JUNTOS BIEN diabetes > dieta > leche

¿SON BUENOS?

Nuevo hallazgo sobre estos productos lácteos y la diabetes

Investigadores han identificado los productos lácteos que podrían ayudar a prevenir la diabetes. No son todos.

La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes y ocurre, generalmente, cuando el páncreas no puede producir suficiente insulina, lo que genera niveles altos de glucosa o azúcar en sangre. Afortunadamente, hay maneras de prevenir esta enfermedad y una de ellas es incluyendo ciertos productos lácteos a nuestra dieta, como la leche. Ojo, pero no son todos. Así lo ha determinado una nueva investigación.

Productos lácteos y diabetes

Primero, las pautas dietéticas para la prevención de la diabetes tipo 2 se centran, sobre todo, en comer cereales integrales, verduras, frutas, legumbres, y otros alimentos de origen vegetal.

Pero, en lo que respecta a los alimentos de origen animal, se recomienda limitarlos. Sin embargo, no todos los alimentos de origen animal son iguales, ni tienen el mismo efecto cuando se trata de la diabetes.

Así lo demostró un estudio sobre alimentos de origen animal y diabetes, publicado en Diabetes Care, que mostró que algunos productos lácteos podrían disminuir el riesgo de diabetes.

Para ello, un grupo de investigadores, que incluía a la Dra. Annalisa Giosuè, del Departamento de Medicina Clínica y Cirugía de la Universidad de Nápoles Federico II, Nápoles, Italia, llevó a cabo una gran revisión de datos.

Realizaron búsquedas en las bases de datos de PubMed, Web of Science, Scopus y Embase. Y resultaron adecuados 13 metanálisis.

Los alimentos de origen animal que se incluyeron en el estudio fueron, carne roja, carne blanca, carne procesada, pescado, lácteos totales, lácteos enteros, lácteos bajos en grasa, leche, queso, yogur y huevos.

¿Cómo afecta la leche a la diabetes?

Según la revisión, el consumo de ciertos productos lácteos en cantidades moderadas, podría ser una protección contra la diabetes tipo 2.

En concreto, estos fueron los resultados:

  • La leche (200 g/día) se asoció con una reducción del riesgo del 10%
  • Los lácteos totales (200 g/día) con una reducción del riesgo del 5%
  • Los lácteos bajos en grasa (200 g/día) con una reducción del 3%
  • El yogur (100 g/día) con una reducción del riesgo del 6%

Mientras, el queso (30 g/día) y los productos lácteos enteros (200 g/día) no tenían efecto sobre el riesgo de diabetes tipo 2.

Ahora bien, la explicación de Giosuè sobre los resultados del estudio es la siguiente, según Eurek Alert:

"Los productos lácteos son ricos en nutrientes, vitaminas y otros compuestos bioactivos que pueden influir favorablemente en el metabolismo de la glucosa, el procesamiento del azúcar por parte del cuerpo.

Por ejemplo, se sabe que las proteínas de suero de la leche modulan el aumento de los niveles de azúcar en la sangre después de comer.

También se sabe que los probióticos ejercen efectos beneficiosos sobre el metabolismo de la glucosa, lo que puede explicar por qué descubrimos que el consumo regular de yogur se asocia con un riesgo reducido de diabetes tipo 2".

Sin embargo, aunque los resultados sugieren que los productos lácteos bajos en grasa son más beneficiosos que los productos lácteos enteros, se necesita más investigación.

¿Qué es lo que no puede comer un diabético?

Los resultados del mismo estudio fueron diferentes respecto al consumo de carne. Ya lo habíamos reseñado en Urgente24.

Los investigadores encontraron un aumento del riesgo de padecer diabetes tipo 2 con el consumo de carne roja y carne procesada. Específicamente:

  • El riesgo de diabetes tipo 2 aumentó un 20% con el consumo de 100 g/día de carne total
  • Un 22% con el consumo de 100 g/día de carne roja
  • Y un 30% con el consumo de 50 g/día de carne procesada

En cambio, 50 g/día de carne blanca se asoció con un menor aumento (4%) en el riesgo de diabetes tipo 2.

Hay una explicación para esto:

La carne roja y procesada son fuentes importantes de componentes como ácidos grasos saturados, colesterol y hierro hemo, todos conocidos por promover la inflamación crónica de bajo nivel y el estrés oxidativo, lo que, a su vez, puede reducir la sensibilidad de las células a la insulina”, precisa Giosuè.

--------------------------------------

Más contenido de Urgente24

La falta de esta vitamina pone en peligro tu corazón

4 estrategias para comer mejor respaldadas por la ciencia

Diabetes: El hábito inesperado que multiplica tu riesgo

¿Sirve el café para bajar de peso? Lo que dice la ciencia

Esta dieta podría aumentar el riesgo de un cáncer fatal

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario