DINERO UE > guerra comercial > China

REPRESALIA INMINENTE

Guerra comercial: UE sube aranceles a autos eléctricos chinos de hasta un 38%

La Unión Europea (UE) aumentará aranceles a los vehículos eléctricos chinos porque suponen una "amenaza para las automotrices y empleos europeos".

En una nueva escalada de la guerra comercial, este miércoles (12/6) la Unión Europea (UE) amenazó con subir aranceles a autos eléctricos importados de China.

La Comisión Europea explicó que serían provisionales y que supondrían tarifas adicionales para las automotrices chinas de hasta un 38%, en comparación con el 10% actual. Entrarán en vigencia el 4 de julio si falla el diálogo previo con autoridades chinas.

Según Reuters, la Comisión explicó que probablemente los aranceles serían del 17,4% para BYD, del 20% para Geely y del 38,1% para SAIC. Otras empresas que cooperaran con la investigación se enfrentarían a un arancel del 21% y las que no cooperaran, del 38,1%.

La UE y USA temen una ola de productos chinos que, según ellos, podrían inundar el mercado global, abrumar a la industria, provocando pérdidas de empleos y cierres de empresas europeas. Su preocupación central es que la economía china tiene una escasez de demanda interna para absorber su oferta industrial, lo que significa que el exceso se envía a los mercados globales, donde deprime los precios.

Las ventas de vehículos chinos en el bloque europeo han alcanzado los 10.000 millones de euros. Entre octubre de 2023 y enero de 2024, Se registraron entradas “masivas” de casi 200.000 vehículos lo que representa un incremento del 11% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

image.png
La guerra comercial afectaría principalmente a los consumidores con un aumento en los precios de los automóvil.

La guerra comercial afectaría principalmente a los consumidores con un aumento en los precios de los automóvil.

En ese sentido, critican los “injustos” subsidios estatales chinos a su industria y exportaciones de tecnología asociada a las energías renovables, como paneles solares, baterías y turbinas de energía eólica. Para ellos esta práctica “desleal” con bienes “artificialmente baratos” subsidiados causa desequilibrios en el mercado, perjudica gravemente a las empresas europeas y amenaza los empleos en Europa. Los aranceles son un medida de protección para la industrial europea con el fin de que siga siendo "competitiva, moderna y actualizada”.,

En mayo durante una reunión con Xi Jinping y Emmanuel Macron en Francia, la presienta de la comisión europea, Von der Leyen, le recriminó al mandatario chino el acceso desigual al mercado y los subsidios estatales chinos y le advirtió que “Europa no dudará en tomar las decisiones difíciles necesarias para proteger su economía y su seguridad".

La UE, de este modo, imita a USA que el 14 de mayo anunció aranceles del 100% sobre una serie de importaciones chinas, incluidos autos eléctricos, chips de computadora y productos médicos para proteger a los fabricantes estadounidenses de las importaciones baratas, sobre todo en sectores de alta tecnología.

UE y China son, entre sí, los mayores socios comerciales, pero las importaciones europeas superan significativamente las exportaciones a China. En 2022, fue el tercero de la Unión en exportaciones de bienes y el primero en importaciones.

China

China sostiene que USA y la UE buscan politizar las cuestiones comerciales, que exageran el concepto de seguridad nacional en materia económica y comercial y que muchas empresas ya no son competitivas en esos sectores. La nueva decisión de la UE ya provocó duras palabras y posibles represalias. Es un “proteccionismo comercial descarado”, aseguró el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Lin Jian.

En represalia a las críticas y posibles medidas de la UE, Pekín anunció la implementación de aranceles adicionales del 10%, sumándose al 15% ya existente en productos europeos como de gran cilindrada importados, a los lácteos o al cerdo.

Sí continúa así, esto desencadenaría en una incómoda y perjudicial guerra comercial en que afectaría principalmente a los consumidores con un aumento en los precios de los automóvil. No beneficiaría ni a Estados Unidos, ni a China, ni a Europa, ni a ningún país del mundo.

Más contenido de Urgente24

95 años de Ana Frank y el consuelo que encontró en su diario durante el Holocausto

Nuevo round de Feinmann y Viale: ahora, por el "ataque" a casa de Sandra Pettovello

Premios Ana Frank: 20 distinciones por la inclusión y la convivencia en la diversidad

Argentina: A 22 años del gran fracaso de Marcelo Bielsa

Épico: Primeras imágenes del anime de El Señor de los Anillos