ANÁLISIS Javier Milei > gobernadores > Negociaciones

PANORAMA

No la vio

En algún punto, Javier Milei se convenció de que sólo su popularidad iba a generar las condiciones necesarias para que “la libertad avance” y que podía, entonces, prescindir del ejercicio de la política convencional. Se equivocó.

Javier Milei convocó a los gobernadores a una negociación después de haberlos culpado por el fracaso de la ‘Ley ómnibus’ en el Congreso y de celebrar al mismo tiempo esa derrota política como un “principio de revelación” por el cual, supuestamente, los mandatarios provinciales quedaron expuestos como meros defensores de sus privilegios de casta, en contra de “los argentinos de bien” que viene a representar el Presidente. La caída del megaproyecto de reformas disparó el espíritu vengativo de Milei, que se materializó en el recorte de recursos que las provincias recibían por fuera de la coparticipación. Sin embargo, el Presidente quedó en un atolladero y finalmente parece haber comprendido que su posición de hiperminoría parlamentaria lo dejaba atascado y con el gobierno paralizado si no tendía un puente con la oposición para hacer avanzar los proyectos. En algún punto, el líder libertario se convenció de que sólo su popularidad iba a generar las condiciones necesarias para que “la libertad avance” y que podía, entonces, prescindir del ejercicio de la política convencional. Se equivocó. O como diría él mismo: no la vio.

De esa debilidad surge el ‘Pacto de Mayo’ que Milei lanzó en su discurso de apertura de sesiones ordinarias del Congreso. Se trata de un pliego que el Presidente juzga como un “nuevo pacto social”, aunque su primer punto -la inviolabilidad de la propiedad privada- ya está hace rato consagrado en la Constitución Nacional. Dicha convocatoria, no obstante, tiene una instancia previa que tuvo su capítulo inicial el viernes cuando con asistencia perfecta gobernadores y los vices de los que no asistieron se reunieron durante más de 3 horas en Casa Rosada con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro del Interior, Guillermo Francos. La foto de todos sentados en la mesa fue una victoria política de Milei, aunque no llega ni a disimular la gran derrota del Presidente: Milei se encontró con un límite y tiene que negociar con “la casta” que tanto deplora en sus discursos.

gobernadores-posse-casa-rosada
Los gobernadores fueron recibidos en la Casa Rosada por Nicolás Posse y Guillermo Francos.

Los gobernadores fueron recibidos en la Casa Rosada por Nicolás Posse y Guillermo Francos.

El camino hacia el ‘Pacto de Mayo’ se pavimenta con 2 elementos: resucitar lo central de la ‘Ley ómnibus’ y un “alivio fiscal” para las provincias. Otra marcha atrás de Milei: quien se oponía al “toma y daca” ahora ofrece algo a cambio de que aprueben su programa de reformas. Esa zanahoria es la restitución del impuesto a las Ganancias para la 4ta categoría de los trabajadores, un tributo que en plena campaña hizo derogar Sergio Massa y que contó, paradójicamente, con el voto de los hasta entonces únicos 2 diputados de La Libertad Avanza: Javier Milei y Victoria Villarruel. La Casa Rosada hace trascender que la reinstalación de Ganancias es un pedido de los gobernadores. Estos lo desmienten. Aunque hay posiciones divididas entre los mandatarios. Muchos no quieren pagar el costo político de un nuevo recorte sobre los ingresos de los asalariados y proponen alternativas, como coparticipar el impuesto PAIS o crear un nuevo impuesto a los altos ingresos, proyecto que impulsa el cordobés Martín Llaryora. Otros observan que ese aporte puede cubrir hasta 2 masas salariales de los empleados públicos con bajo impacto entre los que deberían pagar la alícuota en sus provincias.

La reposición de Ganancias Milei la ofrece como contrapartida de la aprobación de la ‘Ley ómnibus’ que pretende poner nuevamente en debate. Pero sería un proyecto mucho menos ambicioso que el original-pasaría de 600 a menos de 200 artículos- para concentrarse en la delegación de facultades, la declaración de emergencia, las privatizaciones y el paquete fiscal. Este último incluiría, entre otros puntos, una nueva fórmula de movilidad jubilatoria a aplicarse desde abril y que reconocería apenas un 10% de compensación por la inflación acumulada desde diciembre, lo que implica una fuerte pérdida del poder adquisitivo de ese sector. En vista de la demora de darle una solución a los jubilados, el bloque de diputados que lidera Miguel Pichetto pidió una sesión especial para tratar un proyecto de la Coalición Cívica que crea un nuevo régimen para los haberes jubilatorios. Para aprobarlo necesitan además del quorum una mayoría de 2 tercios dado que el texto no pasó por comisiones.

Aunque quedaron expuestas las diferencias por Ganancias, los gobernadores, en general, salieron expectantes de la reunión con el Gobierno. El más escéptico es siempre Axel Kicillof. En su discurso ante la Legislatura, el mandatario bonaerense se había mofado de la convocatoria y hasta la calificó de ”extorsión”. Kicillof armó su speech frente a los legisladores en función de una posición contestataria a Milei. Donde el Presidente defenestró al Estado, Kicillof lo reivindicó. Donde Milei repudió la justicia social, Kicillof la levantó como bandera. Si Milei grita “¡Viva la libertad, carajo!", el gobernador bonaerense grita “¡Viva la Argentina!”. Y si Milei le cambia el nombre al Salón de las Mujeres de la Casa Rosada, Kicillof abre uno en La Plata. El politólogo Pablo Touzon se preguntó esta semana quién será el “némesis” de Milei. Kicillof parece aspirar a ese lugar. No sólo para denunciar al gobierno libertario sino también, se especula, para la construcción de un proyecto presidencial. Kicillof comenzó su 2do mandato en la provincia -ya no tiene reelección- y se espera que intente dar el salto a la Casa Rosada en 2027. Para su sucesión en La Plata estaría pensando en Carlos Bianco, su mano derecha en la gobernación, un dirigente que Máximo y Cristina Kirchner forzaron a renunciar a la jefatura de Gabinete para ubicar allí al famoso navegante Martín Insaurralde.

kicillof-casarosada.jpg
A pesar de su escepticismo, Kicillof también fue a la reunión en la Rosada.

A pesar de su escepticismo, Kicillof también fue a la reunión en la Rosada.

Si bien Kicillof podría ser el más duro, los gobernadores son cautos en cuanto a las negociaciones. Varios de los pedidos se encontraron con la respuesta de Posse y Francos de que debían consultar con Milei. Los mandatarios miran con recelo al Presidente, al que estiman impredecible. Horas antes de la cita en la Casa Rosada, el libertario los acusó de no tener “buena fe” para negociar y luego le adjudicaron haber dicho ante empresarios rurales en Expoagro que los iba a “mear”. Que el Presidente afloje con las agresiones -principalmente en las redes sociales- fue uno de los pedidos que escucharon Posse y Francos por parte de las autoridades provinciales.

El exabrupto en Expoagro fue un trascendido pero el comportamiento habitual del Presidente lo vuelve más que verosímil. Su presentación en el Colegio Copello, donde él cursó la primaria y la secundaria, frente a sus adolescentes alumnos tuvo varios puntos polémicos. La bajada de línea antisocialista, la acusación a la educación pública de procurar un “lavado de cerebro” y el chiste alusivo a los genitales de un burro frente a menores de edad fueron parte de un menú desafortunado. Se criticó además la falta de sensibilidad del Presidente ante el alumno que se desmayó delante de él. Por otro lado, la referencia a las militantes del aborto legal como “asesinos de los pañuelos verdes” fue uno de los pasajes más violentos de la presentación, aunque tal vez no más que el ataque a una maestra jubilada de esa misma institución a través de las redes sociales. La mujer de nombre Teresa dijo haber sido maestra de Milei en 4to grado y luego, ante una consulta de la prensa pidió que el Gobierno mejore su jubilación y que “no nos apriete tanto con todos los ajustes”. La reacción de Milei fue calificar a la anciana de “gran farsante y mentirosa” porque, confirmó el colegio después, no fue maestra del curso en el que él estuvo. Un dato irrelevante. Pero lo más probable es que el Presidente haya querido responder a la “dura crítica” que había hecho la maestra según el periodista que reveló el dato, lo que resultó falso.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/JMilei/status/1765531664732553451&partner=&hide_thread=false

Se repite nuevamente la virulencia exacerbada de Milei contra una mujer, justo en la semana en la que se conmemoró el #8M. No tuvo mejor idea el Presidente que ese mismo día anunciar el cambio de nombre del Salón de la Mujer y la quita de todos los cuadros conmemorativos para reemplazarlos por las de próceres, entre los que incluyó insólitamente uno de Carlos Menem, quién no cumple con esa condición. La modificación fue presentada en un spot narrado y protagonizado por Karina Milei. La hermana del jefe de Estado y secretaria general de la Presidencia asegura que el Gobierno "no va a promover militancias que generen división entre los argentinos". Acto seguido, se ve cómo se tapan los cuadros anteriores con los nuevos, un ingrediente más que provocativo y contradictorio con el mensaje de la filmación. La decisión del Gobierno tuvo su respuesta en la multitudinaria manifestación feminista que se produjo ese día en la Plaza del Congreso.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/madorni/status/1766225985333006534&partner=&hide_thread=false

Los derrapes de Milei en el Colegio Copello, así como la agresión a la maestra jubilada son elementos que pueden irritar a la opinión pública, que es, como dijo el analista político Alejandro Catterberg, el único ancla político del Presidente. Shila Vilker, de la consultora Trespuntozero, advirtió que los aumentos de salarios a los diputados y senadores en medio del ajuste pueden estimular el malhumor social. Milei mandó a dar marcha atrás con esos incrementos, pero poco después estalló el escándalo de que el mismo Presidente se había aumentado por decreto su propio salario en casi un 50%. Milei intentó salir del callejón culpando a Cristina Kirchner por otro decreto, tuiteó, que otorgaba “un aumento automático a la planta política de este gobierno". Prometió derogarlo y podría rodar alguna cabeza por haber dejado al Presidente tan expuesto en un tema muy sensible.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/JMilei/status/1766548138066694284&partner=&hide_thread=false

Pero nada impactará más en la opinión pública que el devenir económico. Milei celebró que la inflación de febrero rondará el 15%. Una baja respecto de los meses anteriores. Pero la estacionalidad de marzo podría quebrar esa tendencia declinante. Los precios de los alimentos estarían acelerando. Fue lo que registró la consultora LCG en la primera semana del mes en curso. Por algo el ministro de Economía, Luis Caputo, fue a aplacar expectativas de devaluación de las alimenticias para evitar remarcaciones especulativas. Fue de alguna forma una intervención en los precios. Otro sacrilegio en el evangelio libertario. La inflación, de todas formas, no será la única variable que tendrá efecto sobre el humor social. El INdEC registró fuertes retracciones en la industria, la construcción y las ventas minoristas. Un claro enfriamiento de la economía producto de la motosierra y la licuadora. La UIA, por su parte, alertó sobre un deterioro en materia de empleo.

Una encuesta de las consultoras Trespuntozero y Alaska expone que Milei volvería a ganarle a Massa si el balotaje fuera hoy, pero con un guarismo 4 puntos inferior al 56% que obtuvo en aquella 2da vuelta y que el Presidente interpretó que le daba libertad para hacer lo que se le ocurriera. Pasaron sólo 90 días de gobierno. Ahí tampoco la vio.

alaska-trespuntozero.png

Más contenido de Urgente24

El escándalo no cesa porque fue Javier Milei quien firmó el Decreto 206

CFK le respondió a Javier Milei: "Lo hacía más valiente, Presidente"

Impuesto a las ganancias: Mileistas desobedecerán en Diputados y no avalan el proyecto

Vuelve el 'alivio fiscal' (Massa) y la trampa de mayo

Dejá tu comentario