Netflix > película > Stephen King

ALERTA DE SPOILERS

Netflix: El teléfono del Sr. Harrigan, una pérdida de tiempo

El teléfono del Sr. Harrigan se encuentra tercero en lo más visto de Netflix, pero nos demuestra que Stephen King sigue alardeando con sus finales desabridos

El teléfono del Señor Harrigan (Mr. Harrigan's Phone, 2022) es la nueva apuesta de Netflix al adaptar historias del escritor Stephen King, pero se pierde demasiado en su propia alegoría sobre todas las consecuencias negativas que los teléfonos celulares acarrean para las relaciones humanas. Con una trama tediosa, este retrato del principio del 2000 con la llegada del Iphone se vuelve una obviedad al estar diseñado con conclusiones del hoy sobre el diario de ayer, sin agregar nada nuevo a la discusión sobre los dispositivos electrónicos, y sin asustar en absoluto con su premisa de suspenso.

Había cierto atisbo de esperanza al ver el sello de Blumhouse metido en el proceso creativo, puesto que sus productos audiovisuales tienden a no decepcionar a la audiencia. Sin embargo, la repetición de Jaeden Martell de su ya gastado personaje de adolescente rodeado por la tragedia es agotador, sumado a la lenta narrativa que John Lee Hancock le ha dado a la película, por lo que el resultado es decepcionante.

Conceptualmente, el tono sosegado de un drama que posee referencias a la cultura que se pierde con el avance digital ya se ha visto mejor ejecutado otras veces. Cualquier episodio de Black Mirror de las primeras temporadas, las que pertenecían exclusivamente al glorioso Channel 4, pueden darnos esta clase de entretenimiento, sin caer en sentimentalismos innecesarios.

El teléfono del señor Harrigan | Tráiler oficial | Netflix

Netflix: El teléfono del Sr. Harrigan no parece convencer ni a sus realizadores

El teléfono del señor Harrigan presenta a Craig, un niño que pierde a su madre y queda a cargo de su padre, destrozado por la ausencia de su esposa. Por circunstancias convenientes al guión, Craig conoce al señor Harrigan, un multimillonario interpretado por Donald Sutherland, que le pide leer en voz alta para él algunas de las grandes obras de la literatura universal.

Poco a poco se gesta entre ellos una relación de amistad que hace que Craig se sienta en deuda con él, de modo que cuando le toca un pequeño premio en una raspadita, decide comprarse un iPhone y comprarle otro a su mentor. Aunque al principio, Harrigan se muestra renuente a usarlo, éste descubre todo lo que se puede hacer desde un smartphone, sintiéndose tan abrumado como sorprendido, porque se da cuenta del peligro de consumir tanta información de forma gratuita y sin contrastar, preocupación que comparte con su joven narrador de historias.

el telefono del señor harrigan.jpg

No obstante, la trama se retuerce cuando Harrigan fallece, y Craig decide dejar el teléfono que le compró en su lecho de muerte. El joven comienza a perder la razón cuando los mensajes de ultratumba del Sr. Harrigan son recibidos a su iPhone, sobre todo después de dejarle un mensaje de voz angustiado, tras sufrir los desmanes de un acosador escolar.

El final de la historia deja a Craig haciendo frente a las pérdidas que han producido al destilar su ira con el buzón de voz del Sr. Harrigan, mientras tira el teléfono maldito al río local, con un desabrido soliloquio de cómo planteará en un futuro pedir que sus bolsillos estén vacíos durante su funeral.

Aunque la premisa suene interesante, toda la producción parece estar hecha sin entusiasmo, alargando los silencios y las pausas sin necesidad alguna. Stephen King definitivamente tiene que dejar de burlarse de sus malos finales, y comenzar a escribir historias más memorables, sólo para variar.

Más contenido de Urgente24

Esta es la técnica para dormir que pocos conocen

Con un ejercicio de baja exigencia el riesgo de demencia cae un 50%

La fruta que reduce colesterol y ayuda a prevenir el cáncer

Un cambio simple de rutina a la hora de comer logra reducir el estrés

Este hábito de bebida es peligroso para tus huesos

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario