MUNDO George Santos > tarjetas > Julio Rigau

'LIED TO USA'

George Santos, el "Chocolate" yankee: Usó tarjetas de republicanos

El congresista por Nueva York, el republicano George Santos, imputado por suplantar identidades de donantes y sus tarjetas de crédito, que aún sigue en su banca

Un escándalo de corrupción en el Congreso de los Estados Unidos, semejante al caso argentino de ‘Chocolate Arrigau’ –el puntero del Pj que sacaba efectivo de 48 tarjetas– desmoronó la imagen de supuesta Nación inmaculada. George Santos, el parlamentario republicano por Nueva York, ha sido imputado formalmente este martes (10/11) por robar identidades y utilizar tarjetas de crédito de sus votantes para gastar miles de dólares, engañando así al Partido Republicano.

Santos, congresista por el tercer distrito de NY, de 35 años, hijo de inmigrantes brasileños y quien abiertamente reveló ser homosexual, ha sido acusado de 10 nuevos cargos federales (que se suman a otros 13 en los que se autodeclaró inocente) relacionados a delitos de conspiración, declaraciones falsas, falsificación de registros, robo de identidad agravado y fraude con tarjetas de crédito.

image.png
El representante George Santos (RN.Y.) habla con los periodistas frente al Capitolio.

El representante George Santos (RN.Y.) habla con los periodistas frente al Capitolio.

Estas nuevas imputaciones acontecen a poco de que Nancy Marks, tesorera de la campaña de Santos, se declarara culpable ante un juez de Long Island de conspiración para fraude y estar implicada en el entramado de robo de identidad/lavado que la conecta con este congresista republicano.

Nancy Marks admitió ante la Justicia estadounidense que ella conspiró con Santos para informar falsamente de un préstamo para la campaña (de 500.000 dólares) en pos de ayudarlo a “calificar” –en ese entonces candidato– para un programa de asistencia del Partido Republicano.

Recordemos que en mayo pasado, Santos fue imputado por supuestamente defraudar a sus donantes/votantes, usar el dinero en beneficio personal y reclamar indebidamente prestaciones por desempleo.

También se lo imputó en siete cargos por presunto fraude electrónico, tres cargos por supuesto lavado de dinero, un cargo por robo de fondos públicos y dos cargos por falso testimonio ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FUnionCrusaderX%2Fstatus%2F1712047671903433104&partner=&hide_thread=false

En términos de la oficina judicial de Long Island que lleva adelante el caso, la tesorera y Santos ejecutaron una maniobra fraudulenta para llegar a los umbrales necesarios para calificar para el respaldo del comité nacional del Partido Republicano, así alega la imputación.

Sin embargo, el parlamentario Santos se declaró inocente y aseguró que esto se trataba de una “Caza de Brujas”, haciendo uso de la misma oratoria del expresidente Donald Trump. Santos debió pagar una fianza para ser liberado.

La imputación formal de Santos sugiere que entre diciembre de 2021 y agosto de 2022, supuestamente robó la identidad personal y la información financiera de algunos de sus donantes de campaña.

Luego cargó las tarjetas de crédito de los donantes (sin permiso de ellos) y así acumuló miles de dólares. Al menos $44,800 cargó también a la tarjeta de crédito de un donante desconocido, según el fiscal federal Breon Peace.

Santos infló falsamente los ingresos reportados por la campaña con préstamos y contribuciones inexistentes que fueron inventados o robados… Santos infló falsamente los ingresos reportados por la campaña con préstamos y contribuciones inexistentes que fueron inventados o robados…

Santos.pdf

La acusación que recae en Santos sugiere que en el 2021, una donante le envió un mensaje de texto -para contribuir en su campaña- y allí le compartió información de dos tarjetas de crédito. Santos después cargó esas tarjetas para ayudarse en su campaña y a los comités políticos afiliados, sin el conocimiento del donante.

Es más, Santos movió US$12.000 a su cuenta bancaria y declaró falsamente que era dinero donado por familiares, según la imputación.

La oficina judicial del distrito de Long Island señala que Santos podría haber conspirado para engañar a la Comisión Federal de Elecciones (FEC), al Partido Republicano y a sus votantes, con sobreprecios en informes de gastos de campaña, cargos por los cuales la tesorera Mark ya se declaró culpable la semana pasada.

Tanto la tesorera como Santos están imputados por falso testimonio tras declarar que al menos 10 miembros de sus familias habían hecho grandes contribuciones a la campaña y que él había financiado con sus propios dólares a la campaña.

El republicano de ascendencia brasilera ahora es vapuleado por el ala más radical de su partido y hasta por sus propios votantes, sobre todo luego de una investigación de New York Times que develó que la mayoría de sus declaraciones sobre su biografía y carrera son puras mentiras.

image.png

Santos afirmaba que era graduado del Baruch College de Nueva York, que tuvo éxito en Wall Street, que trabajó en Goldman Sachs y Citigroup, que era dueño de 13 inmuebles, que su madre era una trabajadora de las Torres Gemelas que ‘zafó’ en el atentado y que sus abuelos sobrevivieron al Holocausto.

Pero en diciembre del año pasado The New York Times lo catalogó de “mitómano” al revelar que habría inventado su historia de vida y currículum. El medio informó que no se había graduado de esa universidad, ni trabajó en compañías financieras de renombres y que además había sido imputado en Brasil por fraude con cheques.

Asimismo, Santos había dicho en una entrevista que el nombre judío histórico de la familia de su madre era "Zabrovsky" pero los genealogistas de CNN no encontraron evidencia de alguna herencia judía en su árbol.

Más contenido en Urgente24:

Aerolíneas Argentinas recibió nuevo avión "ancho"

Las otras Cataratas de Misiones que muy pocos conocen

La nueva y exitosa película argentina que arrasa Hollywood

Jubilados: Cómo comprar pasajes con descuento para Argentina