ACTUALIDAD Córdoba > Narcotest > Juntos por el Cambio

POLÉMICA

En Córdoba hay presión para realizar narcotest a candidatos

En Córdoba se comenzó a discutir fuertemente la posibilidad de realizar narcotest a los candidatos a intendente. ¿Maniobra de campaña o política pública?

Y si bien las condiciones del “campo de batalla” parecen perjudicar seriamente al oficialismo ya que la seguridad es la materia más floja de todas las que debió revalidar el peronismo en más de 23 años, la oposición no saldría completamente limpia del asunto. De hecho, podría mancharse aún peor en caso de que algunos rumores se confirmen.

A sabiendas de la desventaja con la que corre el Gobierno provincial en cuanto a la agenda propuesta con la inseguridad como tema top, el intendente de Córdoba y candidato a gobernador Martín Llaryora ya tiene un as bajo la manga para mostrar en caso de que el partido se complique. Esto implica el narcotest a funcionarios que viene impulsando él y su espacio hace algunas semanas.

El narcotráfico tal vez sea uno de los motores de la inseguridad en Argentina. Córdoba, claro, no es la excepción a pesar de estar aún lejos de la situación que se vive en la ciudad gemela de Rosario.

Dentro de ese mar de problemas que representa el tráfico ilegal de drogas, Llaryora pareció haber encontrado un punto para anclar la campaña a su favor. “Es un proyecto que me parece muy importante, porque puede ser una ayuda en la lucha contra el narcotráfico”, destacó esta mañana el candidato en el Concejo Deliberante cordobés.

Martín Llaryora 4P.jpg
Córdoba va por el narcotest (Martín Llaryora). 

Córdoba va por el narcotest (Martín Llaryora).

En concreto, el peronismo viene impulsando la posibilidad de reglamentar la necesidad de hacer un narcotest a todos aquellos que se conviertan en funcionarios públicos de la Municipalidad de Córdoba, y así poder cortar de raíz la presencia narco en ese nivel del Estado. Según el oficialismo, la drogadicción de un funcionario representan líneas de conexión indeseadas entre quienes rompen la ley y quienes deben hacerla cumplir.

“Me parece fundamental que los funcionarios que deben pensar la seguridad, que deben coordinar con la Policía, que deben diseñar políticas contra el narcotráfico, no tengan problemas de consumo, porque si están en el consumo de cocaína, tienen que ir a comprarle a un narcodelincuente”, indicó Llaryora. Claro, desde la oposición leen la movida como un acto de “campaña sucia”.

El pedido de Martín Llaryora para la normativa municipal coincide con un momento de la campaña donde Juntos por el Cambio todavía no definió quién será el candidato a intendente. Ello a diferencia del oficialismo, quien ya puso al viceintendente Daniel Passerini como candidato.

Los rumores de consumo por parte de ciertos dirigentes opositores alimentaron la idea de que podría tratarse de una medida electoral, más que de una política sanitaria. No obstante, los rumores respecto a la potencial adicción de dirigentes opositores nunca fueron más allá de un mito urbano en Córdoba.

“Esto no significa una estigmatización de nadie. Aquel que consume está transitando una enfermedad y debe tratarse. Como Municipalidad hemos hechos dos centros de acompañamiento y rehabilitación, los primeros que hizo el municipio para ayudar a los adictos a salir de ese infierno. Ahora bien, los propios funcionarios no pueden estar en un proceso de consumo de drogas ilegales”, explicó Llaryora, intentando desmarcarse de la presunta “campaña sucia”.

Más contenido en Urgente24:

Reapareció Cristina Kirchner (para desmentir a Clarín)

Tras rumor de renuncia de Sergio Massa, Alberto reaccionó

Ezeiza: Las aerolíneas que se mudan a la nueva terminal

FUENTE: Urgente 24