo suficientemente rápido, sus ataques se volverán complementarios a medida que convergen.

Pero no está claro si el ejército ruso ve estas ventajas, si busca usarlas o si puede.

https://twitter.com/REjercitos/status/1520105305228681217
https://twitter.com/REjercitos/status/1520103012064243718

El camino natural para las fuerzas rusas que buscan rodear a las tropas ucranianas en el bolsillo alrededor de Popasna, Rubizhne y Severodonetsk sería avanzar desde Izyum sureste hacia Slovyansk, y desde el área alrededor de Debaltseve ocupada por Rusia al noroeste a lo largo de la misma carretera a Slovyansk.

Pero, aunque las fuerzas rusas alrededor de Izyum han estado tratando de conducir hacia Slovyansk, extrañamente han comenzado a empujar hacia el oeste, alejándose del resto de las fuerzas rusas que operan en el Donbas en lugar de hacia ellas.

En el arco sur del semicírculo, Rusia hasta ahora no ha buscado conducir hacia el noreste desde Debaltseve, posiblemente debido al terreno difícil y los obstinados defensores ucranianos, y en su lugar ha lanzado un ataque desde Donetsk al norte a través de Avdiivka. Esta ruta es superficialmente más atractiva que las rutas más cercanas a Debaltseve porque conduce a través de un campo más abierto. Pero está a unas 30 millas al oeste de la carretera Slovyansk-Debaltseve, y podría requerir que las fuerzas rusas crucen de 50 a 100 millas de los defensores ucranianos sin el apoyo de otros ataques rusos.

En última instancia, estos errores pueden no ser decisivos. La estrategia no lo es todo, y la fuerza real y el poder de combate de las fuerzas rusas pueden importar más que la geometría de los avances planificados. En última instancia, estos errores pueden no ser decisivos. La estrategia no lo es todo, y la fuerza real y el poder de combate de las fuerzas rusas pueden importar más que la geometría de los avances planificados.

Por el contrario, Rusia podría corregir estos errores en la planificación de su campaña y aún así quedarse corta: el hecho de que los rusos estén tratando de remediar sus fallas logísticas críticas, por ejemplo, no significa que lo lograrán. Hay muchos otros factores que también ayudarán a dar forma al resultado, incluido el flujo de equipos occidentales a Ucrania y la capacidad de los exhaustos defensores del país para seguir resistiendo los avances rusos.

Pero por ahora, el plan de campaña ruso actual se asemeja al plan de invasión inicial en un microcosmos, y probablemente sufrirá muchos problemas similares. Sugiere que los rusos realmente han olvidado todo lo que ellos y sus predecesores soviéticos sabían sobre cómo luchar en la guerra mecanizada a gran escala. Y significa que, a pesar de ser superados en armas, los ucranianos tienen una oportunidad real.

-------------------------

Más contenido en Urgente24

Ya son dos las provincias que decretaron asueto el 2 de mayo

Jonatan Viale no supera lo de Milei y habla como candidato

Sin gestión y sin PBA, fustigaron a Victoria Tolosa Paz en TV

Flybondi contraataca a JetSmart con pasajes a precio ganga

Por escritorio, Chile dejaría afuera a Ecuador de Qatar 2022

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario