DEPORTES Boca > Mauricio Macri > Juan Román Riquelme

"AUTORITARISMO"

Macri ya juega en la interna de Boca con críticas a Riquelme

Mauricio Macri se bajó de la precanditura presidencial y se metió de llena a jugar en la interna de Boca Juniors, lanzando duras críticas contra Riquelme.

Dicen que su sueño es volver a dirigir al club xeneize, lo que significa competir con Juan Román Riquelme, quien ha logrado convertir a Boca Juniors en una extensión de sí mismo, más que Macri, aparentemente. Riquelme se ha convertido en un problema para Macri, mucho más que Horacio Rodríguez Larreta.

Y en ese contexto, Macri salió este lunes (27/03) con los tapones de punta contra el actual dirigente.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que se presente como candidato a vicepresidente en el club de la ribera, contestó: “Es una decisión que requiere meses de reflexión y todo lo que vengo a predicar es justamente lo que no está pasando en Boca, donde volvió el personalismo, un autoritarismo que no funciona”.

Macri aseguró que el club era un ejemplo institucional y de equilibrio que incluso utiliza como ejemplo en sus clases de liderazgo, pero ese panorama cambió a partir de la asunción de Jorge Amor Ameal como presidente y Riquelme como vice.

“Riquelme tiene un nivel de autoritarismo que he visto pocas veces. No es bueno. Él siempre ha tenido ese temperamento y le está jugando mal a él y a Boca ”, planteó Macri.

Hasta el momento, Andrés Ibarra se ha presentado como el referente del macrismo que competirá en las elecciones de fin de año contra la fórmula del oficialismo, que se descuenta que tendrá a Riquelme como cara principal. También está anotado en la competencia el mendocino Jorge Reale.

Recordemos que el macrismo perdió la conducción del club en 2019 tras la salida de Daniel Angelici, cuando la fórmula encabezada por Christian Gribaudo fue superada por la de Ameal-Riquelme.

Tensa relación entre Riquelme y Macri: El famoso 'Topo Gigio'

La relación de Macri con Riquelme siempre ha sido tensa, pese a que hubo ciertos momentos de tregua. Es más que recordado el festejo de un gol en el que el entonces futbolista le dedicó el 'Topo Gigio'.

El peculiar festejo fue el 8 de abril de 2001, durante una victoria 3 a 0 de Boca en un Superclásico frente a River en la Bombonera.

Tras marcar el gol, el 10 corrió hasta la mitad de la cancha donde se detuvo, poniendo sus dos manos detrás de sus orejas y se mantuvo inmóvil en esa posición, mientras escuchaba el alarido de la multitud que festejaba su gol. Su mirada apuntaba al palco oficial, donde estaba toda la cúpula dirigencial. Y la cámara enseguida apuntó hacia los palcos de enfrente donde estaba Macri.

riquelme-topo-gigio.jpg
El Topo Gigio de Riquelme festejando el gol, dirigido a Macri.

El Topo Gigio de Riquelme festejando el gol, dirigido a Macri.

En esos días, estaba enfrentado con la Comisión Directiva a partir del reclamo de un reconocimiento económico por los logros obtenidos, ya que Boca venía de ganar tres torneos locales, dos Copa Libertadores y una Intercontinental (ante el Real Madrid y con una actuación sobresaliente del 10).

El entorno de Román aseguraba que cobraba la misma prima que un juvenil del plantel, mientras que Macri argumentaba que el contrato firmado y vigente había sido acordado por ambas partes y no ameritaba modificaciones.

El 30 de marzo, 10 días antes de la celebración del Topo Gigio, Macri había anunciado que Riquelme sería transferido a Barcelona a cambio de 26 millones de dólares, cifra récord para el fútbol argentino. “Esta venta solucionará muchos problemas porque equilibrará las cuentas", destacó el entonces dirigente.

“Esto es medio loco. Ahora dicen que ya me vendieron y yo no sé nada. Como no me quisieron arreglar el contrato, ahora dicen que me venden”, replicó el jugador.

Dos meses más tarde, el enfrentamiento escaló cuando, tras vencer a Palmeiras en Brasil por una de las semifinales de la Libertadores, los jugadores cantaron contra la dirigencia y lucieron remeras con inscripciones contra el tesorero Orlando Salvestrini. Carlos Bianchi, en ese momento el DT de Boca, respaldó a los futbolistas. Ese año terminó con Jorge Bermúdez, Oscar Córdoba y Bianchi fuera del club. Y con Riquelme vendido a Barcelona.

----------

Más contenido en Urgente24:

Renault durmió a uno de sus modelos en Argentina

Grieta en Twitter por la mirada de Messi a Sofía Martínez

Pesimismo extremo inédito: Macri se bajó pero, ¿alcanza?

Candidato a gobernador de JxC atropelló y mató a un peatón

La venganza de Sergio Massa contra Juan Grabois

FUENTE: Urgente24