POLÍTICA

IMPUESTO A LAS GANANCIAS

Finalmente llegó el alivio fiscal a pymes

Fue iniciativa de Sergio Massa (Buenos Aires / FdT-Frente Renovador), que el ministro Martín Guzmán había omitido en un proyecto que envió a la Cámara Baja, y como titular de esa instancia, Massa se lo devolvió para su corrección. Finalmente, la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto que modifica el Impuesto a las Ganancias para Sociedades. La iniciativa traerá más alivio fiscal a las pequeñas y medianas empresas, ya que solo las que tengan ganancias acumuladas mayores a $50 millones anuales pagarán la tasa de 35%.

Con 124 votos a favor y104 en contra, la Cámara baja aprobó el proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias para sociedades, con el que se busca aliviar la carga fiscal al 95% de las empresas pequeñas y medianas.

La medida finalmente aprobada amplía el alivio fiscal a las PyMEs previamente estipulado, al aplicar la tasa del 35% solo a las empresas con ganancias iguales o superiores a los $50 millones anuales. 

Durante la sesión, los legisladores modificaron la escala prevista en el proyecto original, que estipulaba la tasa del 35% para las ganancias de $20 millones anuales en adelante, aplicándola para las ganancias de $50 millones anuales o superiores.

El objetivo de esta modificación apunta a generar un alivio fiscal concentrado en empresas medianas que tienen ganancias imponibles de entre $20 y $50 millones, beneficiando a 6773 empresas más de las previamente consideradas.

La sesión


Al inicio del debate, que se extendió durante 3 horas y media, el miembro informante del oficialismo, Carlos Heller (FdT-Partido Solidario / CABA), anunció que respecto al dictamen elaborado en comisión hubo un cambio “fundamental” para lograr un mayor acompañamiento: se elevó el tope de la categoría intermedia que pasó de $20 millones a $50 millones“.
 
“Vamos a proponer un cambio en las escalas que aprobamos en la comisión y eso es producto de las conversaciones con los diversos bloques para hacer una propuesta superadora que permitirá su acompañamiento a través del consenso”, agregó el diputado del FdT.

“Nuestra propuesta de reforma del impuesto a las ganancias de las sociedades es equitativa porque solo va a implicar una alícuota diferencial para empresas con ganancias que excedan los 50 millones de pesos”, agregó.

Con respecto al impacto del costo fiscal de esta ley, sostuvo que “podría alcanzar para compensar el costo que fue la reducción de aportes de las personas de la 4ta categoría del impuesto a las ganancias”.

En contra del proyecto, el vicepresidente de la Comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (Santa Fe / PRO) señaló: “Hoy estamos votando un aumento impositivo a casi todos los tramos de las empresas y no de los empresarios, un aumento de la presión tributaria en un país que tiene presión tributaria récord”.

“Las empresas se van, huyen, espantadas por la carga impositiva que hay en el país. Necesitamos del sector privado para generar empleo y con este aumento impositivo enmascarado le estan poniendo una piedra atada al cuello. Por eso, están ahogando a las empresas”, agregó.

Luis Pastori (Misiones / UCR) señaló que “lo urgente en la Argentina es incentivar la inversión privada para generar trabajo registrado, la pobreza no se combate solo con medidas asistencialistas, eso es no entender la raíz del problema estructural”.

Jorge Sarghini (Buenos Aires / Consenso Federal) se opuso al proyecto oficialista debido a “una combinación de 2 indicadores que son los que determinan que no hay más margen para aumentar impuestos en Argentina: el nivel de presión tributaria y el nivel de inversión, que apenas supera el 13% del PBI”.

“Lo más importante por lo que nosotros no acompañamos este proyecto, es que aún en lo más profundo de las crisis, cada política públicas que se decide tiene que arbitrar entre el corto y el largo plazo”, añadió.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario