MUNDO San Francisco > alquileres > Argentina

TOMÁ NOTA, ARGENTINA

San Francisco, la ciudad de los alquileres baratos

Este noviembre, una suba del 73.13% en el precio de los alquileres, martiriza al ciudadano común de Argentina. Pero ello no estaría sucediendo en San Francisco, en donde los alquileres cayeron un 2% con respecto a agosto. Te contamos por qué.

Una álgida suba del 73.13% en los alquileres, impacta este noviembre en el bolsillo del argentino de clase media que no cuenta con un patrimonio acaudalado para convertirse en propietario de un inmueble valuado en dólares y quien vive de “rebusque” para llegar a fin de mes, viendo ofertas en el supermercado y consumiendo menos carne.

En Argentina, un contrato de alquiler que cerró a $ 50.000 durante el mes pasado, se actualizó en noviembre a $86.563 (16/11/22) como respuesta al escenario inflacionario acumulado de unos 76, 6 %. Aunque no queda más remedio que transitar esta crisis económica y prenderle una velita al ministro de economía, podemos mirar al Norte, a un estado como San Francisco donde misteriosamente han caído sus precios de alquileres a un 2% menos con respecto a agosto.

Para ilustrar ello, el costo real de alquiler de un departamento en San José, California, y la zona de su bahía, ronda los US$ 2240, mientras que en la ciudad de San Francisco, la península y el este de la bahía, el alquiler promedio es de US$ 1,932. En relación a ello, una ciudadana estadounidense de treinta y tres años llamada Lindsey Bourne, consiguió una buena oferta de unos $2,200 por mes para arrendar un departamento del lado este de la bahía de San Francisco, en Oakland:

He duplicado mis pies cuadrados y esta casa tiene mejor luz. Obtuve lo que quería por un precio muy por debajo de mi rango de precios y no tuve que apresurarme He duplicado mis pies cuadrados y esta casa tiene mejor luz. Obtuve lo que quería por un precio muy por debajo de mi rango de precios y no tuve que apresurarme

image.png

La caída de los precios de alquileres en San Francisco, se debe a que un gran conglomerado de inquilinos huyó en plena pandemia hacia suburbios y otras áreas más baratas, disminuyendo un 20% el precio dada la falta de demanda habitacional, a principios del 2020. Los ex inquilinos pudieron decidir donde residir, producto de estar en empleos con modalidad remota que no requerían presencialidad ni residir cercanamente, así lo reveló Chris Salviati, economista senior de Apartment List de Mercury News

“Muchos de los trabajadores de la tecnología que se mudaron de San Francisco cuando golpeó la pandemia para encontrar lugares más baratos para vivir simplemente no se han mudado nuevamente”, dijo Patrick Carlisle, jefe de investigación de Compass, un agente inmobiliario, y agregó que “existe una creciente preocupación por el crimen y la falta de vivienda, especialmente en aquellas áreas donde se agrupaban las oficinas de alta tecnología, pero ahora permanecen en su mayoría vacías”.

A pesar del aumento de precios y el costo de vida de los estadounidenses por una inflación acumulada anual (2022) de 6,9 % -irrisorio comparado con el de Argentina-, los alquileres no volvieron a costar lo que valían antes de la pandemia debido a que se redujo la demanda, así lo reveló The Finacial Times.

Caso contrario es el de Nueva York: los alquileres subieron un 20,4%, y tienen una mayor demanda durante el segundo trimestre del 2022, así lo indicó el portal inmobiliario StreetEasy.com. Previo al confinamiento por Covid 19, los precios de arrendamientos en San Francisco superaban con creces a la ciudad de la Manzana de las Luces.

image.png
El alcalde de Nueva York, Eric Adams.

El alcalde de Nueva York, Eric Adams.

Dicha metrópoli más cara de los Estados Unidos tiene un plan estatal de ayuda habitacional llamado Suplemento para la prevención del desalojo de familias y la falta de vivienda (FHEPS) que destina un monto de entre US$2,179 y $3,940, directo a la mano del propietario, cuyo valor varía según la cantidad de miembros de la familia y la necesidad de ambientes, teniendo una duración máxima de cinco años.

Los beneficiarios del FHEPS tienen que estar desalojados o haber perdido sus viviendas debido a la violencia doméstica, a problemas de salud o seguridad, o recibir asistencia financiera a título de personas con bajos recursos, conocida como Cash Assistance (CA), o quienes cobren anualmente una cifra inferior al 200 % del límite federal de pobreza (alrededor de US$55,500 anual para una familia tipo).

El alcalde nuevayorquino Eric Adams sostuvo que solicitaría que los propietarios de los vecindarios más top y caros de Nueva York, admitan a los beneficiarios del Suplemento para la prevención del desalojo de familias y la falta de vivienda (FHEPS), que representan solo el 20% de los arrendatarios en dichas zonas residenciales de élite. Esta nueva iniciativa permitirá a los beneficiarios de CityFHEPS usar los vales para departamentos más costosos e incluso permitirá que más personas califiquen para dicho plan asistencialista, tal como adultos solteros que perciban solo un salario mínimo o familias que trabajen únicamente 14 horas semanales.

Más contenido en Urgente 24:

¿Se queda o se va? Alfredo Leuco definió su futuro en LN+

Cómo entrar a Cuevana y ver películas o series para Smart TV

Lionel Scaloni sorprendió a todos: Quién sería el reemplazante de Lo Celso

La caída de Cuevana: Sucedió otra vez

Cuándo terminan las clases en CABA y provincia 2022