SOCIEDAD

EN AVELLANEDA, SANTA FE

Video: multitudinaria marcha en contra de la intervención estatal de Vicentín

La misma tuvo lugar en la localidad de Avellaneda, lugar de nacimiento de la empresa, y fue apoyada fervientemente por su intendente, Dionosio Scarpín, quien afirma que "se están robando parte de una historia". Bajo el lema “Cuidemos a lo nuestro”, vecinos de dicho municipio en conjunto con los de la ciudad vecina de Reconquista se convocaron para pedir la marcha atrás de la decisión de Alberto Fernández. Horas antes, recibieron de mal manera la llegada a ese lugar del subinterventor designado,  Luciano Zarich, quien arribaba a la ciudad para reunirse con el juez que tramita la convocatoria de acreedores. Alojado en un hotel de la zona céntrica de Reconquista, debió ser sacado por fuerzas de la policía aeroportuaria ya que no le podían garantizar su seguridad.

El anuncio de Alberto Fernández acerca de la intervención del grupo Vicentín desató la polemica y en la jornada de este martes se levantaron las primeras protestas en las calles para que el Jefe de Estado de marcha atrás su decisión.

En horas de la tarde el malestar fue expresado por vecinos de la localidad de Reconquista y Avellaneda, que a partir de las 18 se reunieron en las inmediaciones de las oficinas de la empresa en rechazo a la medida del gobierno bajo la consigna "Cuidemos lo nuestro".

Si bien de la concentración, desplegada específicamente en las calles 14 y Av. San Martín, se esperaba que los manifestantes asistieran con sus autos, muchos lo hicieron a pie y sin respetar las medidas de distanciamiento social.

Los ánimos ya estaban caldeados desde la mañana, cuando llegó a Reconquista el subinterventor designado, Luciano Zarich, para reunirse con el juez que tramita la convocatoria de acreedores, Fabián Lorenzini. Con él arribó una gran comitiva que no fue bien recibida por los vecinos de Reconquista y Avellaneda que hasta le habrían negado el ingreso a las oficinas de Vicentín, que en el día de hoy mantuvo sus puertas cerradas.

Pero eso no iba a ser todo: en un evento reciente, Zarich debió ser sacado por fuerzas de la policía aeroportuaria del hotel donde se encontraba alojado ya que no le podían garantizar su seguridad ante las decenas de personas que se dirigieron hasta las puertas del mismo pidiendo que se vaya de la ciudad. Esto habría sucedido casi al mismo tiempo que se llevaba a cabo la marcha. 

Con respecto a la movilización, uno de lo principales impulsores es el intendente de la localidad de Avellaneda, Dionosio Scarpín, surgido de la UCR en el Frente Progresista, Cívico y Social. El funcionario convocó a la comunidad a marchar frente a las oficinas para decirle "No a la expropiación". 

En declaraciones recientes, Scarpín aseguró que hay "un montón de  alternativas" para salvar la cerealera que adeuda más de 1.350 millones de dólares.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

⚠️PARTICIPÁ EN TU AUTO TOMANDO LOS RECAUDOS SANITARIOS CORRESPONDIENTES Y MANTENIENDO LA DISTANCIA SOCIAL

Una publicación compartida de Dionisio Scarpin (@dioniscarpin) el

El intendente  se mostró sorprendido “para mal” con la noticia, además de sentir “mucha bronca y angustia”.

“Hablar de Vicentin es hablar de una empresa familiar de la provincia que ha crecido de la nada. No estamos hablando de una multinacional extranjera”, afirmó Scarpín sobre la firma que tiene una fuerte inserción industrial tanto en Avellaneda como en Reconquista y la región.
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario