MUNDO Crimea > Ucrania > Rusia

HISTORIA Y NECESIDADES

¿Crimea por Donbas? Erdogan pide a Putin devolver península

Recep Tayyip Erdogan, mediador entre Rusia y Ucrania, le solicitó a Vladimir Putin la devolución de Crimea no del Donbas.

En el plan de paz de Recep Tayyip Erdogan, luego de dialogar con Vladimir Putin en Sochi, y con Volodymyr Zelensky en Kiev, aparece el pedido del jefe de Türkiye a Rusia que devuelva Crimea a Ucrania.

Turquía considera a Crimea parte del territorio ucraniano, y la transferencia de la península a la jurisdicción de Kiev es una condición necesaria para la firma de cualquier acuerdo entre Rusia y Ucrania, dijo el representante del presidente turco, Ibrahim Kalyn.

El día anterior, el líder turco Erdogan dijo que Crimea, de acuerdo con el derecho internacional, debería regresar a Ucrania.

Nadie habló de Donbas. Por eso no faltan especulaciones acerca de si Crimea a Ucrania y Donbas a Rusia sería una solución posible a los ojos de Erdogan.

Tampoco se mencionó a Kherson. Es cierto que todo esto ocurrió en el marco de una plataforma convocada por Zelensky puntualmente por Crimea.

Kalyn señaló que la visión de Turquía sobre la propiedad de la península no ha cambiado desde 2014, cuando Crimea se convirtió en parte de Rusia como resultado de un referéndum.

Ankara, según él, no reconoce la transferencia de la península como parte de la Federación Rusa.

“La posición de Turquía sobre este tema no ha cambiado desde 2014. Crimea es parte de Ucrania, esta debería ser la base de cualquier acuerdo”, dijo Kalyn en una entrevista con CNN.

El 23/08, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, durante su discurso en la cumbre de la Plataforma de Crimea, dijo que la preservación de la integridad territorial de Ucrania es importante para la estabilidad regional y global, y que buscará una pronta conclusión de paz entre Rusia y Ucrania.

“Desde el principio, Türkiye ha declarado abiertamente que la anexión de Crimea es inconstitucional e ilegal y no la reconoce. Esta es una posición de principios, tanto legal como moralmente. El derecho internacional, de hecho, determina que Crimea debe regresar a Ucrania, de la cual es parte integral”, dijo Erdogan.

Señaló que Ankara ha realizado esfuerzos extraordinarios para crear un canal diplomático efectivo entre la Federación Rusa y Ucrania. En particular, nombró el acuerdo de granos y las conversaciones de Estambul en marzo entre los logros de la mediación turca. También agregó que los tártaros de Crimea son ciudadanos de Ucrania, y Crimea debe desarrollarse según su interés.

Tampoco él mencionó el lugar donde transcurre el choque bélico, Donbas.

En el foro de la Plataforma de Crimea, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, volvió a indicar su intención de “quitar” Crimea a Rusia “por cualquier medio”:

“Necesitamos liberar Crimea. Esta será la resurrección del orden jurídico mundial. Ucrania recuperará la península de Crimea de la forma que considere correcta, y no necesita consultar con otros países para esto”.

El primer ministro, Denys Shmyhal, dio un dato relevante: dijo que Kiev estaba lista para "desmilitarizar" Crimea.

Pero, a la vez, llamó al territorio de la península un "objetivo militar legítimo".

“Por lo tanto, Ucrania está lista para llevar a cabo la desmilitarización de Crimea y la eliminación de estas amenazas tanto para nuestro estado como para toda Europa. Al mismo tiempo, daríamos la bienvenida a la retirada voluntaria de Rusia de sus tropas y equipo militar del territorio de Crimea…”, agregó Shmyhal.

La semana pasada, Oleg Kryuchkov, asesor del jefe de Crimea en política de información, dijo que en caso de ataques de Ucrania al territorio de la península, ocurrirían "consecuencias irreparables" para Kiev.

Mapa de Ucrania y de Crimea, además de otra región rusófona que queda en Ucrania.
Crimea y Donbas, regiones rusófonas de Ucrania.

Crimea y Donbas, regiones rusófonas de Ucrania.

Una historia

Zelensky, a su vez, dijo que Kiev o Kyiv ya tiene una estrategia para restaurar la península, que las autoridades pretenden implementar después de que se convierta en parte de Ucrania, escribe Ukrinform.

Por esta razón, se agregan 2 áreas al trabajo de la Plataforma de Crimea: económica y legislativa, señaló.

Más tarde, Shmygal habló de convertir a la península en un "jardín floreciente".

La declaración de Erdogan fue comentada por el jefe de la autonomía nacional-cultural de los tártaros de Crimea, Eyvaz Umerov, quien pidió al Presidente turco pasar por alto el tema de Crimea y "ser más sabio en este asunto".

Umerov:

“Quiero recordarle al presidente de Turquía que Crimea regresó a Rusia a través de la expresión democrática de la voluntad de la mayoría absoluta de los habitantes, de conformidad con las normas internacionales. Aconsejo a Erdogan que sea más sabio y que evite el tema de Crimea en sus declaraciones con más delicadeza”.

Es evidente que hay problemas con el tema.

  • Crimea se convirtió en una región rusa en marzo de 2014 por un referéndum posterior al golpe de Estado en Ucrania promovido por la OTAN.
  • En el referéndum, el 96,77% de los electores de Crimea y el 95,6% de los de Sebastopol votaron a favor de unirse a Rusia.
  • Pero Ucrania considera a Crimea como parte de su propio territorio, temporalmente ocupado.

Casi todos los países occidentales apoyan a Ucrania en esto.

Los ucranianos se deleitaron el miércoles 24/08 con una exhibición de tanques y armaduras rusos quemados, trofeos de guerra en el centro de Kiev para conmemorar el 31 aniversario de la independencia, pero los temores de nuevos ataques rusos acechaban detrás de su muestra de desafío.

Una sirena de ataque aéreo perforó la calma de Kiev en la mañana del Día de la Independencia, luego de las terribles advertencias de que Rusia podría lanzar nuevos ataques contra las principales ciudades.

El feriado público, 6 meses después de la invasión de Rusia, debería celebrarse con un desfile militar, pero por temor a ataques, Kiev prohibió los eventos públicos en la ciudad este año.

Las autoridades de la capital prohibieron las reuniones a gran escala hasta el jueves 25/08.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, dijo a los ucranianos que su país había "renacido" cuando Rusia invadió y que nunca abandonaría su lucha por la libertad.

“Una nueva nación apareció en el mundo el 24 de febrero a las 4:00 de la mañana. No nació, sino que renació. Una nación que no lloró, gritó ni se asustó. Y no se olvidó".

El líder de 44 años pronunció el discurso con uniforme de combate frente al imponente monumento a la independencia del centro de Kiev, de 1991. Una abrumadora mayoría de ucranianos votó a favor de la independencia de la Unión Soviética en un referéndum en agosto de 1991.

“No nos sentaremos a la mesa de negociación por miedo, con un arma apuntándonos a la cabeza. Para nosotros, el hierro más terrible no son los misiles, los aviones y los tanques, sino los grilletes. No las trincheras, sino los grilletes”, dijo.

Él prometió recuperar el territorio perdido en la región industrial de Donbass así como la península de Crimea que Rusia anexó en 2014.

"¿Qué es para nosotros el fin de la guerra? Solíamos decir: paz. Ahora decimos: victoria".

Mientras tanto, los líderes europeos prometieron un apoyo inquebrantable a Ucrania, país devastado por la guerra.

A favor de Zelensky hay que recordar que meses atrás el líder checheno Ramzan Kadyrov, aliado de Vladimir Putin, prometió un desfile militar ruso en Kiev.

También es menester destacar que existe un profundo temor por el invierno que se avecina, con escasez de gas natural y carbón.

zelensky.jpg
Volodymyr Zelensky en el Día de la Independencia de Ucrania.

Volodymyr Zelensky en el Día de la Independencia de Ucrania.

La otra historia

Volviendo al tema de Crimea, Rusia cuenta otra historia. En este caso la redactó Olga Sukharevskaya, exdiplomática, de origen ucraniano radicada en Moscú:

"(...) La Península de Crimea se convirtió en parte del Imperio Ruso después de una serie de guerras ruso-turcas. En 1771, Khan Sahib II Giray se independizó del Imperio Otomano gracias al príncipe Vasily Dolgoruky, que había derrotado a las tropas turcas en la península. El Khan firmó un acuerdo de alianza y asistencia mutua con San Petersburgo. Y en 1774, los otomanos retiraron por completo sus pretensiones sobre Crimea, concediéndolas a Rusia, al firmar el Tratado de Küçük Kaynarca.

9 años después, las reformas de Giray enfurecieron a los tártaros de Crimea hasta el punto de obligarlo a abdicar. Para evitar una sangrienta lucha por el poder, Rusia se vio obligada a enviar tropas a la península. La nobleza local hizo un juramento a la emperatriz Catalina II y recibió los mismos derechos que la nobleza rusa. También participaron en la gestión de la recién creada Región de Taurida, que existió hasta el colapso del Imperio Ruso. Y en 1791, como resultado de otra derrota, el Imperio Otomano firmó el Tratado de Jassy, según el cual Crimea pertenecía únicamente a Rusia. Tanto los acuerdos de Jassy como los de Küçük Kaynarca son reconocidos internacionalmente y se consideran válidos.

Los acontecimientos revolucionarios de 1917 llevaron al colapso del Imperio Ruso y al surgimiento de una serie de estados seudoindependientes en el territorio de Ucrania:

  • la República Popular de Ucrania con centro en Kiev,
  • la República Popular de Ucrania de los Soviets con centro en Jarkov, Donetsk;
  • la República Soviética de Krivoy Rog hizo eje primero en Kharkov y luego en Lugansk;
  • la República Soviética de Odessa; y
  • la República Socialista Soviética de Taurida en Crimea y la región del Mar Negro del Norte.

Pero después de que el Consejo Central de Ucrania firmara un acuerdo por separado con el Imperio Austro-Húngaro y el Kaiser de Alemania, todo el territorio de Ucrania y Crimea, que nunca había pertenecido a ninguno de los 2 países germánicos, fue ocupado por tropas austro-alemanas.

Los nacionalistas ucranianos compilaron una serie de mapas relacionados con este período de ocupación, en los que reclaman la Península de Crimea, habitada en ese momento principalmente por tártaros de Crimea, además de las tierras rusas hasta Voronezh y el Mar Caspio, sin mencionar una gran franja de Polonia y una parte importante de Moldavia. En algunos de estos mapas, solo la parte norte de Crimea se representa como 'ucraniana', y en otros, toda la península.

Después de la Guerra Civil Rusa, la Península de Crimea pasó a formar parte de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia y fue declarada República Socialista Soviética Autónoma. Los tártaros y caraítas de Crimea fueron declarados pueblos originarios de la región, y el tártaro de Crimea y el ruso se convirtieron en sus idiomas oficiales.

Al mismo tiempo, la composición étnica de la población de la península (incluida Sebastopol) en 1897 y 1926 fue la siguiente:

  • rusos, respectivamente, 33,11% y 42,65%;
  • ucranianos, 11,84% y 10,95%;
  • tártaros de Crimea, 35,55% y 25,34%.

La 1ra. Guerra Mundial trajo tribulación a muchos pueblos, pero también generó organizaciones dedicadas a ayudar a las personas perjudicadas por las hostilidades. Una de estas organizaciones fue el Comité de Distribución Conjunta Judío Estadounidense (JDC), conocido en Rusia como 'Conjunto'.

¿Cómo se relaciona esta organización con Crimea y el problema de Crimea?

En 1923, el liderazgo de Joint, que ya había brindado asistencia a las víctimas de la hambruna en la región del Volga, Bielorrusia y Ucrania, llegó a las autoridades de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia con un plan para convertir a los cientos de miles de judíos que vivían en la URSS, que habían sufrido en la 1ra. Guerra Mundial y la Guerra Civil, en agricultores.

El gobierno soviético, que incluía un número significativo de judíos, apoyó el plan y creó la corporación Agro-Joint (Corporación Agrícola Conjunta Judía Estadounidense).

Las autoridades también establecieron un 'Comité para el Asentamiento de Trabajadores Judíos en la Tierra' (Kozmet), que distribuyó tierras en Ucrania y Crimea a los nuevos agricultores de forma gratuita.

Este proyecto no surgió de la nada. Incluso antes de las actividades de Agro-Joint en Crimea, habían aparecido 4 comunas agrícolas en la península entre 1922 y 1924.

yalta.jpg
Yalta es una ciudad turística en la costa sur de la Península de Crimea, rodeada por el Mar Negro. La imagen es la Conferencia de Yalta (Winston Churchill, FD Roosevelt y Iosif Stalin).

Yalta es una ciudad turística en la costa sur de la Península de Crimea, rodeada por el Mar Negro. La imagen es la Conferencia de Yalta (Winston Churchill, FD Roosevelt y Iosif Stalin).

Sin embargo, la mayor parte de los inmigrantes (86%) apoyados por Agro-Joint fueron a Crimea en 1925-1929, después de que la sección judía del PCUS (Yevsektsiya), el contingente más influyente del partido, comenzó a promover un plan para crear una región autónoma étnica judía, o incluso una república, dentro de la región del Mar Negro de la URSS, que se extiende desde Odessa hasta Abjasia, con su centro en Crimea. Sin embargo, la mayor parte de los inmigrantes (86%) apoyados por Agro-Joint fueron a Crimea en 1925-1929, después de que la sección judía del PCUS (Yevsektsiya), el contingente más influyente del partido, comenzó a promover un plan para crear una región autónoma étnica judía, o incluso una república, dentro de la región del Mar Negro de la URSS, que se extiende desde Odessa hasta Abjasia, con su centro en Crimea.

Según algunas fuentes, un total de 500.000 a 700.000 campesinos judíos debían ser reubicados allí. Y, a pesar de que en 1934 apareció una Región Autónoma Judía en el Lejano Oriente, las 14.000 familias campesinas judías que vivían en Crimea continuaron recibiendo asistencia hasta 1938, cuando se prohibieron las actividades de la organización.

Hay muchas razones para el fracaso del programa para crear granjas judías en Crimea y la prohibición de las actividades de la Corporación Agrícola Conjunta Judía Estadounidense. Sí, gastó US$ 16 millones (N. de la R.: de la época) en el suministro de maquinaria agrícola, ganado y equipos para infraestructura a empresas agrícolas judías en Crimea y el sur de Ucrania, sin contar los fondos de crédito y préstamo.

Pero cabe señalar que una parte significativa de esta asistencia no fue gratuita. Muchas granjas tuvieron problemas para pagar los préstamos y los intereses durante la pérdida de cosechas de 1932, que provocó la hambruna.

De hecho, el proyecto de reasentamiento masivo había fracasado. Solo 47.740 de los 500.000 inmigrantes judíos planificados fueron reasentados en Crimea antes de 1939. De estos, solo 18.065 trabajaban en el sector agrícola. El resto se fue a las grandes ciudades. En total, Crimea tenía 86 granjas colectivas que empleaban a colonos judíos, que cultivaban solo alrededor del 10% de la tierra cultivable de la península.

El liderazgo soviético fue muy crítico con el hecho de que la asistencia solo se brindaba a un grupo étnico en una región y un país tan multiétnicos. La población tártara de Crimea resintió la asignación de fondos para crear regiones exclusivamente judías (Freidorf y Larindorf) en tierras que anteriormente habían poseído.

En consecuencia, los tártaros, privados de sus derechos, impidieron que los trenes que transportaban colonos judíos ingresaran a la península e hicieron todo lo posible para dañar las granjas judías ya existentes.

Además, además de sus actividades legítimas, Agro-Joint también participó en una que violaba las leyes soviéticas. Es decir, apoyó a las organizaciones clandestinas.

El 23 de julio de 1936, el director de la sucursal rusa de Joint, Joseph Rosen, informó desde Londres a Nueva York: “Nuestras negociaciones sobre la emigración a la URSS se encuentran actualmente en el limbo. La razón principal es que un médico judío de Alemania que trajimos aquí ha sido acusado de colaborar con la Gestapo”.

Esta revelación se convirtió en la razón para cerrar las actividades de la corporación en la URSS.

La transferencia forzosa de sus tierras a los colonos judíos incitó a los tártaros de Crimea a cooperar activamente con los nazis y tomar parte activa en el Holocausto.

Ya el 26/04/1942, los nazis declararon a Crimea “limpia de judíos”. La mayoría de los que no lograron evacuar murieron, alrededor del 65% de la población judía de Crimea. Después de que el Ejército Rojo liberara la península, los propios tártaros de Crimea fueron exiliados a Asia Central.

Algunas fuentes afirman que el desalojo de los tártaros de Crimea en 1944 se produjo como resultado de una promesa que Iosif Stalin le había hecho a Franklin D. Roosevelt, de limpiar Crimea de inmigrantes judíos.

Según las memorias de Milovan Djilas, luego vicepresidente de Yugoslavia, esta promesa fue exigida por el Presidente estadounidense como condición para continuar con el programa de suministro de Préstamo y Arriendo, y a cambio de abrir un 2do. Frente.

Aunque no juzgaremos qué tan cierto podría ser esto, es interesante notar que, incluso antes de que la península fuera liberada de los nazis, el liderazgo del Comité Antifascista Judío envió a Vyacheslav Molotov, vicepresidente del Consejo de Comisarios del Pueblo, un 'Memorándum sobre Crimea' que contenía una propuesta para una iniciativa similar.

Los participantes en la Conferencia de Yalta de 1945 tuvieron la oportunidad de ver personalmente cómo había sufrido Crimea en la guerra. Toda la Unión Soviética, incluidos los residentes de la vecina República Socialista Soviética de Ucrania, participó en su restauración.

Y fue entonces cuando Nikita Khrushchev, de etnia ucraniana y líder del Partido Comunista de Ucrania, tuvo la idea de darle la península a Ucrania. Según las memorias de uno de los miembros del personal de Khrushchev, en 1944, señaló: “Estaba en Moscú y dije: 'Ucrania está en ruinas y todo el mundo está saliendo de ella. Pero si le das Crimea...'”.

La propuesta de Jruschov no fue aceptada en ese momento. Tuvo que esperar hasta convertirse en el jefe de la Unión Soviética antes de poder transferir Crimea a Ucrania, que fue uno de sus primeros actos como primer ministro.

Khrushchev.jpg
Nikita Khrushchev, quien adjudicó Crimea a Ucrania.

Nikita Khrushchev, quien adjudicó Crimea a Ucrania.

La “difícil situación económica” de la península se cita a menudo entre los motivos del traslado. Pero, menos de 10 años después de ser liberada de los nazis, la economía de Crimea en su conjunto había alcanzado los niveles anteriores a la guerra, y su desarrollo industrial incluso los había superado.

En una reunión del Presidium del Soviet Supremo de la URSS el 19 de febrero de 1954, el presidente del Presidium del Soviet Supremo de la RSFSR, Mikhail Tarasov, justificó este paso: “La transferencia de la región de Crimea a la República de Ucrania fortalecerá la amistad de los pueblos de la gran Unión Soviética, así como los lazos fraternales entre los pueblos de Ucrania y Rusia, y también promoverá la prosperidad en la Ucrania soviética".

La medida se programó para que coincidiera con el 300 aniversario de la adhesión voluntaria de Ucrania al Reino Moscovita.

La cuestión de la legalidad de la transferencia de Crimea a Ucrania se planteó incluso antes del colapso de la URSS. El hecho es que, según la Constitución soviética de 1937, ni el Presidium del Soviet Supremo de la RSFSR, ni siquiera el Soviet Supremo, tenían derecho a alterar las fronteras de una república. Esto sólo era constitucionalmente posible constitucionalmente después de la celebración de un referéndum para determinar la opinión de la población que habita en el territorio a ser transferido. Por supuesto, nunca se celebró un referéndum en la península.

En noviembre de 1990, el Consejo Regional de Diputados del Pueblo de Crimea decidió celebrar un referéndum sobre la restauración del estatus de la península como República Autónoma. De los que participaron, votó el 93,26% a favor. Por lo tanto, Crimea se convirtió en participante en la negociación de los términos de un nuevo Tratado de la Unión, que Mikhail Gorbachev estaba preparando en ese momento.

A continuación, los legisladores de Crimea planearon apelar a Gorbachov para cancelar la transferencia ilegal de la península a Ucrania, pero la URSS colapsó antes de que tuvieran tiempo de hacerlo.

Posteriormente, el parlamento de la Federación Rusa votó el 21/05/1992 para confirmar que la decisión del Presidium del Soviet Supremo de la RSFSR del 05/02/1954, titulada "Sobre la transferencia de la región de Crimea de la RSFSR a la RSS de Ucrania', no tenía fuerza legal, ya que su adopción fue “en violación de la Constitución (Ley Básica) de la RSFSR y el procedimiento legislativo.

Dado que la Constitución de la Unión Soviética todavía estaba en vigor y todavía no existía una Constitución ucraniana que incluyera la autonomía de Crimea, el Consejo Supremo de Crimea adoptó su propia declaración de independencia para una República de Crimea. Se planeó un referéndum para decidir su destino para el 02/08/1992, pero las autoridades centrales de Ucrania no permitieron que se llevara a cabo el plebiscito.

En 1994, Crimea, que tenía estatus de República Autónoma dentro de Ucrania, eligió un Presidente que apoyaba la reunificación con Rusia, al igual que la mayoría de los miembros del parlamento de la república.

En respuesta, los líderes de Ucrania abolieron unilateralmente la Constitución de Crimea, la 'Ley de Soberanía del Estado de Crimea' y el cargo de presidente de Crimea, al tiempo que prohibieron todos los partidos que habían formado la mayoría en el parlamento de Crimea. Contra la voluntad de la población, Crimea se convirtió en ucraniana.

El hoy líder del Mejlis (un organismo que pretende representar a los tártaros de Crimea), Refat Chubarov, regresó a la península con sus padres en 1968 y estudió y trabajó en Crimea en la década de 1970. Lo mismo sucedió con muchos otros tártaros de Crimea (miembros de este grupo étnico que habían luchado en el Ejército Rojo y sus familias se salvaron de la deportación). Pero la principal oleada de retornados llegó en los años posteriores al reconocimiento formal (a fines de la década de 1980) de que su deportación había sido ilegal.

Después de su creación, el Estado ucraniano se declaró inmediatamente defensor de los tártaros de Crimea y les asignó terrenos para la construcción de viviendas.

Sin embargo, a pesar de que, según el Comité Republicano de Recursos Terrestres de Crimea, se asignaron 147,7 terrenos a 100 familias tártaras de 2001 a 2005 (en comparación con 49,9 para el resto de la población), la mayoría de los tártaros de Crimea ordinarios no recibieron ninguno.

La distribución de la tierra estuvo a cargo del Mejlis, que no estaba registrado en Ucrania y estaba encabezado por el 'activista de derechos humanos' Mustafa Dzhemilev.

Eyvaz Umerov.jpg
Eyvaz Umerov, jefe de Crimea, aliado de Vladimir Putin.

Eyvaz Umerov, jefe de Crimea, aliado de Vladimir Putin.

En 2013, los empresarios tártaros de Crimea que administran restaurantes en la meseta de Ai-Petri se quejaron al autor de que tenían que transferir US$ 12.000 al séquito de Dzhemilev anualmente “para protegerlos de la persecución de los funcionarios ucranianos”, y luego pagar sobornos personalmente a los funcionarios de todos modos.

El apoyo de Ucrania a los tártaros de Crimea parece extraño. Ucrania todavía se niega a reconocer cualquier idioma que no sea el ucraniano como oficial.

Sin embargo, inmediatamente después de que Crimea se reincorporara a Rusia, el tártaro de Crimea y el ucraniano se convirtieron en idiomas estatales en la República Autónoma de Crimea, y el tártaro de Crimea también recibió el estatus oficial en toda la Federación Rusa (el ucraniano ya tenía este estatus en ese momento).

De manera similar, después de la reunificación de la península con Rusia, Vladimir Putin propuso al 'Mejlis del pueblo tártaro de Crimea' que podría continuar sus actividades en Crimea registrándose bajo la ley rusa, pero su liderazgo lo rechazó.

----------------------

Más contenido de Urgente24

Sensibilidad a la insulina: 5 formas naturales de mejorarla

La razón recién descubierta por la que no debes saltear el desayuno

Estas 5 cosas hacen que tu cerebro envejezca más rápido

Este es el peor café para tu nivel de colesterol en sangre

Polémica técnica propone mejorar la memoria con electroshock

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario