ANÁLISIS Javier Milei > Presidente > Luis Caputo

PANORAMA

El caos interno de Javier Milei

Si hacia afuera de LLA se apreció cierta normalidad en la primera semana del presidente electo, fue hacia adentro de la fuerza libertaria donde se percibió un mayor desorden.

La primera semana de Javier Milei como presidente electo terminó con los dólares financieros y el blue en baja; y una considerable recuperación de los bonos en pesos y en dólares, lo que condujo a una caída del Riesgo País por debajo de los 2.000 puntos básicos por primera vez desde febrero de este año. Las acciones, por su parte, subieron tanto en el Merval como en Wall Street, con los papeles de YPF, por caso, mostrando un incremento récord. Desde el plano político, un sindicalista tuvo que desdecirse porque advirtió que tendrían que “matar” a los trabajadores de Aerolíneas Argentinas si el próximo gobierno la quiere privatizar. Y la CGT sostuvo que adoptará una actitud combativa si se pretende cercenar derechos laborales, pero Andrés Rodríguez, ,líder de los estatales nacionales, rápidamente aclaró que la central gremial quiere colaborar con la gobernabilidad de la entrante administración. Lo mismo que los gobernadores de Juntos por el Cambio. Los encuentros del presidente y la vice electa, Victoria Villarruel, con sus respectivas y salientes contrapartes, Alberto Fernández y Cristina Kirchner, fueron “cordiales” y sin sobresaltos. En cuanto a las relaciones con el mundo, Milei recibió el inesperado llamado del papa Francisco, además de otros más previsibles, como el del presidente de USA, Joe Biden, y el de su antecesor Donald Trump, quien además le dedicó un video. También fue receptor de una carta de felicitación, Xi Jinping, el presidente de China, a pesar de las críticas del propio Milei a su sistema de gobierno durante la campaña. Otro contacto fue con Kristalina Giorgieva, la titular del FMI, de la que destacó su postura “colaborativa”.

Reunión-entre-Alberto-Fernández-y-Javier-Milei
Alberto Fernández y Javier Milei en el primer encuentro institucional de transición en la quinta de Olivos.

Alberto Fernández y Javier Milei en el primer encuentro institucional de transición en la quinta de Olivos.

Esa es una parte de la historia. La otra aparece como la contracara. Porque si hacia afuera de La libertad avanza se apreció cierta normalidad, incluso ante lo singular del presidente electo, fue hacia adentro de la fuerza libertaria donde se percibió un mayor desorden. Ese caos interno, que obligó a Milei a reprogramar un viajes a USA, se refleja antes que nada en la falta de claridad del plan económico y su ejecutores cuando faltan 15 días para que el nuevo gobierno asuma sus funciones. Milei no confirmó aún a su ministro de Economía. Luis ‘Toto’ Caputo, exministro de Finanzas de Mauricio Macri, se mueve como emisario, pero eso no significa que vaya a asumir la conducción del Palacio de Hacienda. Todo es minuto a minuto. Como ejemplo más palpable se puede tomar el Banco Central. En apenas 3 días ya hubo 2 renuncias a la posibilidad de presidirlo. Emilio Ocampo, ideológico del plan de dolarización, renunció a su nominación -la primera confirmada por Milei en campaña- por sus discrepancias con Caputo. En su lugar, el presidente electo convocó a Demian Reidel, quien había ocupado una vicepresidencia en la entidad monetaria en tiempos del mandato de Federico Stuzenegger, quien fue sucedido por el mismo Caputo. El propio Reidel confirmó vía la exTwitter que no asumirá ese lugar “en este momento”. Le adjudican al físico y economista no comulgar con la idea dolarizadora. Caputo la tendría como meta, pero en un futuro no definido.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fdreidel1%2Fstatus%2F1728527323387842631&partner=&hide_thread=false

La baja en las cotizaciones de los dólares financieros sería resultado de ese alejamiento de la dolarización que tomó cuerpo con la renuncia de Ocampo. Ni siquiera Milei se ha referido a ella en estos días. Los mercados buscaban alguna señal sobre esa idea que no tiene consenso ni entre los economistas más ortodoxos. La salida de Ocampo fue el signo que el ‘círculo rojo’ estaba esperando. Milei , en tanto, mantiene como “innegociable” el otro punto fuerte de su plataforma electoral: el “cierre” del BCRA. Lo ratificó en un comunicado de lo que se dio a llamar pomposamente “Oficina del Presidente Electo”. Pero fue Diana Mondino, hasta ahora confirmada como futura Canciller, quien aclaró que ese “cierre” es apenas una “metáfora” de la eliminación de la emisión monetaria para financiar al Tesoro. Incluso reconoció que no se hará de un día para el otro y que se necesitará de la “maquinita” de imprimir billetes para cumplir con compromisos asumidos por el gobierno en ejercicio. Mondino, presuntamente, quiso llevar tranquilidad luego de que Milei abriera un signo de interrogación alrededor del pago del medio aguinaldo en diciembre para los trabajadores estatales al supeditarlo a la recaudación. “Si se recauda 100, se gasta 100”, fue la frase con la que el presidente electo resumió la idea. Pero el pago del salario complementario sería uno de esos “compromisos” a los que se refería Mondino, para lo que -según la futura Canciller- se echaría mano a la emisión que el presidente electo aseguró que se cortaría desde el día 1 de su gobierno.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FporqueTTarg%2Fstatus%2F1727362694255452388&partner=&hide_thread=false

Milei también había asegurado que sería Carolina Píparo quien conduciría la ANSeS. No pasará. Minutos después de que la actual diputada anunciara que se reuniría con la saliente Fernanda Raverta para iniciar la transición, trascendió que el organismo previsional quedaría en manos de Osvaldo Giordano, hasta hoy ministro de Finanzas de Juan Schiaretti en el gobierno de Córdoba. A diferencia de otras, la nominación de Giordano fue comunicada oficialmente a través de la OPEA. Otro ‘cordobesista’ que se suma a “las fuerzas del cielo” es Franco Mogetta, quien tendría la conducción de la cartera de Transporte a nivel nacional. Mogetta no fue oficializado pero ya concurrió a una reunión de transición con el saliente Diego Giuliano, aquel que les sugirió a los votantes de Milei renunciar a los subsidios que hacen más baratas las tarifas del transporte público. En el entorno de Schiaretti lo despegaron de esas nominaciones y aseguraron que cada uno se incorporó a título personal. Lo mismo aseguran en el PRO respecto de Patricia Bullrich, quien fue mencionada para volver al ministerio de Seguridad, lo que generaría rispideces con Victoria Villarruel, a quien le habían prometido el control de las áreas de Seguridad y Defensa, pero ahora pretenderían limitarla sólo a las funciones del Senado. Villarruel visitó el viernes la central de la Policía Federal en lo que pareció ser un desafío a Bullrich y al propio Milei.

Tanto la de Bullrich, no confirmada, y la de Caputo, sugerida por Milei en una entrevista concedida al canal TN, serían designaciones ajenas a la consulta con Mauricio Macri, a pesar de que ambos nombres están asociados al universo del exPresidente y por ello fueron arietes de críticas por su presunta influencia en el próximo gobierno. Pero los nombres supuestamente propuestos por el líder del PRO no fueron ni siquiera mencionados como rumor. Algunos ejemplos: se dijo que Luciano Laspina, Javier Iguacel y Germán Garavano fueron apuestas para, respectivamente, el Palacio de Hacienda, la presidencia de YPF y el ministerio de Justicia. Ninguno estará en esos cargos. Falta la confirmación del ministro de Economía, que Milei se guarda, dijo, para el día de su asunción, pero sí se oficializó al Tecpetrol Horacio Marin para la conducción de la petrolera de gestión estatal y al abogado penalista Mariano Cúneo Libarona para la cartera judicial. Alguno bromeó con que el jurista se apuró a sacarse una foto con los integrantes de la Corte Suprema para asegurarse su puesto.

Corte-cuneolibarona.jpg
Los miembros de la Corte Suprema junto a Mariano Cúneo Libarona, nominado para ocupar el ministerio de Justicia.

Los miembros de la Corte Suprema junto a Mariano Cúneo Libarona, nominado para ocupar el ministerio de Justicia.

Milei por ahora no ha revelado detalles concretos sobre el plan económico. En principio, no quiere hacerlo para que ninguna reacción negativa en los mercados se le pueda atribuir a él, como lo sugirió Sergio Massa en su discurso de derrota en la noche del balotaje. Pero el presidente electo pone el eje en el ajuste fiscal sin gradualismo con miras a llegar a un déficit 0 a finales de 2024 y resolver la deuda de las Leliqs con una solución “de mercado”. Es lo que transmitió Caputo en una reunión que mantuvo con las asociaciones de bancos, tenedores de esas Letras de Liquidez. En el encuentro realizado en el predio de La Rural, el virtual ministro también habría descartado recurrir al mercado financiero para contener la eventual corrida hacia dólar que dispararía el desarme del pasivo remunerado del BCRA. En cambio, se optaría por un caje con un título con actualización de plazos y de tasa de interés. Voluntario, nunca compulsivo. Los banqueros salieron satisfechos de La Rural.

Luis-Caputo.jpg
Luis Caputo en épocas del gobierno de Mauricio Macri.

Luis Caputo en épocas del gobierno de Mauricio Macri.

Milei asegura que enviará su batería de reformas al Congreso el día 1 de su gobierno. Necesitará construir mayorías que hoy no tiene, dado lo exiguo de su poder de fuego propio en ambas cámaras. Esa gobernabilidad se fabricaría de la mano de Guillermo Francos, nominado en el ministerio del Interior, por lo que se encargará de negociar con los gobernadores (ya tuvo un mano a mano con el reelecto Axel Kicillof, quien si se decide, puede ser el próximo jefe del peronismo); y de la de quien asuma la presidencia de la Cámara de Diputados. Milei le habría anticipado en Olivos a Alberto Fernández que un viejo conocido suyo, Florencio Randazzo, sería propuesto para suceder a la massista Cecilia Moreau. Eso genera otra zona disputa con el macrismo aliado: ese lugar es pretendido celosamente por Cristian Ritondo, quien lideró el pelotón de legisladores del PRO que rápidamente se alinearon detrás del libertario para el balotaje, Basta ver la foto con la que Ritondo felicitó a Milei al conocerse su triunfo. Sin embargo, el presidente electo ponderaría la cercanía de Randazzo con las distintas terminales del panperonismo. Y si bien en el kirchnerismo se preparan para una oposición dura, que en su imaginario se representa como una “resistencia”, en el peronismo de las provincias funcionaría el clásico “toma y daca”. Consultado sobre si ese sector colaboraría con la gobernabilidad de la administración libertaria, un conocedor del PJ de norte a sur respondió tajante: “sin dudas”.

Más contenido de Urgente24

Expectativa de dólar oficial = dólar exportador

Datos sobre Leliqs y coincidencias sobre dólar oficial

Ultimátum de Rogelio Frigerio a Patricia Bullrich

Complicado ingreso de Luis Caputo a la Administración Milei

Dejá tu comentario