SALUD Pfizer > vacuna > Delta

REFUERZO

Pfizer planea tercera dosis y la FDA dice que no hace falta

La farmacéutica Pfizer planea desarrollar una tercera dosis de refuerzo de su vacuna, mientras la FDA desestima la necesidad ante las nuevas variantes.

Este nuevo refuerzo a la vacuna estaría apuntado a reforzar la inmunidad luego de seis meses de la colocación de la segunda dosis. El desarrollo de Pfizer se plantea en coincidencia con el arribo de nuevas variantes del coronavirus que pusieron en duda la efectividad de las vacunas en circulación.

El gobierno chino podría darle luz verde a la vacuna Pfizer/BioNTech el próximo julio, siendo de esta manera la primer dosis extranjera aprobada en el país.
Pfizer planea su tercera dosis.

Pfizer planea su tercera dosis.

El jefe de investigación de Pfizer, Mikael Dolsten, señaló a The Associated Press que los datos preliminares sobre una tercera dosis de la vacuna indican un aumento considerable de la inmunidad contra el coronavirus. Una tercera dosis de la vacuna aplicada de seis a ocho meses después de la segunda dosis elevaría entre 5 y 10 veces el número de anticuerpos registrados originalmente.

La lógica que persiguen los desarrollos de las diferentes farmacéuticas es la de estimular el sistema inmune de manera constante y no dejar caer las defensas. La constante evolución del coronavirus, como en su variante Delta, seguirá siendo un tema recurrente en el mundo hasta que la cadena de transmisión sea mínima.

Para lograr su aprobación, Pfizer se encuentra en diálogo con los principales organismos de la salud del mundo donde Delta hace presencia. Y uno de ellos es la Food and Drugs Administration de los Estados Unidos.

Precisamente, esta entidad expresó recientemente que no es necesario una tercera dosis para las diferentes vacunas que se colocan en Estados Unidos frente a las nuevas variantes. Para la FDA y el Gobierno de Estados Unidos, los estudios al respecto son concluyentes.

Las dos dosis de Pfizer, o AstraZeneca aseguran una inmunidad del 95% contra una variante como Delta. Los que sí están desprotegidos son aquellos con una sola dosis o con anticuerpos naturales, que solo detuvieron la variante en el 10% de los casos.

Las dos dosis de Pfizer, o AstraZeneca aseguran una inmunidad del 95% contra una variante como Delta.

Es decir que la segunda dosis parece, a los ojos de la FDA, la solución para combatir las nuevas variantes, que ya representan el 50% de los casos en Estados Unidos y gran parte de Europa. “Las personas que están completamente vacunadas están protegidas de enfermedades graves y la muerte, incluso de las variantes que circulan actualmente en el país, como Delta”, aseguraron desde la FDA y la CDC (Center for Disease Control) en conjunto.

https://twitter.com/CDCgov/status/1413490562087325704

Para los organismos, la suma de una tercera dosis como la que plantea Pfizer siempre es una posibilidad y el desarrollo debe llevarse adelante en caso de que sean necesarias. Sin embargo, desde Estados Unidos se remarcó que solo se usarán si es completamente necesario.

El planteo de Pfizer se basa fundamentalmente en el ejemplo de Israel, donde se observó una disminución del nivel de anticuerpos seis meses después de la segunda dosis. En ese país se dio el reingreso de la pandemia vía variante Delta.

De este modo, la industria se anticipa a los hechos y ya desarrolla una tercera inyección, además de mejorar constantemente el componente existente.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario