ECONOMÍA

PRESIÓN FISCAL

Córdoba prendió la aspiradora y recaudó el doble que el año pasado

La Provincia declaró una recaudación que demostró una escalada sin precedentes en los últimos tres años. En el combo, se suman los ingresos por coparticipación y los impuestos locales. A comparación de abril del 2020, uno de los peores meses de la historia en materia económica, Córdoba recaudó un 101% más. Con la inflación contemplada, el incremento baja a un 41% real, que se sigue manteniendo muy por encima de la media de los últimos tiempos.

CÓRDOBA. Luego de que los niveles de recaudación cayeran a un mínimo histórico durante el 2020, fruto del aislamiento y la crisis económica que Argentina acarrea hace décadas, ciertas jurisdicciones comenzaron a recuperar músculo fiscal. Si bien no se puede hablar de una auténtica reactivación económica (muchos vaticinan un año de estancamiento igual que el 2020), en Córdoba, el Estado provincial desplegó durante el mes de abril todo su poder de recaudación y logró hacerse con números que son motivos de festejo en el Centro Cívico. 

En primer lugar, la Provincia logró recaudar en el mes que pasó, $37.889 millones de pesos, o unos US $383.686.075,94 dólares al tipo de cambio oficial. Esto significó un incremento del 41% real respecto al mismo mes del 2020.

Por supuesto, abril del 2020 fue uno de los meses de menor actividad económica en la historia del país, debido al régimen del ASPO dispuesto por el Gobierno nacional. Esto provocó que la gente priorizara comer antes que pagar impuestos, una realidad que hoy no está muy lejos. 

Esa realidad hizo que los estados, en todos sus niveles, hubieran concentrado la presión fiscal en sectores puntuales durante un tiempo. Aunque esa política parece haber quedado atrás, volviendo a generalizarse el cobro a pesar de que aún persisten restricciones. 

Justamente, esa es la diferencia que llevó a Córdoba a realizar una recaudación con niveles pre pandemia, e incluso niveles pre crisis. Hay que remontarse hasta 2018, antes de la corrida cambiaria que terminó desestabilizando a la gestión de Mauricio Macri, para encontrar semejantes porcentajes de recaudación. 

Con respecto al 2019, la recaudación del pasado abril fue mayor en un 10,5%. Mientras que el mismo mes de 2018 fue superado en un 3% respecto a este abril. 

Ahora bien, la aspiradora cordobesa no solo fue apuntada a los contribuyentes locales, sino también a la Nación. Es que la Provincia aumentó su percepción de coparticipación nuevamente, como lo viene haciendo en los últimos meses, y a pesar de la distancia con el Gobierno nacional, lo que pone en duda la veracidad de la misma.

El cambio en la repartija le dio a Córdoba un incremento del 0,3%, lo que la dejó en una percepción del 8,3%.  Respecto al mismo mes del año pasado, la coparticipación cordobesa se incrementó en un 42,3%. 

El alza de los ingresos en las arcas provinciales llegó en un momento propicio para la gestión de Hacemos por Córdoba, que necesita dinero líquido para poder hacer frente a las obras públicas en las que se está volcando. A pesar de que muchas de ellas son patrocinadas por la Casa Rosada, Córdoba siempre quiere contar con trofeos propios. 

El hecho de que sea un año electoral hace que las obras del Gobierno cordobés sean cruciales elementos de campaña. De ese modo, el schiarettismo se ha manejado por más de dos décadas y ha logrado cosechar grandes resultados electorales. 
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario