OCIO Netflix > Series coreanas > corrupción

PARA ADULTOS

Netflix y 2 series coreanas: Cinismo, corrupción y mérito

Aunque las series coreanas en Netflix se caracterizan por su positividad, a los guionistas coreanos no les tiembla la mano con otros géneros más oscuros

Con el éxito transversal que tuvo la película Parásitos durante los Oscar del 2020, es innegable el ascenso al mainstream que poseen las producciones audiovisuales de Corea del sur, sobre todo a través de plataformas como Netflix. La ola cultural coreana, conocida como Hallyu, también rompió en las costas de las audiencias latinoamericanas con títulos dulces como Woo, una abogada extraordinaria o Está bien no estar bien.

Netflix (1).jpg
Itaewon Class y Extracurricular, dos aciertos implacables de las series coreanas en Netflix

Itaewon Class y Extracurricular, dos aciertos implacables de las series coreanas en Netflix

No obstante, los guionistas coreanos no tienen problemas para idear series en tonos más serios, o directamente brutales, como fue el fenómeno de El juego del Calamar. Sus historias más oscuras abordan problemáticas relacionadas a los flagelos sociales, tanto propios del país como en el sentido universal: Deudas incobrables, prostitución, corrupción en esferas ejecutivas, son sólo algunas de las múltiples aristas que estas dos recomendaciones abordan sin limar asperezas ni tapujos.

Itaewon Class, una serie llena de meritocracia y corrupción

Las historias donde los buenos buscan ganarle a los malos no siempre son verosímiles en el mundo real, e Itaewon Class es una masterclass de este recurso. Park Sae ro-yi, un joven estudiante de secundaria, es el clásico personaje bienintencionado que sufre una desgracia tras otra.

Su padre muere en un accidente de tránsito, a manos de un compañero escolar intocable, con el que tiene conflictos desde el primer día de escuela. No contento con eso, el odioso primogénito privilegiado de su compañero (que también es heredero del conglomerado alimenticio Jangga, donde el padre de Sae ro-yi trabajaba antes de morir) se las apaña para enviarlo a prisión.

Sae ro-yi tendrá que reinventar todo el plan de vida que tenía pensado ante unas circunstancias tan hostiles, enfrentándose al corruptísimo grupo Jangga y a los fantasmas de su pasado, no sin antes formar un diverso equipo para hacer negocios en Itaewon, el colorido polo gastronómico de Seúl: Una influencer con rasgos sociópatas, un joven afro-coreano indocumentado, un ex-mafioso que conoció en la cárcel, y una cocinera trans en plena transición.

Itaewon class es una oda a la meritocracia, al supuesto de que todos pueden hacerse a sí mismos en base al esfuerzo o a la buena administración de los recursos que se tienen, por eso peca un poco de inocente al construirse desde ese punto.

Pero en contraposición, tanto los arcos narrativos del protagonista como los secundarios están muy bien escritos, porque reflejan la crudeza del mundo de los negocios, la discriminación sistemática del mercado laboral, y no teme mostrar constantemente los efectos de los abusos de poder en las personas, como por ejemplo, uno de los intereses románticos de Sae ro-yi, Oh Soo-ah: Ella termina trabajando en Jangga, lugar que ambos odian, porque las necesidades del diario la dejan entre la espada y la pared.

Itaewon Class | Official Trailer | Netflix

Extracurricular, los sueños pueden ser caros y peligrosos

El mundo en el que vivimos se sustenta en el dinero que podemos ganar, pero, ¿Cuál es el costo de ganarlo legalmente? ¿Existen atajos? Extracurricular plantea con una dosis saludable de cinismo el precio de los sueños para personas de marginalidad estructural, cuando Oh Ji-Soo, un estudiante modelo abandonado por sus padres, maneja clandestinamente un servicio de protección para trabajadoras sexuales, donde algunas de las usuarias de su servicio son compañeras de la misma secundaria a la que asiste.

La meticulosidad de Ji-Soo se deshace cuando aparece en escena Bae Gyu-ri, una poor rich girl cuyos padres manejan una discográfica. Ella descubre el secreto de Ji-Soo con la intención de entrar al negocio, no porque lo necesite, sino porque simplemente está aburrida. La forzada sociedad de ambos se empieza a complicar cada vez más cuando los egos y las peleas llaman la atención de la policía.

Extracurricular no busca ser dulce, no necesita ser amable, es un baldazo de agua fría a las instituciones escolares, a las lagunas de la ley, todo en un extremo cuidado a nivel técnico. Las luces, las sombras, las víctimas y los victimarios son moralmente grises, no buscan ser héroes de nadie, sino todo lo contrario.

Esta serie polariza por completo con los demás títulos coreanos de la plataforma, porque no teme a los roces con situaciones mórbidas. ¿La mejor parte? Está confirmada una segunda temporada, que planea ser aún más despiadada que la primera.

Extracurricular | Official Trailer | Netflix

Más contenido en Urgente24

Macri/Bullrich suman otro fracaso y JXC piensa en un Plan B

Carlos Melconian: "Estoy muy contento por Massa, es lo mejor, es buenísimo"

Otro frente CABA-Nación: Colectivos y chicos sin clases

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario

Últimas Noticias