Leído

Muy cuestionado, Insfrán contraataca y apunta a la Iglesia Católica

Lun, 25/01/2021 - 3:08pm
Enviado en:
Por Urgente24

El manejo de la pandemia y, en particular, la situación en los centros de aislamiento de Formosa, generó muchas críticas hacia Gildo Insfrán. Ahora, tras los cuestionamientos de 15 curas provinciales, el gobierno formoseño contraatacó pidiendo analizar "el rol de la Iglesia en la dictadura militar".

8ab271b0b46dda6cb3a6a59aa55b4416.jpg
Contenido

Continúa el escándalo y la polémica en Formosa por el manejo de la pandemia de parte del Gobierno de Gildo Insfrán -especialmente por la situación en los Centros de Atención Sanitaria (CAS)-, agravado por la detención de dos concejalas, Gabriela Neme y Celeste Ruíz Díaz.  La oposición, organismos internacionales, y curas formoseños advirtieron por las condiciones inhumanas a las que son sometidas las personas en dichos centros de aislamiento, pero Alberto Fernández calla y, según ha trascendido, descartó la intervención federal de la provincia de Insfran, quien además recibió el apoyo institucional del Partido Justicialista.

Ante este panorama, desde el Gobierno formoseño salieron este lunes (25/01) a contraatacar y apuntaron contra la Iglesia Católica, tras la carta que firmaron 15 curas acusando a Insfrán de violación a los derechos humanos en la provincia. Los sacerdotes advirtieron que las medidas que toman para controlar la pandemia "son llevadas adelante con un nivel de autoritarismo que nos recuerdan oscuras épocas de nuestra Patria que no queremos vuelvan a repetirse y por eso las repudiamos con fuerza".

Hablan de dictadura, entonces analicemos el rol de la Iglesia en la dictadura militar. Nos están diciendo que son centros clandestinos de detención, eso es ningunear la historia de los argentinos”, respondió el ministro de Gobierno de Formosa Jorge González en una entrevista con Radio Con Vos. Esta fuerte declaración seguramente traerá cola y abrirá otro frente de polémica.

Por otra parte, el funcionario de Insfrán se defendió de las críticas comparando la situación en su provincia con la Capital Federal: “Claro, a Horacio Rodríguez Larreta no se le dice nada y tiene más de 6000 muertos. Nosotros tenemos nueve y nos cuestionan”.

En defensa de la gestión de Gildo Insfrán, afirmó: “¿Ustedes piensan que para nosotros esto es agradable, que son medidas simpáticas? Claro que no, pero nuestro objetivo es salvar vidas”. Manifestó que no están “en cualquier situación, sino en pandemia” y que tienen “resultados concretos, palpables y mesurables excelentes en COVID-19”.

Además, dijo que no hay “coronita” en la provincia y que cinco sobrinas suyas tuvieron que hacer el aislamiento en un centro.

Según sus cálculos, en Capital Federal hay 2212 muertes por cada millón de habitantes mientras que en el caso de Formosa hay diez.

Explicó que desde abril, a poco de implementada la cuarentena, dispusieron “un sistema de ingreso ordenado a la provincia”. Dijo que “una vez que entran las personas deben hacer un PCR negativo y un aislamiento por 14 días para volver a la comunidad”. En este sentido, expresó que es “una estrategia sanitaria exitosa, probada, y que llama la atención que sea una de las primeras medidas sanitarias que haya impuesto” el nuevo presidente de los Estados Unidos Joe Biden.

“Es un sistema de ingreso ordenado y administrado a la provincia, en el que las personas tenían que inscribirse e ingresar y una vez que ingresaban a la provincia hacer un PCR negativo, un aislamiento por 14 días para después volver a la comunidad sin ningún tipo de inconvenientes. Es una estrategia sanitaria exitosa, aprobada y que llama la atención”, aseguró González.

Incluso, relativizó el pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia para ordenarle que “permita el ingreso de las personas varadas por la pandemia del Covid-19.

En aquel fallo, el máximo tribunal le ordenó “a la Provincia de Formosa que arbitre los medios necesarios de modo de garantizar el efectivo ingreso al territorio provincial, con cumplimiento de las medidas sanitarias que estime pertinentes, de todos los ciudadanos que lo hayan solicitado, dentro del plazo máximo de quince días hábiles”.

Al respecto, el ministro de Gobierno opinó ahora que el tribunal les pidió que permitan ingresar, en el plazo de 15 días, a las personas que así lo hayan solicitado al 19 de noviembre. “Ese es el fallo de la Corte y nosotros lo hicimos. Había 8.300 personas inscriptas en ese momento, de las cuales más de la mitad no tenían domicilio en Formosa y de las que tenían muchas no quisieron venir porque la situación de cada una de ellas había cambiado”, agregó.

Seguido, advirtió: “Nunca existieron varados sino que eran personas que estaban viviendo en otras provincias y que deseaban regresar. De hecho, 13298 personas llevan ingresadas a la provincia. Por lo tanto, esa fue una construcción mediática pero que en la práctica se ha demostrado su falsedad”.

Respecto a las concejales Gabriela Neme, del peronismo, y Celeste Ruiz, del radicalismo, que fueron detenidas durante una horas la semana pasada por denunciar irregularidades en los centros de aislamientos, González aseguró que ambas fueron apresadas porque intentaron ingresar a dichos complejos.

Hay dos situaciones distintas con las concejales. Desde temprano estaba una de las concejalas, que es Gabriela Neme, que ingresó por nuestro frente al Concejo Deliberante y que después todo el sector de ella en alianza con el PRO se aleja y constituye un nuevo frente disidente”, dijo al rememorar los hechos que se produjeron la semana pasada.

Agregó que Neme “finaliza este año su mandato y está realizando este tipo de acciones para tener algún tipo de notoriedad local”. “En horas de la mañana ella plantea la necesidad de que las personas que estaban alojadas en ese lugar, que es un centro de alojamiento preventivo que funciona en una de nuestras escuelas, tenían que salir. A tal efecto realizó manifestantes. Estaba muy molesta, al mediodía hizo la denuncia en contra del gobernador y en mi contra, esa denuncia ya fue llevada a la Justicia y vuelve. Al volver a la escuela realiza una acción activa de empezar a golpear ventanas, portones y tratar de ingresar a la escuela de manera violenta. Ante lo cual, la policía impidió esa situación  y la llevó a la comisaría”, justificó.

Completó señalando que la misma situación se produjo con Ruíz: “Llegó con posterioridad e hizo exactamente lo mismo, por lo tanto la llevaron a la comisaría”.

Ayer, el presidente del interbloque de JxC en diputados, Mario Negri, disparó duro contra Alberto Fernández por su silencio ante la situación de esa provincia: "Yo creo que lo de Formosa va a marcar a fuego la gestión de Alberto Fernández en la medida que no reaccione porque a esta altura, el Gobierno Nacional tiene complicidad con el silencio que hace".

"Estamos preocupados porque aturde el silencio de organizaciones de derechos humanos que, si esto hubiese ocurrido en una provincia donde gobierna el radicalismo, estarían prendiéndonos fuego. Estarían hablando con un pseudo progresismo trucho, cuando han demostrado que se están escondiendo con su silencio", agregó.