MUNDO Vladimir Putin > Recep Tayyip Erdogan > Ebrahim Raisi

CUMBRE EN TEHERÁN

Amigos: Vladimir Putin, Recep Tayyip Erdoğan & Ebrahim Raisi

Vladimir Putin, Recep Tayyip Erdoğan & Ebrahim Raisi: Turquía, Rusia e Irán discutirán en Teherán guerra civil siria y terrorismo.

Vladimir Putin, Recep Tayyip Erdogan y Ebrahim Raisi discutirán la guerra civil en curso en Siria y la lucha contra el terrorismo durante una reunión 'formato Astana' entre los líderes de los 3 países en Irán. En tanto Moscú y Teherán trabajan en la preparación de un nuevo acuerdo interestatal para llevar la cooperación al nivel de una asociación estratégica, según el asesor presidencial Yuri Ushakov.

"Irán es un socio importante de Rusia, las relaciones son amistosas, tienen una larga historia y se están desarrollando de manera muy efectiva en la más amplia gama de áreas", dijo Ushakov.

Según él, "ambas partes tienen planes para llevar la cooperación bilateral a un nuevo nivel: el nivel de asociación estratégica. Se está preparando un nuevo acuerdo bilateral sobre este tema", especificó Ushakov.

En tanto Erdogan, invitado por Raisi a la 7ma. reunión del Consejo de Cooperación de Alto Nivel Türkiye-Irán en Teherán el 19/07, también trabaja en la cooperación bilateral, asuntos regionales y globales.

El proceso de paz se puso en marcha en enero de 2017 por iniciativa de Türkiye, Rusia e Irán. Sus reuniones también contribuyen al avance de un proceso diplomático dirigido por las Naciones Unidas en Ginebra.

Después de que los 3 países se reunieran en junio en Kazajstán, las partes emitieron una declaración conjunta, diciendo que “condenaban la mayor presencia y actividades de los grupos terroristas y sus afiliados bajo diferentes nombres en Siria. Destacaron la necesidad de implementar todos los arreglos relacionados con el norte de Siria”.

Los 3 están involucrados en Siria, con Rusia e Irán apoyando al régimen de Damasco contra sus oponentes y Turquía respaldando a la oposición.

iran rusia turkiye.jpg
De izq. a der.: Ebrahim Raisi (Irán), Vladimir Putin (Rusia) y Recep Tayyip Erdogan (Turkiye).

De izq. a der.: Ebrahim Raisi (Irán), Vladimir Putin (Rusia) y Recep Tayyip Erdogan (Turkiye).

Posible operación

La cumbre se produce cuando Türkiye prometió lanzar una nueva operación en el norte de Siria para eliminar el terrorismo del grupo PKK y su rama siria, YPG.

Erdogan había dicho que Türkiye lanzaría nuevas operaciones militares en Siria para extender las "zonas seguras" de 30 kilómetros (20 millas) de profundidad a lo largo de la frontera, apuntando a las regiones de Tal Rifaat y Manbij y otras áreas más al este.

Erdogan ha dicho que dado que USA y Rusia no han cumplido con sus compromisos de proporcionar una zona segura a lo largo de la región fronteriza, Turquía está lista para montar una operación para proteger a la nación y a los locales en el norte de Siria del grupo terrorista PKK y su rama siria, las YPG.

En octubre de 2019, Rusia prometió que los terroristas serían retirados a 30 kilómetros de la frontera en la autopista M4 y en el área fuera de la zona de la Operación Fuente de Paz.

El YPG/PKK ejecuta ataques terroristas en Manbij, Ain al-Arab y el distrito Tal Rifaat, de Alepo. Las YPG, que ocupan 33% del territorio de Siria con el apoyo de Estados Unidos, atacan con frecuencia a Azaz, Marea, al-Bab, Jarablus, Afrin, Tal Abyad y Ras al-Ain en el norte del país y con armas pesadas.

Las operaciones respaldadas por Turquía han expulsado al YPG/PKK de Afrin y de una serie de ciudades fronterizas más al este.

Desde 2016, Ankara ha lanzado 3 operaciones antiterroristas exitosas a lo largo de su frontera en el norte de Siria para evitar la formación de un corredor terrorista y permitir el asentamiento pacífico de los residentes:

  • Euphrates Shield (2016),
  • Olive Branch (2018) y
  • Peace Spring (2019).

Irán, cuyo presidente Raisi es el anfitrión de la reunión, ha afirmado que cualquier acción militar turca en Siria podría "desestabilizar la región", mientras que a fines del mes pasado, el principal diplomático de Irán dijo en Ankara que "entendemos que... tal vez podría ser necesaria una operación especial necesario".

Días después, el canciller iraní, Hossein Amirabdollahian, dijo en Damasco que la acción militar turca en Siria “sería un elemento desestabilizador en la región”.

Sinan Ülgen, académico visitante de Carnegie Europe que se especializa en política exterior turca, dijo a Agence France-Presse (AFP) que Ankara quiere la bendición de Moscú e Irán antes de lanzar su operación.

"Es particularmente importante porque las dos posibles regiones objetivo están bajo el control de Rusia, y Turquía quiere poder usar el espacio aéreo... para minimizar los riesgos", dijo.

Irán “también tiene una presencia indirecta en la región a través de las milicias chiítas que controla”, dijo Ülgen.

Para el analista político iraní Ahmad Zeidabadi, han surgido "nuevas diferencias" entre Rusia, Irán y Türkiye tras la guerra de Ucrania.

Esto y un "futuro incierto", dijo, significa que los tres líderes intentarán "coordinar" sus puntos de vista sobre Siria para evitar más tensiones.

Ucrania habla

La cumbre de Teherán también servirá para que Erdogan y Putin se reúnan por primera vez desde que Rusia invadió Ucrania en febrero. El Presidente turco mantendrá una reunión bilateral con su homólogo ruso al margen de la cumbre.

El Presidente turco ha estado ofreciendo durante meses reunirse con el líder ruso y reunir a Putin y al líder ucraniano Volodymyr Zelenskyy en un intento por ayudar a resolver las crecientes tensiones globales desde que comenzó la guerra. Sin embargo, Zelensky, presionado por USA, nunca concreto el encuentro que antes él mismo había pedido pero Putin supeditó a una agenda concreta y a la marcha de las negociaciones bilaterales de alto el fuego que fueron interrumpidas por Kiev luego del encuentro en Estambul el 20/03.

Türkiye es uno de los países más activos que trabajan para garantizar un alto el fuego permanente entre Ucrania y Rusia . Su acto delicadamente equilibrado de asumir un papel como mediador al mantener abiertos los canales de comunicación con ambas partes en conflicto brinda un rayo de esperanza en los esfuerzos diplomáticos para encontrar una solución y lograr la paz en la crisis de Ucrania.

Con su posición única de tener relaciones amistosas tanto con Rusia como con Ucrania, Turquía ha ganado elogios generalizados por su impulso para poner fin a la guerra.

Turquía también recibió a los ministros de Relaciones Exteriores de Rusia y Ucrania en Antalya en marzo, y recientemente organizó una reunión a cuatro bandas en Estambul entre Moscú, Ankara, Kyiv y Naciones Unidas para encontrar una solución a la crisis de granos y alimentos.

The Economist

Es muy contradictorio el enfoque sobre el conflicto que deslizaron el semanario británico conservador The Economist y el multimedios catarí Al Jazeera ha resultado muy diferente:

Maziar Motamedi, para Al Jazeera, desde Teherán, Irán, habla de Putin cada vez más aislado por las sanciones de la OTAN, que le han permitido a Catar ganar más participación en el mercado europeo de importación de GNL (gas natural licaudo). Al Jazeera no lo aclara pero a Catar no sólo le conviene la continuidad del conflicto sino las sanciones a Rusia.

Pero The Economist afirma que "después de la aprobación en mayo de un presupuesto adicional de US$ 40.000 millones (para Ucrania), la insatisfacción se está gestando en los círculos de los políticos demócratas (el oficialismo en USA) con el enorme gasto público en apoyo a Kiev. La ayuda a Ucrania se calcula hasta el final del año fiscal el 30/09, pero nadie sabe exactamente cuándo se acabará el dinero. Pocos en el Congreso creen que se pueda aprobar otro gran paquete de ayuda a Ucrania antes de las elecciones de mitad de período. Muchos dicen que puede haber dificultades después de eso."

Basado en esto, The Economist admitió que el apoyo estadounidense a Ucrania se verá afectado por factores tales como:

  • una posible victoria en las elecciones intermedias de los republicanos (“Si consiguen una gran proporción de republicanos en la Cámara de Representantes, donde se están considerando los proyectos de ley de gastos, y especialmente si tienen el equilibrio de poder, será más difícil brindar más asistencia a Ucrania. Se está volviendo cada vez más difícil explicar a los estadounidenses comunes que enfrentan dificultades financieras por qué se envía dinero del presupuesto a un país de la mitad del mundo. Una encuesta reciente de la Universidad de Maryland mostró que la brecha entre demócratas y republicanos se está ampliando. Entre los demócratas, el 78% está de acuerdo en que pagar más por el combustible si se trata de auxiliar a Ucrania y el 72 % está dispuesto a tolerar una alta inflación para ayudar a Ucrania pero entre los republicanos, solo el 44 % y el 39 %, respectivamente");
  • la perspectiva de un conflicto prolongado, que la Administración Joe Biden apoya por razones poco claras, pero sostiene cuando continúa suministrando armas.

-----------------------------

Más contenidos de Urgente24

AMIA: Lista de reclamos de Amnistía a Alberto Fernández

Oscuro panorama: economía en picada y alta inflación

Alerta: Bancos centrales suben sus tasas contra la inflación

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario