ACTUALIDAD Córdoba > Mario Negri > Rodrigo De Loredo

TIEMPO

Debate en JXC: ¿Puede, Córdoba, nacionalizar el resultado?

En tiempo de convulsión política, la UCR transita una fuerte interna con dirigentes que intentan nacionalizar sus triunfos provinciales. Córdoba es un caso.

CÓRDOBA. Sin dudas, la UCR (Unión Cívica Radical) ha encarado un tiempo de recambio hace un tiempo a esta parte y las últimas elecciones 2021 han sido la prueba más fiel de ello. Con nuevos dirigentes, más jóvenes, frescos y faltos de cargo y culpa en gestiones fracasadas, la nómina del partido centenario se amplió considerablemente tras años de estancamiento en busca de recobrar el protagonismo perdido en sendas derrotas a manos del peronismo a lo largo de la historia democrática.

Facundo Manes, Martín Lousteau (en menor medida) o Rodrigo De Loredo (Córdoba) son ejemplos de una nueva generación en la UCR que ya plantea la necesidad de tomar el liderazgo opositor y emplearse en la aventura de retomar los destinos de una Argentina devastada desde muchos puntos de vista por toda la política. Y así como llega gente nueva, también quedará atrás otra.

En esa posición parece encontrarse el tradicional dirigente del radicalismo del interior, Mario Negri. El entrerriano, adoptivo de Córdoba, parece haber perdido mucho terreno en materia política en un 2021 que lo encontró en un papel secundario o de reparto por donde se lo mire.

En primer lugar, debió revalidar su liderazgo en la UCR cordobesa, precisamente frente a Rodrigo De Loredo. Esto no fue tarea fácil ya que, a pesar de que se quedó con la conducción del partido, tuvo que luchar fuertemente contra una lista que planteó la necesidad de sustituirlo.

Con décadas al frente de la tarea legislativa, Mario Negri fue responsabilizado por los fracasos electorales y cuestionado por ser un contribuyente pasivo de la situación política y social actual durante la campaña interna. Desde ahí, un dirigente robusto desde lo político comenzó a demostrar flaqueza al no poder “alinear los patos” (Rodrigo De Loredo, por ejemplo) detrás suyo.

Mario Negri
Mario Negri, en tiempo de descuento político en la UCR.

Mario Negri, en tiempo de descuento político en la UCR.

La segunda secuencia que puso a Mario Negri en un segundo plano fueron las PASO 2021. Allí, el radical amagó con demostrar entereza en el armado y logró quedarse con la lista principal de Juntos por el Cambio en Córdoba, que contaba con el apoyo de Mauricio Macri y los principales dirigentes nacionales de la oposición.

Pero esto no fue más que un espejismo ya que con todo el aparato electoral de Macri a su favor, Mario Negri terminó sufriendo un batacazo en manos de Luis Juez y su compañero radical, Rodrigo De Loredo. Estos últimos se quedaron con la lista oficial, dejando muy por detrás a Negri y Gustavo Santos, en una muestra de hartazgo electoral sobre los mismos nombres de siempre.

Con ese gran golpe sufrido frente a sus compañeros de coalición, Mario Negri decidió limitarse a cumplir con el pacto con sus socios y acompañó desde las sombras a una lista con la que no se sintió identificado (al menos no con Rodrigo De Loredo). Cabe destacar que aquí, Mario Negri demostró su vocación partidaria ya que podría haber pretendido más protagonismo del que se limitó a pretender para no afectar el resultado de la coalición.

Y el tercer acto fue la reválida que debió hacer de su figura de presidente del interbloque de la UCR en Diputados. Cuestionado desde el último lugar que le quedaba, Negri pudo ratificar su liderazgo contando voto por voto, algo que no pasaba hace varios años.

El mismo Rodrigo De Loredo fue uno de los que lo puso en cuestión, e incluso amenazó con partir el bloque tras su asunción como diputado. Aquí el entrerriano parece haber salido con la suya, pero con lo justo frente a un Rodrigo De Loredo que parece ir tras él.

“Estoy orgulloso de que un grupo mayoritario de diputados del bloque UCR me pidiera que continúe en la presidencia de la bancada. Esta ha sido una decisión colectiva, no personal. Para mí es un honor enorme, que espero retribuir con compromiso y trabajo denodado como hasta ahora y aún más”, expresó el diputado de Juntos por el Cambio al respecto.

Toda esta concatenación de eventos políticos pusieron a Mario Negri en un lugar de retracción indefectible. El experimentado legislador parece estar perdiendo el liderazgo, aunque no así el protagonismo ya que se demuestra dispuesto a discutir su poder con quien se interponga, algo que le puede dar más vida política de cara al futuro.

Lo que es incuestionable es que el tiempo pasa para todos, y las señales de recambio radical son claras. Habrá que ver si Mario Negri es capaz de readaptarse, o termina cediendo su obra a las nuevas generaciones (y oncretamente a Rodrigo De Loredo) sin ánimo de acompañarlas.

https://twitter.com/marioraulnegri/status/1465676184654520329

El punto es que, según pudo saber Urgente24, le está costando a De Loredo encontrar apoyo para hacerle frente al PRO y a otros sectores del radicalismo de otras provincias. El debate está abierto pero las especulaciones por estas horas es que no habrían cambios en la Presidencia del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados.

FUENTE: Urgente 24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario