Política

IMAGEN

Larreta y Schiaretti encabezan en la tierra anti K, mientras que Macri pierde peso

El estudio de imagen de la consultora Zuban Córdoba y Asociados correspondiente a mayo posicionó al gobernador y al jefe de Gobierno porteño como los líderes en la consideración de los encuestados. Además, Córdoba se considera “anti k” y no macrista, luego de que el ex mandatario considerase esos votos como propios. Por otro lado, el kirchnerismo ubicó la dupla Caserio-Riutort como tercera fuerza y divide aguas en el PJ cordobés.

CÓRDOBA. El paso de una mayo agitado ya comenzó a arrojar números para los dirigentes que debieron tomar acción en el escenario público, tanto en lo que respecta a la pandemia como así también a las futuras elecciones legislativas. En ese orden, la consultora cordobesa Zuban Córdoba y Asociados llevó adelante un amplio estudio de imagen, tanto de los principales referentes de la política como sobre los temas de la agenda en Córdoba, arrojando datos interesantes en varios rubros. 

En primer lugar, se destaca el estudio de imagen realizado tanto a referentes nacionales como provinciales. A nivel país, la encuesta realizada en Córdoba posicionó a Horacio Rodríguez Larreta como el dirigente con mayor imagen positiva (58,6%) superando ampliamente a su compañero de espacio Mauricio Macri (39,8%), quien tuvo dos pasos por la provincia en este mes, mostrando sus dos caras (uno en versión conservadora y otro en postura de batalla con propios y extraños).

El kirchnerismo cerró la fila de “medidos” con Alberto Fernández y una imagen positiva del 34,5% y la irreversible mala imagen de Cristina Kirchner en Córdoba con un 71% de imagen negativa. De esta forma, el estudio reafirmó en mayo un fuerte sentimiento anti kirchnerista en Córdoba, del cual Larreta se benefició. 

Zuban

Estos resultados acarrean cierta lógica si se tiene en cuenta la fuerte influencia que estos dirigentes tuvieron en la provincia en los últimos días. Entre las restricciones y las visitas políticas fue que el contacto con los cordobeses se “estrechó”. 

El plano provincial también tuvo a un claro ganador: Juan Schiaretti. El gobernador cordobés acumuló en mayo un balance positivo de imagen de un 63,4%. Así, se sostuvo como el representante de mejor proyección. 

Un dato no menor es que el intendente cordobés y protegido de Schiaretti, Martín Llaryora acompañó a su padrino político en el podio, secundando con un 50,4% de imagen positiva. Quien cerró la fila de más considerados fue Mario Negri, con un 48,6% de positividad.

El schiarettismo sostuvo su liderazgo, en un mes que encontró a su líder fuera de las canchas debido a una cirugía que lo marginó por 20 días. El ‘Gringo’ se estaría incorporando hoy (31/5) a la administración pública, mismo día en el que se flexibiliza el confinamiento en Córdoba. 

En cuanto a la incipiente reconstrucción kirchnerista, el único representante medido fue el senador Carlos Caserio, cuya figura se manifestó desconocida en buena parte de los encuestados (36,7%). Otra vez, la lógica se impuso en un escenario de reconstrucción del espacio en Córdoba. 

Además de los estudios de rigor sobre la imagen de cada uno de los actores políticos que influyen sobre Córdoba, la consultora llevó adelante mediciones sobre ciertos temas que formaron la agenda en mayo. Los temas que más preocuparon a los cordobeses, muchas veces por fuera de la agenda política, fueron la inseguridad (25,1%), la desocupación (15,6%) y la suba de tarifas (11,6%). 

Dentro de la agenda de mayo, la pandemia fue uno de los tópicos más tratados en Córdoba, debido a la escalada de casos que tiene al sistema sanitario al borde del colapso. Respecto a ello, Zuban Córdoba pregunto a los encuestados como creen que el Gobierno cordobés está manejando la pandemia, y el resultado fue negativo para la gestión schiarettista: el 53,4% dijo que la situación está siendo mal manejada.

A pesar de ello, el gobernador no cayó considerablemente en imagen, algo que se puede atribuir a su ausencia pública por razones de salud. Justo en su salida de escena fue que Córdoba destapó la olla de casos y camas ocupadas que la pusieron a tono con la situación país. 

Otra de las movidas temáticas más grandes fue la llegada del ex presidente Macri a la provincia. Tras su paso dejó varios conflictos abiertos y señales de rumbo confusas dentro de Juntos por el Cambio, que también obtuvieron su revés entre el público.

Esto puso en foco su importancia en la provincia y ciertas conjeturas que el líder del PRO toma como seguras, pero no lo son tanto. Sin dudas sus palabras para con el radicalismo fueron las que más controversia generaron, como así también su acercamiento a la gestión schiarettista. 

A partir de ello, la consultora puso en juicio el camino que debe seguir la UCR cordobesa y el público sostuvo que la alianza es el camino (49,5%). Sin embargo, esa sociedad no debería ser necesariamente con el PRO (15,1%). 

La mayor parte del arco oficialista (tanto kirchnerismo como schiarettismo) sostuvo que el radicalismo debería enfrentar el próximo tramo político sólo, a razón de ser competición. Esto, naturalmente se debe a que ante una mayor división, las arcas de votos del PJ incrementarían su valor. 

Otra línea de discordia que presentó la actitud de Macri en Córdoba fue respecto a la pertenencia del sentimiento opositor que la provincia encarna en su mayoría. Para el ex mandatario, los votos anti kirchneristas de Córdoba le pertenecen. 

Sin embargo, el público se expresó contrario a esa idea. Un 55,5% de los encuestados piensan que los votos opositores de Córdoba no le pertenecen a Macri, y casi el 80% se animó a afirmar que Córdoba es más antikirchnerista que macrista. Es más, el 52,2% de los mismos sostuvo que Córdoba es más radical que macrista, por lo que una eventual ruptura del PRO con la UCR en Córdoba podría ser una mala jugada por parte del ex presidente. 

Zuban 2

Esto, sumado a la pérdida de imagen que el ex titular de Boca Juniors tuvo en los últimos años en la provincia de sus amores electorales, implicaría que Córdoba ya no ve en Macri el mismo faro que supo representar en 2015. Además, la presentación de Gustavo Santos, que también irritó a todos dentro de la coalición, abrió el debate sobre las paso y la selección de candidatos. 

Los cordobeses encuestados opinaron, en su mayoría, que los representantes de JxC deben ser elegidos vía PASO (66,3%). Y rechazaron el “dedazo” del referente PRO (55,5%).

Ya adentrado en la temática de las elecciones legislativas, el estudio de Zuban reafirmó la tendencia antikirchnerista que Córdoba tiene desde hace mucho tiempo. Más del 60% de los encuestados dijeron estar dispuestos a votar candidatos opositores a la gestión de Alberto Fernández. 

El dato interesante es la divisoria prácticamente idéntica en porcentaje que comparten el kirchnerismo (18,6%) y el schiarettismo (17,8%). Para el espacio del Frente de Todos es un anhelo poder sumar a los peronistas seguidores de Schiaretti. 

El problema es que ese 17,8% son votos compartidos con la ola anti “K”. Por lo que el acuerdo nunca fue fácil de lograr, y de hecho hoy está lejos. 

En cuanto a especulaciones de posibles fórmulas, la que mejor resultado obtuvo para Juntos por el Cambio fue la combinación Mario Negri-Ramón Mestre, con un 36,8%. Para el Frente de Todos la tentativa Carlos Caserio- Olga Riutort obtuvo un para nada despreciable 20,6%, mientras que el PJ cordobés representado hipotéticamente por la fórmula Alejandra Vigo- Natalia De La Sota fue del 18,8%

Zuban

De esta manera, hubo ciertas tendencias que se reafirmaron, y otras que se rompieron, sobre todo en lo que respecta a Mauricio Macri. Sin dudas su paso por la provincia cambió su imagen, como la escalada de casos lo hizo con el espacio de Hacemos por Córdoba, que lucha contra el crecimiento del Frente de Todos que busca cooptar sus votos. 
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario