Leído

DESESPERADO

Trump contra Huawei, le reclama a Apple una red 5G

Jue, 21/11/2019 - 4:11pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Donald Trump es analógico. Bastante bien utiliza Twitter para su enfoque tecnológico-cultural... pero dificilmente pueda diferenciar entre una red 5G y un cable-modem o un router. Entonces, desesperado por el avance de los chinos en la tecnología 5G, le ha exigido a Apple crear una red 5G en USA para no tener que utilizar la de Huawei que hasta ahora resulta el estándar.

Contenido

"Durante mi visita ayer a Austin, Texas, […] le pregunté a Tim Cook para ver si podía involucrar a Apple en la construcción de 5G en USA", ha anunciado Donald Trump a través de su famosa cuenta de Twitter.

Las redes 5G ofrecerán velocidades de datos hasta 50 o 100 veces más rápidas que las actuales redes 4G, y servirán como infraestructura para una variedad de industrias.

El presidente de USA le puso optimismo a su diálogo con el director ejecutivo de la empresa estadounidense Apple: "¡Lo tienen todo: dinero, tecnología, visión y a Cook!".

Donald Trump ha obligado a Apple a adaptarse y regresar su fábrica a USA.

Tim Cook y su empresa inauguraron un factoría en Texas, que mantendría las cosas en equilibrio entre el gobierno y los negocios de Apple.

Sin embargo, el pedido de Trump a Apple es el equivalente a pedirle a Elon Musk y Tesla Motors que construyan carreteras porque hace coches eléctricos.

El analógico Trump debería pedirle eso a Verizon, AT&T, T-Mobile y Sprint, si es que quiere un 5G 100% estadounidense.

Trump at Apple plant in Texas with Tim Cook
 

Historia

Tras una intensa competencia con compañías rivales de USA y Corea del Sur y en medio de la cruzada de Washington DC contra las empresas chinas de telecomunicaciones, 3 empresas estatales de China se adelantaron a todos y anunciaron el lanzamiento comercial de conexiones con tecnología 5G.

Algunos de los rivales de Apple en el mercado de teléfonos inteligentes, en particular Samsung Electronics Co Ltd, ya han lanzado dispositivos 5G, presionando a Apple para que avance con la integración de esta red. Ahora Trump le ofrece la protección del Estado para que puedan iniciar su desarrollo.

Mientras tanto, el Gobierno de USA acusa a Beijing de utilizar compañías como Huawei para cometer espionaje y robo de tecnología, y presiona a sus aliados en Europa para que cierren las puertas de sus redes nacionales 5G a las compañías chinas: la competencia tecnológica es la realidad de una disputa que tiene formas de política internacional.

La compañía sueca Ericsson fue la primera en alcanzar velocidades 5G, con demostraciones en directo del estándar previo a la tecnología de red (preestándar).

​En noviembre de 2014, Huawei anunció la firma de un acuerdo con la operadora móvil rusa MegaFon para estandarizar y desarrollar redes 5G de prueba, para la Copa Mundial de Fútbol de 2018.

​En febrero de 2017, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), dependiente de Naciones Unidas, reveló alguna de las especificaciones de la tecnología 5G; entre ellas se incluyen velocidades mínimas de 20 Gbps de descarga y 10 Gbps de subida, y una latencia de 4 ms. Se pretende optimizar los dispositivos para hacerlo lo más eficiente posible para el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés). Está previsto que todo el mundo utilice esa conectividad en 2025.

Contradicciones

Desde Beijing niegan con vehemencia las acusaciones, mientras que algunos países europeos tales como Alemania se han negado a prohibir que Huawei ingrese a su mercado de 5G.

Luego, USA no puede continuar mucho más la ridícula guerra contra Huawei porque está poniendo en riesgo el dominio tecnológica de otras empresas estadounidenses.

El caso más notable es Alphabet, que tiene Android: las limitaciones y luego prohibiciones de USA a venderle tecnología a Huawei ha llevado a la empresa china a iniciar el desarrollo de una tecnología propia y sustituir por completo todas las patentes y provisiones estadounidenses.

El Departamento de Comercio de USA ahora confirmó que ha empezado a otorgar licencias a algunas compañías estadounidenses para el suministro de materiales no sensibles a Huawei Technologies, informó Reuters.

La Administración Trump había incluido en mayo a la compañía china en una 'lista negra' comercial, acusándola de espionaje a través de sus equipos, pero desde entonces ha extendido varias veces permisos a compañías estadounidenses para hacer negocios con Huawei.

Sin embargo, hasta este momento se trató solo de licencias provisionales generales, que permitieran transacciones limitadas en apoyo a algunos operadores que dependen de las redes 3G y 4G de la compañía asiática, mientras que las solicitudes de licencia especial permanecían sin respuesta. 

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo a Fox Business Network que su departamento tiene "alrededor de 290 solicitudes de licencia especial" y que ha empezado a "enviar cartas con intención de rechazo en 20 días... y algunas aprobaciones".

El Gobierno de USA promulgó el 18/11 una nueva extensión de 90 días, que permite a las compañías estadounidenses continuar haciendo negocios con Huawei... mientras presiona a sus aliados en la OTAN para que cierren las puertas de sus redes nacionales 5G a las compañías chinas. Increíble y muy bizarro.

Sin Android

Linda Patiño en El Tiempo, de Bogotá (Colombia), comentó el uso del 1er. teléfono móvil de Huawei que prescinde de la tecnología Android:

"(...) El Mate 30 Pro viene equipado con una pantalla tipo cascada (de bordes infinitos) de 88 grados de inclinación. Su forma deriva en que el único botón disponible sea el de encendido y apagado. En reemplazo del control de volumen basta con dar dos toques en uno de los costados y deslizar el dedo por los bordes. El lector de huella digital está dentro de la pantalla.

La pantalla, de 6,53 pulgadas con resolución 1.176 × 2.400 píxeles a 409 ppp, trae un contraste de colores enriquecido que puede activarse y desactivarse manualmente, ofrece un descanso visual más allá de las luces azules con un modo monocromático (en blanco y negro) que se activa cuando ha excedido el uso recomendado (establecido por usted) de su teléfono y que deja a todas sus apps sin color.

En eficiencia energética, Huawei volvió a superarse. La capacidad de la batería, de 4.500 mAh, le permitirá al usuario olvidarse de cargarlo por días. Aún si ha escuchado un pódcast, ha tomado fotos y ha utilizado sus redes sociales intensamente, es posible que el teléfono no haya perdido más de un 20 % de la batería y gracias a carga rápida de 40 wats, vuelve a estar al 100 % en cuestión de una hora.

La alianza con la óptica alemana Leica continúa. Para este modelo, Huawei optó por cambiar la distribución de sus cámaras y pasar de un cuadrado a un halo circular, que recuerda la forma de un lente de cámara más tradicional.

La cámara incorpora modos que hereda del anterior modelo, como el conteo de calorías, que identifica los valores nutricionales de alimentos, y la medición de realidad aumentada, que le permite saber la longitud o el volumen de objetos, con mejoras en la rapidez del sistema.

El paso de tres lentes a cuatro se orquesta mediante una distribución de dos lentes principales de 40 MP, un teleobjetivo de 8 MP y un sensor TOF de profundidad. El teléfono incluye un vasto ISO de 51200, que facilita capturas en extrema oscuridad, con soporte fijo.

En materia de cámara selfie, el Mate 30 Pro viene con dos lentes de 16 MP (para un total de 32 MP). Sobresale su reconocimiento facial, capaz de identificar al usuario, aun en condiciones de oscuridad en las que la luz proviene de la pantalla del teléfono. Además de traer el retrato y el efecto bokeh, que difumina el fondo y resalta el objeto en primer plano, incluyó el modo noche en las selfies.

Para rematar, con el zoom óptico de 3× (digital de hasta 45× ) es posible acercarse y definir diferentes planos sin necesidad de desplazarse a la hora de capturar un momento. (...)".