MUNDO Emmanuel Macron > Francia > Marine Le Pen

REALIDADES DISTINTAS

La Francia de Emmanuel Macron: 2 caras de la misma moneda

Emmanuel Macron reelecto en Francia: el mundo reaccionó, y los ciudadanos franceses, también, pero de maneras muy diferentes.

Este domingo 24 de abril se dio la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia, con un resultado que confirmó la continuidad de Emmanuel Macron en el palacio del Elíseo. Venciendo a su rival de ultraderecha, Marine Le Pen, con un 58,54% de los votos, frente a un 41,5% de la candidata de Rassemblement National, Emmanuel Macron es consciente que aunque haya salido victorioso, hay un 41,5% de la población francesa que desaprueba su anterior gestión.

Esto se ve reflejado en su discurso victorioso, donde admitió que un gran porcentaje de sus votantes fueron grupos que rechazan a toda costa la propuesta de ultraderecha de Marine Le Pen, por miedos a perder derechos sociales, una economía restrictiva, la posible salida de Francia de la Unión Europea, y por persecuciones a inmigrantes, entre otras cosas.

Sin embargo, en el ámbito internacional, se muestra otra cara de la moneda: muchos líderes salieron a apoyar y festejar la victoria del candidato de En Marche, ya que en un contexto internacional donde se desarrolla una guerra en Ucrania, tener a una presidenta “cercana a Vladímir Putin” y que amenaza la unidad de la Unión Europea y de la OTAN no era una opción.

Macron, voto de confianza a Europa

Por el lado internacional, Olaf Scholz, canciller de Alemania y el principal socio de Francia, fue el primer líder europeo en salir a felicitar a Emmanuel Macron: declaró que la victoria de Macron fue “un voto de confianza en Europa”. Boris Johnson, el primer ministro británico, felicitó al líder francés y llamó a Francia “uno de nuestros aliados más cercanos e importantes”. Ambos fueron seguidos por otros 25 líderes del bloque europeo.

https://twitter.com/BorisJohnson/status/1518298495773519873

Los líderes de Suecia, Rumania, Lituania, Finlandia, los Países Bajos y Grecia, así como la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, reaccionaron a la media hora del resultado con sus felicitaciones.

El primer ministro de España, Pedro Sánchez, tuiteó sus felicitaciones a Emmanuel Macron. Sánchez escribió el jueves un artículo de opinión conjunto en el diario francés Le Monde con los portugueses Antonio Costa y Scholz criticando a Le Pen e instando a la gente a votar por Macron.

Lo que comparten todos estos líderes es el rechazo total a la posibilidad que una candidata como Marine Le Pen sea líder de un país pívot como es Francia. Su victoria podría verse como un shock político para Francia, el país que, especialmente bajo el liderazgo de Emmanuel Macron, más se compromete con la unidad europea y con la financiación del bloque en todo sentido.

image.png
Macron festejando la victoria con sus votantes.

Macron festejando la victoria con sus votantes.

En cuanto a los “top 3”, los presidentes de USA, Rusia y China, todos felicitaron de igual manera la victoria de Emmanuel Macron, aunque cada uno con intereses totalmente diferentes frente a esta situación. Joe Biden, presidente de USA, lo hizo a través de Twitter, donde comentó:

Francia es nuestro aliado más antiguo y un socio clave para abordar los desafíos globales. Espero con interés nuestra estrecha cooperación continua, incluso en el apoyo a Ucrania, la defensa de la democracia y la lucha contra el cambio climático. Francia es nuestro aliado más antiguo y un socio clave para abordar los desafíos globales. Espero con interés nuestra estrecha cooperación continua, incluso en el apoyo a Ucrania, la defensa de la democracia y la lucha contra el cambio climático.

https://twitter.com/POTUS/status/1518361861661544448

Por el lado de China, Xi Jinping lanzó un comunicado felicitando al candidato de centroderecha argumentando que China y Francia podrán afianzar sus relaciones económicas en este nuevo mandato. También hizo énfasis en que el bloque europeo, liderado por Emmanuel Macron, y China deben mantener sus relaciones fuertes, para evitar que eventos como la guerra en Ucrania y el bloqueo que occidente le está realizando a Rusia, no afecte las relaciones bilaterales entre ellos.

Deseo continuar trabajando con el presidente Emmanuel Macron para mantener relaciones diplomáticas basadas en la independencia, el entendimiento mutuo, la previsión y el beneficio mutuo Deseo continuar trabajando con el presidente Emmanuel Macron para mantener relaciones diplomáticas basadas en la independencia, el entendimiento mutuo, la previsión y el beneficio mutuo

Joe Biden, cabeza de occidente, también lo felicito bajo el interés de mantener un aliado central pro Europa y pro OTAN en el liderazgo de un país importante.

Por otro lado, Vladímir Putin envió a Macron un mensaje de felicitación, dijeron las agencias de noticias rusas citando al Kremlin el lunes. “Le deseo sinceramente éxito en el gobierno, salud y bienestar firmes”, dijo Putin en un telegrama, que el Kremlin publicó en su sitio web oficial el lunes.

E inclusive, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, quien ha hablado con Emmanuel Macron varias veces desde la invasión de Rusia a su país el 24 de febrero, felicitó a su homólogo francés por teléfono. En Twitter, Zelenski llamó a Macron un “verdadero amigo de Ucrania”.

Le deseo más éxito por el bien del pueblo [francés]. Agradezco su apoyo y estoy convencido de que avanzamos juntos hacia nuevas victorias comunes”, escribió en ucraniano y francés.

A la par, medios de estos países, como el The New York Times, el Washington Post, el alemán Die Welt, etc, comparten la visión de sus mandatarios: la victoria de Emmanuel Macron es decisiva, según el New York Times, porque una presidenta como Marine Le Pen, hostil a la OTAN y a la Unión Europea y a USA, habría sido una conflagración mucho más allá de las fronteras francesas. La victoria del presidente saliente “ofrece continuidad a Francia y cinco años más de estabilidad política a la Unión Europea”.

La otra cara de la moneda

Sin embargo, en Francia, la cuestión doméstica se presenta muy diferente. Todavía se ve un sentimiento de insatisfacción muy grande en cuanto al primer mandato de Emmanuel Macron en la opinión pública, y un enojo por su reelección que el presidente no ignora. En su discurso de victoria mencionó:

“Muchos en este país votaron por mí no porque apoyan mis ideas, sino para dejar fuera a las de extrema derecha. Quiero agradecerles y saber que tengo una deuda con ellos en los años venideros”, dijo Macron en su discurso de la victoria.

Tendremos que ser benévolos y respetuosos porque nuestro país está plagado de tantas dudas, tantas divisiones Tendremos que ser benévolos y respetuosos porque nuestro país está plagado de tantas dudas, tantas divisiones

Sin dudas, Francia se ve más polarizada que nunca. Recordemos que Marine Le Pen obtuvo un 41,5% de los votos, un récord histórico para los candidatos de ultraderecha en Francia. Y sobre todo, el importante caudal de votos que Macron ganó fueron aquellos que votaron a Jean-Luc Melenchon, candidato de la izquierda, en la primera vuelta, donde obtuvo un 20%.

Melenchon llamó a sus votantes a “no darle ni un solo voto a Marine Le Pen”, aunque no haya apoyado a Macron directamente. La abstención también fue un factor record en estas elecciones, con un 28% que demuestran el descontento de los electores de tener que elegir entre un candidata que rechazan totalmente, y otro candidato que es la última opción, y el cual le tienen gran insatisfacción con su gestión.

Esto se vio en las protestas que surgieron luego de la oficialización de la elección. Poco antes del discurso de Emmanuel Macron, la policía utilizó gases lacrimógenos para dispersar a una multitud de jóvenes que protestaban contra su victoria en el barrio de Chatelet, en el centro de París.

https://twitter.com/Purga_NOM/status/1518375433837985794

La cuestión quedará plasmada en las elecciones legislativas de junio, donde Macron sabrá si podrá gobernar según sus planes nuevamente. Mientras tanto, Marine Le Pen, que vio el “resultado de anoche como una gran victoria para nosotros (Su partido Rassemblement National), sigue lanzando todos sus datos con gran confianza para estas elecciones, afianzando su compromiso por Francia y por sus votantes. La candidata anuncio su candidatura a la reelección como diputada hace instantes, en una reunión con su partido enfocado en organizar las elecciones legislativas.

Sin embargo, en la Asamblea Nacional de Francia, que junto al senado conforman el parlamento francés (en un sistema presidencial parlamentario), que cuenta con 577 diputados, la coalición del partido de Emmanuel Macron tiene actualmente la mayoría con 346 diputados, frente a unos 198 diputados de la oposición. Efectivamente, lograr un cambio radical de esta situación le será muy difícil a Marine Le Pen.

La mayoría en la segunda vuelta no significa un voto de apoyo a Emmanuel Macron y su programa, sino sobre todo un rechazo a la extrema derecha.

image.png
Marine le Pen agradece a su electorado en su discurso.

Marine le Pen agradece a su electorado en su discurso.

Francia más polarizada que nunca

Emmanuel Macron no puede, sin embargo, estar satisfecho con su excelente puntuación del 58% sin mirar al país tal y como está: “más polarizado que nunca”. Porque la victoria tiene un "sabor amargo", en palabras del diario belga Le Soir, y es también una "especie de derrota". Para la prensa extranjera, es en efecto la imagen de un país profundamente dividido la que emerge de las elecciones presidenciales francesas, marcadas, subraya el Washington Post, por una abstención récord desde 1969 y por el mejor resultado de la extrema derecha en una elección presidencial francesa

El desafío que se enfrenta el presidente de la Vta republica es muy duro: por un lado, se debate entre mantener su programa político y serle fiel a su proyecto, el cual fue muy rechazado por los franceses durante su primer mandato, o dar un cambio de 360 grados para buscar el apoyo y el contacto con los sectores que rechazaron su propuesta, más del 41,5% de los votantes, y enfocarse en ganar su apoyo, mejorando la situación económica y el poder de adquisición, lidiando con la crisis energética derivada de la guerra en Ucrania, las cuestiones migratorias y amigables para las comunidades religiosas minoritarias.

Básicamente entre la espada y la pared, ya que hay ciudadanos descontentos con la situación ya han manifestado que “no lo dejaran gobernar un solo día” si no cambia su manera de gestionar el país. Con las elecciones legislativas en menos de dos meses, y con 0 margen de acción para buscar un cambio en la tendencia de los votantes, este segundo mandato ciertamente le será mucho más difícil.

Sin mencionar las próximas elecciones presidenciales de 2027, donde la derecha y probablemente Marine le Pen se presente a su 4ta campaña, tendrá vía libre a la presidencia. Las tendencias sociales en Francia ya demostraron querer un cambio fuerte en el gobierno, donde se consideró fuertemente un gobierno de ultraderecha, cosa antes impensada para muchos, lo que en realidad fue la clave de la victoria de Emmanuel Macron.

Más contenido de Urgente24

Divas Play: Filtran fotos y cayó hasta Guillermo Francella

"Tomá poca cocaína": Polémica por los 'tips' de un municipio

Viviana Canosa y Clarín embarrados por Cositorto (¿hay más?)

El silencio no ayuda a Mayra Mendoza en denuncia millonaria

Tarico en TN y Rolo Villar en Mitre: Oxígeno para Clarín

Dejá tu comentario