FOCO China > OTAN > nuclear

FRIVOLIDAD CON EL PODER NUCLEAR

Stoltenberg / OTAN y el riesgoso desafío nuclear con China

El ex socialdemócrata noruego Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, ¿dice lo que USA no puede decir (todavía) sobre China? Mucha tensión.

No se entiende por qué motivo querría USA llevar al mismo conflicto a Rusia y China. ¿Cree que puede derrotarlos a ambos juntos? ¿Qué es lo que hay detrás de incitar a China a definirse en el conflicto en Ucrania cuando es conocida la alianza entre China y Rusia? Mejor expresado aún: ¿por qué el ex socialdemócrata noruego Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, es tan reiterativo con China y no con India, por ejemplo?

Es increíble que en medio de un conflicto bélico ya existan especulaciones sólidas de otro mayor porque involucra lo nuclear. Un planeta incierto en el siglo 21.

En este escenario, aparentemente, China ha llegado a la conclusión de que el conflicto con USA es más posible hoy que antes. O, mejor expresado, USA querría el choque ahora y no más adelante. Esto parecería surgir del contenido que Alastair Gale publicó en la portada del The Wall Street Journal, quien sin embargo omite lo de Stoltenberg / OTAN, para pasar directamente a los aprestos chinos (ya que se sabe que a los estadounidenses les apetece ocupar el rol de víctimas):

"China ha acelerado la expansión de su arsenal nuclear debido a un cambio en su evaluación de la amenaza que representa Estados Unidos, dicen personas con conocimiento del pensamiento de los líderes chinos, arrojando nueva luz sobre una acumulación que está aumentando la tensión entre los dos países.

El esfuerzo nuclear chino es anterior a la invasión rusa de Ucrania, pero la cautela de EE. UU. sobre involucrarse directamente en la guerra allí probablemente ha reforzado la decisión de Beijing de poner mayor énfasis en el desarrollo de armas nucleares como elemento disuasorio, dicen algunas de estas personas. Los líderes chinos ven un arsenal nuclear más fuerte como una forma de disuadir a Estados Unidos de involucrarse directamente en un posible conflicto sobre Taiwán.

Entre los desarrollos recientes, este año se ha acelerado el trabajo en más de 100 silos de misiles sospechosos en la remota región occidental de China que podrían usarse para albergar misiles con ojivas nucleares capaces de llegar a los EE. UU., según analistas que estudian imágenes satelitales del área.

Los líderes estadounidenses han dicho que el pensamiento detrás del avance nuclear de China no está claro. Los analistas de seguridad independientes que estudian la proliferación nuclear dicen que tampoco saben qué está impulsando a Beijing después de que los intercambios entre funcionarios y analistas chinos se agotaron en su mayoría en los últimos años. (...)".

Jens-Stoltenberg.jpg
Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN.

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN.

Beijing

Taiwán es, para China, lo que Ucrania es para Rusia: no es el fondo de la cuestión que, en ambos casos es Washington DC. En el caso de Ucrania, USA tiene a la OTAN / Unión Europea y algunos otros aliados: Australia, Canadá y Japón. En el caso de Taiwán, otra vez aparecen Japón y Australia, además de Corea del Sur.

China utiliza la respuesta a las declaraciones (reiteradas) de Stoltenberg para devolverle un mensaje a USA, luego del anuncio del interés de la OTAN en expandirse hacia Asia, y específicamente hacia el Mar del Sur de la China.

El texto de Global Times, vocero del Partido Comunista Chino, es muy curioso porque se presenta como resultado de una entrevista a Lü Xiang, investigador de la Academia China de Ciencias Sociales, pero deviene en editorial:

"Cuando el hermano mayor de una pandilla envejece y se vuelve somnoliento y lucha por aferrarse al poder, busca más enemigos para demostrar que la pandilla todavía tiene un propósito.

Está sucediendo que la Organización del Tratado del Atlántico Norte, bajo el control de los EE. UU., decidió antagonizar más abiertamente a un país tan lejano como China.

Fingiendo no escuchar las repetidas declaraciones de China de no tomar partido en el conflicto de Ucrania provocado por la OTAN, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo el jueves que la negativa de China a condenar a Rusia por "invadir" Ucrania, así como su "cuestionamiento del derecho de las naciones a elegir su propio camino", es un "serio desafío" para la alianza militar.

La OTAN está haciendo otro intento de arrastrar a China al conflicto entre Rusia por un lado y Ucrania y la OTAN por el otro. La OTAN está haciendo otro intento de arrastrar a China al conflicto entre Rusia por un lado y Ucrania y la OTAN por el otro.

Tal vez Stoltenberg primero debería aprender a respetar el camino de China de negarse a coludirse con, o ceder ante, cualquier organización militar y hegemónica.

La OTAN es una organización militar de Estados Unidos y Europa que tiene como objetivo resolver los problemas de seguridad en ese continente. Pero China, como país asiático, nunca ha interferido en ningún conflicto en Europa, ni se supone que lo haga. No tiene sentido que la OTAN haga que China soporte su problema o sea castigada.

China tampoco ha cuestionado nunca el derecho de otros países a "elegir su propio camino", porque China no interfiere en sus asuntos internos. La OTAN, a través de su obsoleta lente de la Guerra Fría, está promocionando a China como una fuerza malvada y obligando a los países europeos a tomar partido.

¿Por qué a la OTAN le importa tanto si China condena a Rusia o no? Quiere retratar a China como "cómplice de los crímenes rusos", lo que facilita unir a los miembros de la alianza, que ya se había desorientado tras la desaparición de su principal enemigo, la ex Unión Soviética. ¿Por qué a la OTAN le importa tanto si China condena a Rusia o no? Quiere retratar a China como "cómplice de los crímenes rusos", lo que facilita unir a los miembros de la alianza, que ya se había desorientado tras la desaparición de su principal enemigo, la ex Unión Soviética.

Independientemente de la intención de China de mantenerse alejado del desorden de la OTAN, está claro que China está en camino de convertirse en el próximo enemigo objetivo de la OTAN, ya que es poco probable que el país siga a esta organización militar.

La reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN, recientemente concluida, invitó a Australia, Japón, Nueva Zelanda y Corea del Sur, socios de Asia-Pacífico de EE. UU., con el claro objetivo de rodear a China.

Estados Unidos está tratando de usar sus propias preocupaciones crecientes sobre la asociación entre Beijing y Moscú y el rápido ascenso de Beijing para manipular a sus aliados, especialmente a los de Europa, para que crean que se debe tratar a China de todas las formas posibles.

Las palabras de Stoltenberg indican que la OTAN es una alianza basada no solo en la geografía, sino, lo que es más importante, en la política y los valores. Esta es una señal muy peligrosa de un serio desafío al que se enfrentan la paz y la estabilidad mundiales. Es la OTAN la que sigue antagonizando a cualquiera que incluso piense diferente con ella.

(...) En este proceso, la OTAN intentará ganar más influencia en la toma de decisiones políticas en la comunidad mundial. Posiblemente se involucrará más directamente en los asuntos de la región de Asia-Pacífico y ejercerá más presencia allí. La alianza de EE. UU. en la región de Asia y el Pacífico, incluidos AUKUS y Quad, probablemente trabajará en estrecha colaboración con la OTAN. Eventualmente, el objetivo es formar un enorme mecanismo de poder liderado por Estados Unidos, bajo el cual todos los "rivales" de Occidente sean objetivos. (...)".

yumen.jpg
Silos nucleares en Yumen, China.

Silos nucleares en Yumen, China.

Especulaciones

Antes de esto, USA ha estado inflando la capacidad nuclear china.

La "impresionante expansión" de China de su arsenal estratégico y nuclear "es un riesgo que aumenta rápidamente para USA", escribió el almirante Charles Richard, jefe del Comando Estratégico, en un testimonio publicado en el sitio web del subcomité de Asignaciones de Defensa de la Cámara de Representantes que se presentará a los legisladores en una audiencia a puerta cerrada, informó Bloomberg.

La primera prueba de China de un vehículo de planeo hipersónico lanzado con misiles balísticos intercontinentales en julio pasado es un "logro tecnológico con serias implicaciones para la estabilidad estratégica", ya que el vehículo hipersónico voló 40.000 kilómetros durante más de 100 minutos, marcando "la mayor distancia y el mayor tiempo de vuelo de cualquier sistema de armas de ataque terrestre de cualquier nación hasta la fecha", escribió Richard en el testimonio.

El almirante estadounidense volvió a afirmar que China ha impulsado la construcción de campos de misiles nucleares en el oeste de China, cada uno con unos 120 silos de misiles, lo que le permite al país tener misiles balísticos "robustos" que serían capaces de llegar a los EE. UU. continentales.

Acerca de los silos, Fu Cong, Director General del Departamento de Control de Armas del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, dijo en una conferencia de prensa en enero que no cree que sea un asunto serio tratar de calcular el tamaño de las fuerzas nucleares chinas en base a esas imágenes satelitales citadas por los medios occidentales.

China no tiene planes de expandir drásticamente su arsenal nuclear, pero continuará modernizándolo en el entorno de seguridad cambiante, dijo Fu.

El ejército de los EE. UU. nuevamente está exagerando este tema porque quiere construir una nueva fuerza de tríada nuclear estratégica y necesita financiamiento del Congreso de los EE. UU. Por esa razón, necesita construir una amenaza, dijo Song Zhongping, un experto militar chino y comentarista de televisión.

¿Verdad o Consecuencia?

Preparativos

Volviendo al texto del WSJ se afirma que hay un mayor enfoque de China en las armas nucleares a causa de los temores de que Washington pueda intentar derrocar al gobierno comunista de Beijing luego de un giro más agresivo en la política estadounidense hacia China bajo las administraciones de Trump y Biden.

"(...) Los funcionarios militares estadounidenses y los analistas de seguridad están preocupados de que la aceleración nuclear de China pueda significar que estaría dispuesto a realizar un ataque nuclear sorpresa. Las personas cercanas al liderazgo chino dijeron que Beijing se compromete a no usar armas nucleares primero.

China planifica mantener un arsenal no más grande de lo necesario para garantizar los intereses de seguridad de China, dijeron, y agregaron que el ejército chino cree que sus armas nucleares están demasiado desactualizadas para presentar un elemento disuasorio efectivo contra un posible ataque nuclear estadounidense.

“La capacidad nuclear inferior de China solo podría conducir a una creciente presión estadounidense sobre China”, dijo una persona cercana al liderazgo.

La nerviosa reacción internacional al llamado del líder ruso Vladimir Putin para que sus fuerzas nucleares se pongan en alerta luego de su invasión de Ucrania ha ofrecido a los funcionarios chinos una lección del mundo real sobre el valor estratégico de las armas nucleares. Lo mismo sucedió con la decisión de Ucrania en 1994 de entregar las armas nucleares que quedaban en el país después de la desintegración de la Unión Soviética a cambio de garantías de seguridad de Estados Unidos y Rusia.

misil nuclear.jpg
Misil nuclear de USA en su silo de resguardo y lanzamiento.

Misil nuclear de USA en su silo de resguardo y lanzamiento.

“Ucrania perdió su capacidad de disuasión nuclear en el pasado y por eso se metió en una situación como esta”, dijo un militar chino retirado vinculado al programa nuclear del país.

(...) Las estimaciones del gobierno y el sector privado de EE. UU. colocan el arsenal nuclear de China en los cientos de ojivas, muy por debajo de las aproximadamente 4.000 ojivas que tienen tanto Rusia como EE. UU. El Pentágono dice que ahora espera que China tenga 1.000 ojivas para fines de esta década.

Las imágenes satelitales tomadas durante enero muestran que se han retirado las últimas 45 cubiertas temporales sobre cada uno de los 120 silos sospechosos de misiles cerca de la ciudad de Yumen, lo que sugiere que se completó el trabajo más delicado en todos los silos, dijo Matt Korda, investigador principal. asociado del Proyecto de Información Nuclear de la Federación de Científicos Estadounidenses en Washington. En otros dos campos de silos más pequeños en el oeste de China, el trabajo está en etapas más tempranas.

Los silos en cada uno de los sitios son lo suficientemente grandes para un nuevo misil chino de largo alcance conocido como DF-41 que se puso en servicio en 2020 y es capaz de alcanzar el territorio continental de EE. UU., dicen los analistas. Las pruebas de misiles que se lanzan desde aviones y pueden llevar ojivas nucleares también le dan a Beijing una mayor posibilidad de tomar represalias si es golpeado primero en un ataque nuclear. (...)

Los líderes chinos consideraban que las armas nucleares tenían un valor limitado porque no ofrecen opciones realistas para luchar en la mayoría de las guerras. Se produjo un cambio importante a principios de 2020, según las personas familiarizadas con el pensamiento del liderazgo, cuando el gobierno de EE. UU . endureció su postura hacia Beijing en las primeras etapas de la pandemia de covid-19.

Las fuertes críticas al Partido Comunista por parte de altos funcionarios de la administración Trump generaron un consenso entre los líderes chinos de que Washington estaba dispuesto a asumir mayores riesgos para detener el ascenso de China, dijeron algunas personas. Las fuertes críticas al Partido Comunista por parte de altos funcionarios de la administración Trump generaron un consenso entre los líderes chinos de que Washington estaba dispuesto a asumir mayores riesgos para detener el ascenso de China, dijeron algunas personas.

(...) No hay indicios de que una guerra por Taiwán sea inminente, pero los líderes de EE. UU. y China creen que la isla es el punto álgido que probablemente desencadene una confrontación militar. Estados Unidos mantiene una política de no decir si intervendría para apoyar a Taiwán, un enfoque destinado a disuadir el conflicto. Si EE. UU. interviniera en una guerra, las bases estadounidenses en Japón, Guam y en otros lugares del Pacífico occidental podrían convertirse en objetivos para el ejército chino.

Según una revisión de la política nuclear realizada por la administración Trump en 2018, EE. UU. dijo que podría usar armas nucleares para responder a ataques no nucleares significativos contra EE. UU. o sus aliados. El presidente Biden se apegará a ese enfoque , según funcionarios estadounidenses.

Beijing cree que Washington consideraría atacar a China continental con armas nucleares porque el ejército estadounidense enfrenta desafíos para defender a Taiwán contra el Ejército Popular de Liberación que usa armas convencionales, dijeron las personas.

Señalando a Ucrania, algunos analistas de seguridad han sugerido que China podría usar la amenaza de un ataque nuclear para disuadir a EE. UU. no solo de usar sus propias armas nucleares en un conflicto sobre Taiwán, sino también de unirse a la lucha con el poder militar convencional.

(...) Las imágenes de satélite muestran que el trabajo comenzó en el campo de silos de Yumen entre marzo y octubre de 2020, poco después de que aumentaran las preocupaciones de los líderes sobre las intenciones de Estados Unidos.

(...) Beijing está construyendo un sistema de alerta temprana para detectar misiles entrantes con la ayuda de Rusia, según el Pentágono, y en febrero de 2021, China lanzó un satélite que, según algunos analistas, es el comienzo de un sistema de sensores espaciales para misiles.

China también está desarrollando armas más avanzadas que potencialmente podrían llevar ojivas nucleares, incluidos misiles hipersónicos, contra los cuales Estados Unidos no tiene defensas probadas.

“Todas estas capacidades trabajan juntas para decirle a los EE. UU.: 'No hay un mundo en el que pueda participar en un primer ataque nuclear contra China y no esperar represalias nucleares en sus ciudades, incluso con sus defensas antimisiles, incluso con su gran capacidades de contrafuerza'”, dijo Caitlin Talmadge, profesora asociada de estudios de seguridad en la Universidad de Georgetown. (...)".

----------------

Otras notas en Urgente24

IVA: El mundo lo baja y Argentina curra con este fideicomiso

Rusia, ¿Oriente u Occidente? (Encienda el GPS por favor

Minería de Bitcoin verde: Tesla, Blockstream y Block emergen

Semana 360: Casi todos piensan en el 2023 (y falta)

Venezuela cerca de crecer un 20%, ya pide tarjetas cripto

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario