Salud

CIRUGÍA

Quiste renal: la afección que llevó a Schiaretti al quirófano

El mandatario cordobés fue intervenido durante el mediodía de hoy (11/5) en una clínica privada de Córdoba, por un quiste renal “complejo” que le fue detectado durante un chequeo de rutina. De qué se trata este problema de salud que afecta frecuentemente más a los hombres que a las mujeres.

Según los funcionarios, la intervención quirúrgica a la cual Schiaretti debió someterse se trata de algo casi “rutinario”. Sin embargo, la inesperada rapidez con la que se anunció la programación de la cirugía llamó la atención de propios y extraños, ya que el gobernador es constantemente monitoreado por su equipo de salud, en especial desde la llegada de la pandemia (tiene 71 años y es paciente cardíaco). 

Esto condujo a pensar que se trataba de algo que revestía cierta urgencia de ser realizado. Además, la utilización del adjetivo “complejo” en el anuncio realizado por medios oficiales también fue otro factor de alarma.

Ahora bien, los quistes renales son en realidad una afección relativamente común, aunque “cada caso es un mundo”. En concreto, un quiste renal es una protuberancia irregular que se genera en el riñón, tanto dentro del mismo como en sus extremos. 

Estas protuberancias pueden tener diversos orígenes y afectan al aparato renal de diferentes maneras. La causa más reconocida para la formación de estos quistes es la debilitación de la capa superficial del riñón (principalmente por la edad), lo que genera un divertículo que se llena de líquido y se desprende, formando el quiste. 

También hay otros orígenes como hereditarios o propios de enfermedades "poliquisticas". En el caso de Schiaretti se trataría de una cuestión etaria, aunque se desconocen mayores precisiones de su diagnóstico. 

La naturaleza de los quistes renales puede ser simple (benigna) o compleja (posiblemente maligna). En el caso de los simples, generalmente se trata de formaciones benignas, que pueden o no causar dolor o complicaciones a nivel funcional, y que, en su mayoría, no tienen necesidad de ser removidos.

Por otro lado, los quistes complejos, como el caso del gobernador cordobés, son formaciones que atraen sospechas de cáncer de riñón debido a sus características. En esos casos, las protuberancias suelen ser irregulares, dolorosas y afectan con frecuencia el funcionamiento del riñón, por lo que la cirugía es un procedimiento frecuentemente indicado. 

La extracción de este tipo de quistes no solo permite mejorar el funcionamiento del riñón, sino también es la única forma de diagnosticar su naturaleza (benigno o maligno). En el caso de Schiaretti, el quiste es uno a priori “complejo” porque la formación tiene una consistencia en principio sólida por fuera, pero líquida por dentro. 

Eso puede provocar infecciones, roturas o incluso obstrucciones urinarias. Todo ello es especialmente peligroso si se considera que el gobernador cordobés es un un paciente cardíaco con cuatro stents, y probablemente anticoagulado. 

Por ende, el procedimiento realizado al gobernador de Córdoba resulta dentro de los parámetros de tratamiento de un quiste “complejo”, el cual se deberá determinar su naturaleza una vez que esté a disposición. En cuanto a la cirugía en sí, se informó que se realizó una videolaparoscopía, por la cual se introducen cámaras y herramientas que permiten realizar la extracción sin hacer mayores incisiones. 

Según el Sanatorio Allende, lugar donde finalmente se llevó a cabo el procedimiento, Schiaretti deberá permanecer internado de dos a tres días, para luego llevar a cabo una recuperación ambulatoria. Por ello, previo al proceso, el gobernador firmó su traspaso al vicegobernador Manuel Calvo, quien está en estos momentos al mando de la provincia. 

Cabe destacar que la cirugía sobre el gobernador cordobés fue llevada a cabo con éxito, según informó el director médico del Sanatorio Allende, René Vandersande.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario