MUNDO Polonia > espía ruso > #FreePabloGonzález

9 MESES EN PRISIÓN

Detenido en Polonia, periodista español acusado de espía ruso

El periodista español Pablo González está preso en Polonia desde el inicio de la guerra en Ucrania por una "infundada" acusación de que colaboró para el Kremlin

El periodista español-ruso, Pablo González, está detenido en Polonia desde hace nueve meses tras una acusación de haber usado su profesión para suministrar información al Kremlin durante el comienzo del conflicto bélico. Los colegas de Pablo González han inculpado al gobierno de Polonia de estar violando los derechos humanos, “inventando una causa judicial por el simple hecho de haber nacido en Rusia”, además de que no se conocen pruebas contundentes de tal imputación que tuvo una inicial prisión preventiva de tres meses que se extendió a 9 meses por diversas prórrogas, pudiendo recibir una pena de hasta 10 años.

La detención del ciudadano español imputado por supuesto espionaje ilegal desde el estado polaco, sucedió el 28 de febrero por parte de la Agencia de Seguridad Interna (ABW), a días del inicio de la guerra en Ucrania, cuando el mismo periodista cubría la llegada de refugiados ucranianos a dicho país limítrofe, así lo informó el portavoz polaco Stanislaw Zaryn.

Pablo González está siendo tratado como un prisionero peligroso: está aislado sin contacto con otros presos, continuamente esposado, monitoreado 24 horas una celda sin ventilación y con solo una hora de dispersión en el patio, según la agencia de noticias Huffpost. Asimismo, el periodista español no ha tenido contacto con su esposa e hijo en ocho meses, salvo un fugaz encuentro con ella -2 horas- bajo vigilancia de un efectivo de Inteligencia, sin poder tener intimidad.

Las cartas que la familia y demás allegados le envían al periodista recluso, han sido leídas y traducidas antes de llegar a sus manos, y no puede recibir ni realizar llamadas telefónicas, así lo denunció (vía epistolar) el propio Pablo González ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, argumentando que Polonia está violando la Convención de los Derechos Humanos.

“Lo sorprendente es que a nadie parezca preocuparle”, sentenció Gonzalo Boye, abogado de Pablo González y designado por su familia. “La opacidad de las autoridades polacas, la lentitud del procedimiento y, sobre todo, el hecho de que sabemos que los cargos son infundados”, aseguró Boye. El magistrado señaló también, que no existen documentos que permitan criminalizar a González: “No hay un documento que no podamos explicar”

image.png
Pablo González.

Pablo González.

Rusofóbicos

Una mensualidad de 350 euros procedente de Rusia e ingresos esporádicos de medios como Sexta, Público y Gara fue “suficiente” para el Poder judicial de Polonia. El abogado defensor de Pablo González indicó que ese dinero fue enviado por el padre del periodista -quien vive en Rusia- y lo hace con “cada uno de sus hijos”, también con “su hermana, que vive en Australia”.

“Las preguntas que se siguen haciendo son prácticamente de patio de colegio: ¿qué este señor tiene dos identidades? Claro, si me lo preguntas el primer día te paso la copia de los dos pasaportes; los dos son legales y las autoridades españolas los conocían. ¿Qué habla ruso? Claro, nació allí, tiene a su padre allí, pero igual que habla castellano, y euskera, y catalán e inglés, eso no es constitutivo de delito. ¿Qué cobraba pequeñas cantidades de distintas empresas? Claro, en eso consiste ser freelance”, explicó el magistrado Gonzalo Boye.

De igual forma, la vicepresidenta de la ONG Reporteros Sin Fronteras, denunció delitos de lesa humanidad contra el periodista español y su presunción de inocencia hasta la sentencia. “Sigue careciendo de visitas, está inmerso en una burocracia totalmente kafkiana cada vez que las solicita, sólo tiene acceso a correo postal, a visitas esporádicas del cónsul”, dijo Edith Rodriguez Cachera, y agregó:

Es bastante alucinante que un país de la UE tenga preso a un periodista miembro de otro país de la UE con esta falta de transparencia Es bastante alucinante que un país de la UE tenga preso a un periodista miembro de otro país de la UE con esta falta de transparencia

El acusado, Pablo González, tiene doble nacionalidad española-rusa. Nació en 1982 en Moscú bajo el nombre de Pavel Rubtsov, registrado de manera legal. Es hijo de un ciudadano ruso y nieto de un español exiliado por ser “proruso” .

image.png
Dni Ruso de Pablo González: Pavel Rubtsov.

Dni Ruso de Pablo González: Pavel Rubtsov.

Más contenido en Urgente 24:

A24 reemplaza a Canosa con una figura de Crónica TV

Un lujoso barco en Qatar y una controversia argentina

Bajo rating: TV Pública invirtió millones pero no le alcanza

Noticias en Paraguay, un problema enorme para la Hidrovía

No es una estrella: El objeto más brillante del cielo es un gran problema

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE