ACTUALIDAD Qatar > AySA > Edenor

DESINFORMACIONES

Un lujoso barco en Qatar y una controversia argentina

Comentarios en Twitter por un lujoso yate que deslumbra en Qatar. Pero 'se comieron' el amague porque quien creen que es el dueño, lo vendió hace 1 año.

Muy estúpido eso de ir a Qatar y declararse sorprendido por algún lujo. Pero no hay nada más curioso que tuitear denunciando algo que, en verdad, es desinformación. Consideremos a un tuitero del PRO que nunca se pregunta cómo viajó Mauricio Macri a Doha pero se declara enojado por un yate que ni siquiera es de quien él cree que es. El caso del anónimo @Winston_Dunhill: (hombre de la Grieta toda vez que anuncia desde el vamos "Que Gobierno de mierda", obvia alusión a que con Marcos Peña él estaba mejor) y tuitea que el buque Attila que aparece en muelle en Qatar tiene que ver con negocios con el Estado del empresario Mauricio Filiberti, y no se pregunta cuántos negocios tenían los Macri con el Estado durante décadas pero lo más grave es que Attila ya no es de Filiberti. Un desinformado el personaje, considerando que el diario La Nación ya lo explicó: Mundial Qatar 2022: "Mauricio Filiberti vendió el yate Attila, el más lujoso anclado en la Perla de Doha."

El caso es harto impactante porque revela que los extremos se parecen. Es tan imbécil el periodista deportivo que fabulaba que Macri manipulaba el VAR para perjudicar a la Selección Argentina para que el Gobierno no se beneficiara con ganar un Mundial como intentar denunciar corrupción con un dato falso.

Luego, los lujos no son sólo de los jeques. De hecho, en el ranking de los más millonarios del planeta no aparecen jeques en los primeros lugares sino personajes occidentales.

Por ejemplo, con la invasión de Rusia a Ucrania pudo conocerse que una flota considerable de súper yates era propiedad de millonarios rusos apodados 'oligarcas'.

Pero tomemos los 10 yates más importantes del mundo y veamos quiénes son sus propietarios.

  • Bernard Arnault (dueño de LVMH) tiene el Suymphony, de US$ 156 millones.
  • Le siguen Jeff Bezos (Amazon), con el Y721 de US$ 152 millones; y Larry Ellison (Oracle) con el Musashi, de US$ 108 millones.
  • La lista sigue con Bill Gates y su Wayfinder, de US$ 106 millones; y Larry Page (Google), con su Senses de US$ 93 millones.
  • Su socio en Google, Sergey Brin, tiene el Dragonfly, de US$ 89 millones; y Carlos Slim Helu (America Moviles / Telmex) tiene el Ostar, de US$ 77 millones.
  • Amancio Ortega (Inditex / Zara) tiene el Drizzle, de US$ 53 millones; Sir Len Blavatnik (Access Industries Holdings y Warner Music) tiene el Odessa II, de US$ 32 millones; y Vladimir Potanin (Norilsk Nickel) el Barbara, de US$ 26 millones.
https://twitter.com/Winston_Dunhill/status/1597973724589789185

Obvio que en la Argentina hay sindicalistas y políticos y funcionarios impresentables que viajan a Qatar a exhibir su fortaleza financiera. Pero el Attila, de 64 metros, 5 cubiertas con 2 piletas de natación, marina propia para deportes acuáticos y cocina extra al aire libre, con bandera de Gran Caimán, no es de Mauricio Filiberti desde 2021. Y lo más interesante es que Filiberti lo compró antes de que Malena Galmarini de Massa fuese presidenta de Aysa.

Ahora la gran pregunta a los tuiteros del PRO: ¿Los funcionarios de Mauricio Macri no hicieron negocios con Transclor o sólo la Administración del FdT tiene negocios con Transclor? Ahí es donde la Grieta adquiere su nivel de estupidez evidente.

https://twitter.com/carrillofel/status/1597979838903554048

Luego, a nadie le interesó lo más divertido: ¿De quién será hoy Attila? No. En todo caso pareciera existir un enojo porque no sigue siendo de Filiberti, así se lo podría putear tranquilo.

En la página de Alquiler de Yates en Ibiza & Barcos Barcelona S.L. se ofrece el Attila hoy día. Es decir que se puede arrendar la embarción. Es algo que estilan muchos propietarios de aviones y yates: cederlo en alquiler cuando no lo utilizan, y así lograr pagar los gastos del mantenimiento.

El Attila fue ofertado para su venta por la empresa Burgess que en este momento está pidiendo US$ 100 millones un yate llamado Invictus, y US$ 44 millones por otro llamado Double Down. Pero Burgess no informa quién compró Attila.

Temas

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario