OMNI dengue > Javier Milei > vacuna

BROTE HISTÓRICO

Alerta: El dengue no se irá con el frío (y todos miran a Milei...)

La Argentina enfrenta el mayor brote histórico de dengue y hay consenso de especialistas en que no se irá con el frío. Todas las miradas apuntan al Gobierno.

Javier Milei siempre se manifestó en contra del Estado. Para decirlo en pocas palabras, el Presidente pregona la autoregulación del mercado capitalista, sin intervención estatal. Pero el brote histórico de dengue que enfrenta la Argentina -el mayor de la historia- torna necesaria una pronta acción del Gobierno respecto a las vacunas, ya que es cuestión de salud pública.

Hay consenso entre los especialistas en que el dengue llegó para quedarse en la Argentina: las bajas temperaturas no harán que desaparezca. Y más allá de las acciones individuales -descacharrar, vaciar elementos que puedan acumular agua, usar repelentes- se requiere, para enfrentar esta epidemia, de acciones públicas como la fumigación y las campañas de prevención. Aunque quizás, en esta instancia, lo más importante sea empezar a vacunar...

En la actualidad, quien quiera vacunarse contra el dengue puede hacerlo (siempre consultando con un médico: está contraindicada para embarazadas, mujeres en período de lactancia y personas con sistemas inmunológicos comprometidos), pero la vacuna no es accesible para todos: son dos dosis que cuestan aproximadamente unos $70.000 cada una. Si hay que esperar que el mercado se autoregule para que haya más vacunas y los precios bajen, podemos lamentar muchísimos más muertos... en este contexto, ya hay presión en el Congreso para que Javier Milei la incluya dentro del calendario nacional de vacunación, y sea obligatoria y gratuita.

Se trata de la vacuna tetravalente Qdenga (TAK-003) que cuenta con el aval de seguridad y eficacia de un programa extenso de 19 estudios clínicos que incluyó el estudio TIDES, del que participaron más de 20 mil voluntarios durante 5 años y demostró que la aplicación de 2 dosis alcanzó una reducción del 84% de las hospitalizaciones por dengue y una disminución del 61% de los casos de dengue sintomático.

"Por ahora no vemos necesaria la vacunación contra el dengue", aseguró días atrás el vocero de Javier Milei, Manuel Adorni. Y confirmó que el Gobierno no promueve la vacuna porque su efectividad "no está comprobada" y "la inmunidad se lograría dentro de 4 meses, cuando el mosquito no sea un inconveniente".

Sin embargo, algunos especialistas contradijeron a Manuel Adorni, y cada vez se habla más de la necesidad de empezar a vacunar a la población, habida cuenta que el dengue no desaparecerá en el invierno.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/ernestorr/status/1773019394341290175&partner=&hide_thread=false
Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/ernestorr/status/1772368172252836207&partner=&hide_thread=false

"En principio en el Calendario Nacional de Vacunación existen etapas previas, como pasó con el COVID, etapas a cumplirse antes de la incorporación. Pero tarde o temprano es posible que se convierta en una vacuna de calendario, porque la vacuna claramente tiene un rol en lo que es la estrategia de gestión integral del manejo de Dengue y Arbovirus. Esto por supuesto, no invalida lo que tenemos que hacer en cuanto a prevención con el mosquito, que a su vez transmite otros arbovirus como chikungunya, Zika y eventualmente fiebre amarilla urbana", opinó Tomás Orduna, ex jefe del Servicio de Medicina Tropical y Medicina del Viajero en el Hospital de Infecciosas F. J. Muñiz y miembro del comité científico de la Fundación Mundo Sano, en diálogo con Infobae.

"El uso de la vacuna es algo que cada provincia puede delinear, en cuanto a cuáles son las regiones, los grupos poblacionales, en qué cohortes, pero sin dudas debe ir programándose. No hay que salir corriendo, esta no es una vacuna como nos pasó con el COVID, que vamos a salir corriendo a aplicar. Tampoco la pensamos para cortar este brote. Es una vacuna de dos dosis con una eficacia del 61% para evitar enfermedad y 90% para evitar internaciones y cuadros graves. El Estado Nacional es muy importante en esto, pero por ahora viene difiriendo la decisión, si bien no dice que no la vaya a utilizar, por ahora no se observa un plan que ya se esté preparado", agregó Orduna.

En tanto, en el mismo portal, el médico pediatra infectólogo Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y director de la Carrera de Especialistas en Infectología Pediátrica de la Facultad de Medicina (UBA), aseguró: "Creo que el Ministerio de Salud de la Nación debe evaluar la estrategia para que en mayo o junio se pueda empezar a vacunar".

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/pyedlin/status/1772788963645723045&partner=&hide_thread=false

"El dengue va a estar presente todo el año"

De acuerdo al último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación, la Argentina atraviesa la peor epidemia de dengue, con 151.310 casos confirmados y 106 muertes, incluyendo 27 fallecimientos que se notificaron durante la segunda semana de marzo.

"La tendencia que se ve es que habrá casos de dengue durante todo el año", dijo Adrián Díaz, investigador del CONICET en el Instituto de Investigaciones Biológicas y Tecnológicas (IIByT, CONICET-UNC).

"El cambio climático, que trae un aumento de las temperaturas y precipitaciones, hace que la enfermedad se mantenga durante todo el año y que, en algunos momentos, incluso esté más presente", agregó Alejandro Inti Bonomo, responsable de la carrera de Gestión Ambiental en la UADE.

No entraremos aquí en mayores consideraciones acerca de que Javier Milei niega el cambio climático, pese a la contundente evidencia científica al respecto.

Y vamos a lo importante: hay consenso entre los especialistas en que el dengue en Argentina llegó para quedarse.

"Las temperaturas invernales están siendo tan elevadas y el promedio de la temperatura invernal está siendo tan elevado, que permite el desarrollo del vector durante todo el año. Entonces, no hay un corte de las poblaciones del mosquito y por lo tanto tampoco hay un corte de la transmisión viral durante todo el año. Y eso es lo que se vio el año pasado en la región del noreste argentino, que nunca se cortó la transmisión viral y siempre se estuvieron detectando casos de dengue en esa región de del país", explicó Díaz, quien además es profesor Adjunto en el Instituto de Virología "Dr. J. M. Vanella" de la Universidad Nacional de Córdoba.

"Esta situación se produce debido al cambio climático, o sea, el calentamiento global que hace que tengamos todo el año la actividad del vector y del virus. Por otro lado, la temperatura acelera los procesos del periodo de incubación extrínseco, que es el tiempo que requiere que el mosquito transmita el virus. Entonces, supongamos que si antes, en un mes, yo tenía tres ciclos de replicación, ahora quizás tenga cuatro, y si sigue aumentando la temperatura, tenga cinco. Y eso es lo que hace es que en el mismo periodo tenga una mayor producción de casos", abundó.

Llega el invierno, desaparece el estado adulto y la larva del mosquito. Pero nos quedaron todos los huevos en las paredes de los sitios de cría y en los recipientes que pusieron las hembras de la temporada pasada. Esos huevos resisten la sequía y el invierno Llega el invierno, desaparece el estado adulto y la larva del mosquito. Pero nos quedaron todos los huevos en las paredes de los sitios de cría y en los recipientes que pusieron las hembras de la temporada pasada. Esos huevos resisten la sequía y el invierno

Por su parte, Alejandro Inti Bonomo, responsable de la carrera de Gestión Ambiental en la UADE, se expresó en la misma línea que Díaz y afirmó: "Los casos de dengue ahora persisten justamente por el cambio climático. En este sentido, el cambio climático lo que trae es un aumento de las temperaturas y en nuestra zona centro del país, un aumento también de la de las precipitaciones. Esos dos condimentos hacen que el dengue se mantenga durante todo el año y además que sea más activo durante gran parte del año. Es decir, no solo está todo el año, sino que además vemos mucha cantidad de mosquitos vectores, que es el Aedes aegypti, en meses donde antes veíamos menos actividad. O sea, ahora está durante todo el año y con mayor actividad producto del cambio climático".

En este marco, los especialistas aseguran que el repelente de mosquitos deberá estar todo el año, aunque "en algunos momentos va a ser bastante imprescindible y en otros va a ser un accesorio para ciertos casos, donde estemos en lugares donde sabemos que hay mucha circulación del virus o vemos mosquitos. Pasó de ser un elemento ocasional a ser algo que tenemos que usar cotidianamente, por lo menos en la zona centro del país".

FUENTE: Urgente24

Dejá tu comentario