GLOBAL

VOLVIENDO A 1995

¿Manipulada para revelar la más oscura verdad o princesa valiente que luchó contra el establishment?

"Éramos tres en este matrimonio", dijo Lady Di en una entrevista de 1995 que fue la más explosiva de la historia real británica hasta el momento. El periodista habría conseguido esa entrevista con métodos engañosos.

26 años después de la explosiva entrevista televisiva en la que la princesa Diana, más conocida como Lady Di, reveló que su matrimonio con el príncipe Carlos se había roto porque estaba "un poco demasiado lleno de gente" y que eran "tres" los miembros de ese matrimonio, una investigación reveló detalles del presunto engaño puesto en marcha por el periodista para conseguir esa entrevista.

Se trata del informe publicado el jueves 20/5 por el exjuez del Tribunal Supremo, John Dyson.

La princesa, fallecida en 1997 en un accidente automovilístico, había brindado la entrevista más explosiva de la historia real británica en 1995, a Martin Bashir, periodista de la BBC.

Para conseguir la dramática confesión por parte de Diana, Bashir había mostrado al hermano de la princesa, el conde Charles Spender, extractos de cuenta -que resultaron ser falsos- presuntamente demostrando que se pagaba a gente para espiar a su hermana. 

El juez Dyson dijo que había sido “suficiente” que Bashir mostrara esos extractos bancarios falsos “para engañar a Spencer e inducirlo a organizar la reunión con la princesa Diana”. 

Spencer proporcionó como prueba un expediente que incluye 8 páginas de notas que tomó de una conversación entre Bashir y la princesa Diana en su primer encuentro, unos meses antes de que tuviera lugar la entrevista. 

 

Bashir, sugieren estas notas, habría alimentado la creciente paranoia de la princesa Diana respecto de la familia real para manipularla, añadiendo leña al fuego con una serie de "mentiras absurdas" para asegurar su entrevista, volviendo a la princesa contra amigos leales y haciéndola creer que él tenía conexiones con contactos altos. 

El diario The Telegraph vio una copia de esas notas, que incluyen una lista de acusaciones, incluida una falsa revelación de que los teléfonos de la princesa Diana estaban intervenidos, que la estaban siguiendo y que el príncipe Eduardo tenía SIDA; así como que estaban en marcha planes para destruir a la familia Spencer. 

Spencer dijo que tras la reunión nunca quiso volver a ver a Bashir y había asumido que su hermana haría lo mismo. Pero no fue así. Bashir y Diana comenzaron un díalogo que culminó con la entrevista.

Bashir se defiende de las acusaciones argumentando que muchas de las difamaciones que se le atribuyen eran de hecho afirmaciones de la princesa Diana.

Bashir ha argumentado que nunca habría hecho declaraciones tan absurdas en una primera reunión con la princesa, según The Telegraph. Y que el cuestionamiento de sus métodos solo sirve para borrar la valiente decisión de la princesa en exponer el sufrimiento al que había sido sometida durante su matrimonio.

En 1996, altas figuras de la BBC habían ya realizado una investigación a este tema pero acabaron eximinedo al periodista acusado de las presuntas malas acciones. Dicha investigación fue defectuosa, dijo Dyson

La BBC pidió una "disculpa total e incondicional" por el proceso que llevó a asegurar la entrevista pero las revelaciones podrían llevar a una reforma de la cadena.

Tras revelarse los hallazgos en el reporte de John Dyson, la policía metropolitana ha dicho que analizará su contenido para revisar si hay "nueva evidencia significativa" que justifique iniciar una investigación criminal, cuando previamente ha decidido no hacerlo. 

El asunto llegó hasta la boca del primer ministro Boris Johnson, quien dijo que estaba "muy preocupado" por el reporte. "Solo puedo imaginarme los sentimientos de la familia real y espero que la BBC tomará cada paso posible para asegurarse que nada como esto vuelva a suceder", dijo Johnson seguún The Guardian.

"Es infinitamente triste saber hasta qué punto las faltas de la BBC alimentaron los miedos, la paranoia y la soledad de los últimos años que pasé con ella", dijo el hijo mayor de Diana, el príncipe Guillermo. Su hermando menor, Enrique, vinculó la muerte de su madre al "efecto de esta cultura de explotación y prácticas poco éticas". 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario