DINERO Alemania > gas natural > Unión Europea

BIENESTAR EN CRISIS

Alemania se asoma a la recesión y sufren los asalariados

Alemania en peligro de una caída del PIB del 7,9% en 2023 si la crisis energética se profundiza. En tanto, los hogares sufren un deterioro del ingreso.

La economía de Alemania -motor de la Unión Europea y en el Top 4 del mundo- podría contraerse -7,9% en 2023 si el próximo invierno es muy frío y el racionamiento de gas natural impacta en la industria, predijeron los principales institutos económicos del país (en la Argentina sería el REM, el Relevamiento de Expectativas de Mercado que elabora el Banco Central).

El pronóstico conjunto fue que Alemania entraría en recesión, con una contracción del Producto Interno Bruto del -0,4% en 2023, antes de volver al crecimiento en 2024.

La decisión de Rusia de cortar el suministro de gas a Europa por las sanciones que Europa aplicó a Rusia luego de la invasión de Ucrania, a la que Europa equipó para el combate, ha provocado en Alemania su peor crisis energética desde la 2da. Guerra Mundial. Para colmo, alguien dinamitó los gasoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2.

“Si tenemos un invierno mucho más frío, el consumo de gas crecerá mucho, lo que aumentará la probabilidad de escasez de gas”, dijo Torsten Schmidt, del Instituto Leibniz de Investigación Económica. “Eso tendrá más impacto en el PIB de lo que asumimos en nuestro pronóstico”.

Pero en uno de sus 'escenarios de riesgo' pronosticaron que el PIB podría reducirse potencialmente -7,9% en 2023 si el invierno es más duro de lo normal en un escenario de reducción del consumo de energía, carencia infrecuente en la Alemania de posguerra y que provocaría descontento en los ciudadanos y menor actividad en las empresas.

El aumento de los precios del gas ha obligado a muchas empresas a reducir la producción o incluso a cerrar por completo, mientras que los hogares se preparan para un enorme aumento en las facturas de consumo de gas pero también de electricidad, que se genera con gas.

El grupo de institutos líderes en la investigación económica alemana anticipó que, según el promedio de sus simulaciones, Alemania no se quedará sin combustibles en 2022 ni 2023, aunque el abastecimiento seguirá siendo "extremadamente ajustado" y es probable que los precios del gas natural se mantengan "muy por encima de los niveles anteriores a la crisis”.

Corolario:

La situación significará una pérdida permanente de prosperidad para Alemania. La situación significará una pérdida permanente de prosperidad para Alemania.

Pero agregó que había un "riesgo mayor" de que Alemania se viera obligada a racionar el gas a los consumidores industriales, con un invierno frío que provocaría escasez. Eso podría evitarse si se redujera el consumo de gas en un 20% y se incrementaran las importaciones, particularmente a través de las nuevas terminales que se están construyendo para procesar gas natural licuado.

Pero si el país no logra frenar suficientemente el uso de gas , los institutos advirtieron de “graves consecuencias para la actividad económica” y una “caída masiva” del PIB a principios de 2023 y 2024.

16.000 Millones

El pronóstico fue producido por

  • Instituto Ifo,
  • Instituto Kiel para la Economía Mundial,
  • Instituto Halle para la Investigación Económica,
  • Instituto Leibniz.

Los expertos dijeron que el PIB de Alemania se expandiría -1,4% en 2022, se contraería -0,4% en 2023 y crecería +1,9% en 2024.

El pronóstico marca una revisión importante a la baja del pronóstico de primavera (Hemisferio Norte, otoño en el Hemisferio Sur), cuando los centros de investigación pronosticaron un crecimiento del +2,7% en 2022 y del +3,1% en 2023.

“Esta revisión refleja el alcance de la crisis energética”, dijeron

La producción perdería 160.000 millones de euros en 2022 y 2023 respecto de lo esperado en la primavera.

Torsten Schmidt, del Instituto Leibniz, dijo que los hogares alemanes se estaban llevando la peor parte de los precios más altos de la energía y enfrentan una "gran pérdida en el poder adquisitivo", que empeoraría "el próximo año".

La mayoría de las empresas, por el contrario, estaban logrando hacer frente a la crisis energética.

A medida que bajan las temperaturas en Alemania, el consumo de gas de los hogares y las empresas aumentó la semana pasada +14,5% respecto del promedio de los últimos 4 años, dijo la Agencia Federal de Redes.

Pero el mercado laboral alemán difundió una buena noticia: la escasez de trabajadores calificados significa que las empresas desean retener al personal existente, "por lo que es probable que el empleo solo disminuya levemente".

Los institutos dijeron que la inflación subiría a 8,8% anual en 2023, ligeramente superior al 8,4% de 2022, aunque disminuiría a 2,2% en 2024 (siempre que todo se normalice).

Pero la inflación alemana se ha acelerado porque el 8,8% anualizado de agosto será 10% en septiembre cuando se publiquen las cifras, con el aumento impulsado por la finalización de las medidas temporales para amortiguar el impacto de los subsidios: reducción del impuesto sobre el combustible y billete de tren mensual subvencionado a 9 euros.

Sería la primera vez que la inflación de los precios al consumidor en Alemania alcanza niveles de 2 dígitos desde 1951.

La Oficina de Estadísticas de Renania del Norte-Westfalia dijo que la inflación en el estado más poblado de Alemania alcanzó el 10,1% en septiembre, su nivel más alto desde principios de la década de 1950, un aumento del 8,1% en agosto.

------------

Más contenido en Urgente24:

Ofensiva de Lula da Silva y Bolsonaro busca a Neymar

Paramount + repite sangre con The handmaid's tale

Tenso cruce de Massa con los diputados de izquierda: "El que mintió fue Crespo"

Ministro de Ucrania pide ayuda de los medios de occidente

¿Se puede ahorrar energía trabajando en la nube?

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario