MUNDO Malvinas > Argentina > Gran Bretaña

ACTUALIDAD

Islas Malvinas: a 40 años de la guerra, las islas hoy

En el aniversario 40 de la guerra de Malvinas contra Gran Bretaña, te contamos cómo se encuentran las islas hoy.

Hoy 02/04/2022 se cumplen 40 años de la Guerra de Malvinas, única guerra y única derrota que la República Argentina se enfrentó como país unificado ante una potencia extranjera, Gran Bretaña. Llamada “la Guerra del Atlántico Sur” o la “Ultima Guerra Analógica” debido a que fue el último conflicto mundial de tal envergadura anterior a la comunicación telefónica portátil, mucho ha cambiado en la normalidad de las islas tras la ocupación de UK en junio de 1982.

Cuatro décadas después, las Islas Malvinas (Falkland Islands según los británicos) llegaron a ser consideradas uno de los lugares más ricos del mundo, con un ingreso per cápita comparable al de Noruega y Qatar.

Pero es sin dudas que la actualidad de las Islas Malvinas, su economía y la vida de los pobladores solo hubieran tenido esta suerte si no hubiera ocurrido la fatídica derrota de la Argentina, que sigue con su herida abierta.

El antes

No olvidemos que las Malvinas eran pobres y asediadas. Perdían tanta gente por la emigración que parecía que la sociedad estaba en peligro de extinguirse y que las islas se vuelvan abandonadas. Nadie sabía que en realidad estaba al borde de un cambio asombroso: que, una generación después, sería irreconocible, su política transformada, su población duplicada, y mezclada, su identidad mutando.

Todo cambió para las Malvinas debido a una serie de eventos desencadenados por la decisión del general Leopoldo Galtieri, entonces presidente de facto de la Argentina, de invadir en abril de 1982. Argentina, que reclamó durante mucho tiempo las islas, que se encuentran a trescientas millas de su costa y forman claramente parte de la plataforma continental del país, sin contar todos los lazos históricos argentinos en las islas, fue derrotada, pero mantiene aún los reclamos en vilo.

Después de la guerra, la miserable condición de las Malvinas atrajo la atención internacional y Gran Bretaña finalmente comenzó a prestarles atención, cuando anteriormente se registraron documentos donde el gobierno se negaba a brindarle la ciudadanía británica a los pobladores, autodenominados como “Kelpers”, ahora había aprobado un proyecto de ley de nacionalidad que otorgó a los isleños la ciudadanía británica plena y le dio a las islas “independencia” en todos los asuntos, excepto en política exterior y defensa.

Pero el punto de inflexión que cambió todo fue la decisión de Gran Bretaña, en 1986, de permitir que las Malvinas reclaman derechos de pesca sobre las aguas de ciento cincuenta millas mar adentro, lo que no había permitido antes por temor a antagonizar a Argentina. Las ventas de licencias de pesca a flotas extranjeras multiplicaron por tres los ingresos colectivos de las islas, prácticamente de la noche a la mañana.

Pero las islas de hoy en día mantienen una realidad muy diferente, e inesperada por la propia población que se encontraba allí antes de la guerra: pasaron de ser vistas por Gran Bretaña como “rocas distantes que nadie había escuchado hablar de ellas anteriormente”, a encontrarse ahora entre los lugares más ricos del mundo, con un ingreso per cápita comparable al de Noruega y Qatar.

“Territorio británico de ultramar”

Los Kelpers, los cuales consideran a las Malvinas como “Territorio británico de ultramar”, poseen un gobierno autónomo, exceptuando cuestiones de defensa y política exterior, que se encarga de brindar una gama vital de servicios, incluidos los administrados en otros lugares por el gobierno central y las autoridades locales. Responsable de los impuestos, la legislación y las políticas, la planificación urbana, la salud y los servicios sociales, el transporte aéreo local y la educación, el gobierno asegura ser mucho más que una simple administración.

https://twitter.com/Falklands_cerca/status/1493228467046940672

Actualmente, su gobernador es Nigel Phillips, un diplomático británico de 58 años, veterano de la Fuerza Aérea Real de Gran Bretaña, pero será sucedido en julio de este año por la primera mujer designada como gobernadora de las Malvinas, Alison Blake, el pasado 14/03.

Aunque no sea electa democráticamente, Alison Blake, que asumirá el cargo en julio de este año, es también una diplomática británica de larga trayectoria: formó parte de misiones diplomáticas en Afganistán, en la delegación de Gran Bretaña ante la OTAN durante 3 años, y también en una misión en USA.

El Gobernador de las Malvinas es designado por la Reina de Gran Bretaña, Isabel II, con el asesoramiento de su Secretario de Estado para Asuntos Exteriores y de la Commonwealth en Gran Bretaña. El nombramiento lo hace en realidad una Comisión Real bajo el manual de signos real.

Según la Constitución, la autoridad ejecutiva de las Islas Malvinas recae en la Reina, y el Gobernador ejerce su autoridad en su nombre. El Gobernador normalmente solo ejerce el poder ejecutivo con el asesoramiento del Consejo Ejecutivo de las Islas Malvinas, que consta de tres miembros electos de la Asamblea Legislativa, el Jefe Ejecutivo y el Director de Finanzas. Según la Constitución, la autoridad ejecutiva de las Islas Malvinas recae en la Reina, y el Gobernador ejerce su autoridad en su nombre. El Gobernador normalmente solo ejerce el poder ejecutivo con el asesoramiento del Consejo Ejecutivo de las Islas Malvinas, que consta de tres miembros electos de la Asamblea Legislativa, el Jefe Ejecutivo y el Director de Finanzas.

image.png
Alison Blake, primera mujer designada como gobernadora de las Islas Malvinas.

Alison Blake, primera mujer designada como gobernadora de las Islas Malvinas.

Con una población de más de 3.500 habitantes según un censo del 2016, más de tres cuartas partes habitan en la ciudad de Puerto Argentino (Port Stanley). El resto de la población isleña vive en lo que denominan el “Camp”, incluidas las islas exteriores o periféricas de las dos principales (East Falkland –la principal tierra del este, Soledad, en español,- y West Falkland –del oeste, Gran Malvina-) en granjas y pequeños asentamientos.

La política de medio ambiente es muy fuerte en las Malvinas. Denominada como ‘una de las últimas grandes zonas vírgenes del mundo’, las islas tienen un entorno natural único, que juega un papel central en el desarrollo sostenible de la economía, la comunidad y “la nación en su conjunto”, como las autoridades locales llaman a las islas. Y con importante apoyo de los habitantes.

Ya hemos dado pasos significativos hacia una vida más sostenible, pero queda mucho más por hacer, y este trabajo está siendo coordinado por nuestra Unidad de Medio Ambiente”, declaran los kelpers.

image.png
Edificio de la asamblea legislativa de las Islas Malvinas, en Port Stanley (Puerto Argentino),

Edificio de la asamblea legislativa de las Islas Malvinas, en Port Stanley (Puerto Argentino),

Economía

En cuanto a su actividad económica, las principales actividades se disputan entre la pesca y la cría de ovinos, teniendo en cuenta que la explotación petrolera todavía se encuentra bajo revisión por cuestiones de disputas marítimas con la Argentina. Su economía se encuentra en la posición Nro. 5 según PIB per cápita, con menos de 1% de desempleo, y obviamente, menos de 1.4% de inflación anual. Pero la cuestión poblacional es la verdadera razón detrás de estos números.

El 90 por ciento de la energía eléctrica en el “Camp” se proporciona mediante el uso de turbinas eólicas; y en la capital isleña el 40 por ciento de la energía es producida por el parque eólico Sandy Bay.

Las islas hoy son económicamente autosuficientes, con la mayor parte de los ingresos provenientes de la pesca, la agricultura y el turismo, hoy todavía restringido por la pandemia, a la que las autoridades supieron enfrentar, incluso soportando los problemas económicos y de conectividad que generó para todos los habitantes.

https://twitter.com/Falklands_cerca/status/1483859343674118151

A 40 años

4 décadas pasaron por las islas del conflicto que sacudió a generaciones de argentinos. Hoy las islas viven una realidad probablemente muy inimaginable para muchos presentes en ese 2 de abril de 1982. Cuando para la Argentina las islas representaban, y representan, un reclamo totalmente legítimo de soberanía sobre territorios que guardan mucha importancia a nivel histórico, geográfico y político. Las Malvinas además representan la puerta de entrada de la Argentina al Atlántico Sur y a la Antártida, zonas consideradas hoy en día como las mejores conservadas naturalmente en el planeta, sin olvidar la enorme riqueza que estas poseen por gran diversidad en recursos naturales: sus nichos de hidrocarburos, sus recursos pesqueros, el agua dulce de la Antártida, entre otros, son recursos que la Argentina debe enfocarse en el largo plazo, y aprender a aprovechar la rica diversidad que esta posee para posicionarse internacionalmente como país con una vasta riqueza, la cual a medida que pasa el tiempo, cada vez se vuelve más cotizada.

La herida de la Guerra de las Malvinas parece estar profundizando en vez de sanarse, pero sobre todo, no se podrá olvidar el significado y el porqué miles sacrificaron sus vidas para luchar por la soberanía nacional y por la patria argentina. Aunque las aristas han sido varias, dependiendo el punto de vista del lector, esto debe ser claro. El reclamo de la Argentina en Malvinas, uno de los únicos elementos permanentes de nuestra política exterior las últimas décadas, ya se ha vuelto un carácter propio de nuestra identidad nacional, que debemos defender con obstinación y sin resignación.

-------------

Otras notas en Urgente24:

Jefes de noticias, Rusia y Ucrania: la gente no es estúpida

"Cristina asesina": Quiénes son los detenidos

La Cámpora descorcha en Bloomberg por YPF: "Lidera entre los mercados emergentes"

Alimento: Los 9 peores errores que cometes al cocinar arroz

Radio del Plata, Rafael Di Zeo y una estafa millonaria

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario