OCIO sexo > mujeres > hombres

INVESTIGACIÓN BIOMÉDICA

El sexo importa igual que el género pero no el autopercibido

El sexo y el género como variables de las investigaciones biomédicas resultan cada vez más importantes, y explican los motivos.

El sexo importa cada día más para establecer parámetros acerca de los comportamientos entre las personas. Pero también el género, que hoy día, según la sociedad, es algo más complejo que hombres y mujeres. En parte, la humanidad hoy día permite más la investigación, rompiendo tabúes existentes en la respuesta a los interrogantes; y en parte es cada vez más evidente la influencia de cuestiones emocionales en los problemas sanitarios.

Un ejemplo concreto es que el anuncio de las revistas 'Nature Metabolism', 'Nature Cancer', 'Nature Communications' y 'Nature Medicine' de elevar los estándares para informar sobre sexo y género en sus investigaciones: desde junio se le pedirá a los autores que proporcionen detalles sobre cómo consideraron el sexo y el género en el diseño del estudio difundido.

"Dada la importancia de comprender el sexo y el género como variables que afectan el rigor, la generalización y la traducción de los hallazgos de la investigación, estamos realizando cambios que esperamos ayuden a los autores y revisores a brindar y examinar esta información durante la revisión por pares. Estos cambios se aplican a estudios con participantes de investigación humanos, animales vertebrados y líneas celulares, donde el sexo y el género son una consideración adecuada."

Un dato lleva al otro: esto se refiere a la investigación científica, no a la autopercepción. Sucede que se circunscribe a cuestiones genéticas, una realidad que impone límites precisos a diversas especulaciones, convicciones y reclamos de minorías sociales que en otros ámbitos sí encontrarán respuestas satisfactorias a sus requerimientos.

Un caso concreto

Demostración de las afirmaciones anteriores es un texto de Mónica De Paoli, becaria posdoctoral en Ciencias Médicas en la Universidad McMaster (Hamilton, Ontario, Canada), publicado en The Conversation: el machismo en las investigaciones puede provocar errores en el diagnóstico. No es una afirmación baladí:

La investigación biomédica, un término amplio que abarca estudios sobre temas que van desde células hasta modelos animales experimentales, es el punto de partida para comprender cómo se desarrollan las enfermedades y cómo podemos prevenirlas o tratarlas. Una vez que dichos estudios se hayan realizado con éxito, se pueden realizar pruebas similares en humanos. Estos ensayos clínicos forman la rama más alta de la investigación biomédica.

Los estudios biomédicos han utilizado tradicionalmente animales machos y hombres como sujetos de investigación, y el conocimiento que hemos obtenido de esta investigación se ha aplicado a ambos sexos bajo el supuesto de que lo que funciona para los machos también debe funcionar para las hembras. Los estudios biomédicos han utilizado tradicionalmente animales machos y hombres como sujetos de investigación, y el conocimiento que hemos obtenido de esta investigación se ha aplicado a ambos sexos bajo el supuesto de que lo que funciona para los machos también debe funcionar para las hembras.

Hasta hace poco, estos estudios casi nunca consideraban el sexo, los atributos biológicos de humanos y animales, o el género, las características socialmente construidas de hombres, mujeres y personas de género diverso.

Ese es un problema de todos, porque hay diferencias de sexo en la cantidad de enfermedades que afectan a las personas .

Las mujeres premenopáusicas tienen menos probabilidades de desarrollar diabetes que los hombres o las mujeres posmenopáusicas. Diferencias como estas son críticas, dado que los niveles elevados de glucosa en sangre que definen a la diabetes pueden provocar accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos potencialmente mortales.

Otra diferencia significativa es que las mujeres no experimentan necesariamente los síntomas de un ataque al corazón que son típicos en los hombres, como dolor en el pecho, sino que pueden sentir náuseas, mareos o un cansancio inusual . Sin estudiar a mujeres y hombres, no conoceríamos estas diferencias ni entenderíamos qué buscar al diagnosticar pacientes. Otra diferencia significativa es que las mujeres no experimentan necesariamente los síntomas de un ataque al corazón que son típicos en los hombres, como dolor en el pecho, sino que pueden sentir náuseas, mareos o un cansancio inusual . Sin estudiar a mujeres y hombres, no conoceríamos estas diferencias ni entenderíamos qué buscar al diagnosticar pacientes.

Los investigadores aún no han descubierto exactamente cómo las mujeres premenopáusicas están protegidas contra la diabetes y cómo esta enfermedad aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular y ataques cardíacos. Este es el foco principal de la investigación que llevamos a cabo en nuestro laboratorio , donde estudiamos activamente los mecanismos de esta protección y cómo se desarrollan y progresan estas enfermedades utilizando modelos animales machos y hembras.

En promedio, las mujeres viven más que los hombres . Eso parece sugerir que las mujeres tienen algún tipo de ventaja para la salud, lo que no es necesariamente exacto.

hombres y mujeres.jpg
Sexo y género convencional para las pesquisas médicas.

Sexo y género convencional para las pesquisas médicas.

Si bien es cierto que las mujeres son menos propensas a la diabetes, los ataques cardíacos, los derrames cerebrales y las infecciones , es probable que enfrenten otros tipos de enfermedades. La mayoría de los individuos con enfermedades autoinmunes, por ejemplo, son mujeres , como vemos con la artritis y la esclerosis múltiple. En estos trastornos, el sistema inmunológico, que se supone que nos protege contra invasores externos como virus y bacterias, ataca al cuerpo.

Está claro que la investigación que solo analiza sujetos masculinos no cuenta toda la historia. Es necesario evaluar la investigación en función de cómo y sobre quién se llevan a cabo los estudios. ¿Podemos realmente generalizar un hallazgo cuando el 50% de la población no está representada en el estudio?

Incluir a ambos sexos en la investigación

La buena noticia es que en los últimos años, ya la luz de las observaciones de las diferencias sexuales en el desarrollo de enfermedades, los investigadores están dando pasos significativos para garantizar que la investigación biomédica sea más auténtica y completa.

De hecho, las principales agencias de financiación de la investigación en América del Norte ahora requieren que los estudios en humanos incluyan sujetos femeninos , y que en la investigación científica que utiliza células y animales, los resultados deben incluir ambos sexos.

Tales pasos son de enorme importancia porque ayudan a los investigadores a comprender mejor los mecanismos y las tendencias que observan y la influencia que el sexo y el género pueden tener en la salud de todos. Un enfoque más inclusivo de la investigación conducirá a mejores estrategias preventivas, diagnósticas y terapéuticas y menos riesgos para la salud.

Aunque los hombres, las mujeres y las personas de género diverso comparten muchas similitudes, comprender cómo se expresan las diferencias sexuales a través de la salud física es fundamental para mejorar la calidad de vida de todos.

---------------------------

Más contenido en Urgente24

Talleres y Vélez en 8avos: pidieron 'cancelar' a Niembro

Joaquín De la Torre, entre Javier Milei y Mauricio Macri

Mauricio Macri a Canosa: "Siempre tuve debilidad por Vidal"

Estos 7 hábitos previenen demencia, incluso si tenés riesgo genético

"Mi hijo no era violento" dijo la madre del matador de Texas

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario