POLÍTICA

DIPUTADOS

Vicentín: Sin el lavagnismo, el Frente de Todos aún confía en la izquierda y 'los ramones'

El Gobierno tiene un problema en la Cámara de Diputados para aprobar la expropiación de Vicentín. No tiene mayoría propia como en el Senado y depende de las negociaciones con bloques minoritarios ante los 116 legisladores que conserva Juntos por el Cambio. No tiene mucho de dónde conseguir apoyos, especialmente después de que el lavagnismo tomara distancia de la estrategia de Alberto Fernández. Sin embargo, en el Frente de Todos aseguran que pueden conseguir los 10 votos que le faltan para el quórum con los legisladores de la izquierda, el MPN y el interbloque Unidad Federal para el Desarrollo.

En el Congreso de la Nación, el proyecto de expropiación de la empresa cerealera Vicentin ingresó por el Senado donde el Frente de Todos tiene mayoría y quórum propio para darle una rápida aprobación sin necesidad de negociar cambios con los opositores.

El problema está en Diputados, donde la relación de fuerzas con Juntos por el Cambio es casi pareja (119 escaños del oficialismo contra 116 de la alianza que gobernó hasta 2019).

La bancada que comanda Máximo Kichner ya sabe que no cuenta con la posibilidad de negociaron con Juntos por el Cambio (JxC) que rechazó enfáticamente la intervención y expropiación de la cerealera e incluso denunció penalmente al Presidente a través de un grupo de diputados.

Las cosas empeoraron cuando Roberto Lavagna tomó distancia de la decisión de Alberto Fernández y su espacio en la Cámara baja hizo lo propio.

Así las cosas, al oficialismo -que está a sólo 10 diputados de la mayoría para sacar la ley- no le quedan muchos lugares donde tocar la puerta.

Pero se entusiasman con conseguir el número –aunque ajustado- si los dos diputados de la izquierda se presentan el día de la sesión –ya escribieron en sus redes sociales a favor de la expropiación aunque pretenden modificaciones-, la representante del Movimiento Popular Neuquino y los ocho del interbloque Unidad y Equidad Federal que comanda el mendocino José Luis Ramón.

Es clave lo que hará Ramón. En el oficialismo creen que pueden convencerlo y se apoyan en un tuit que escribió el diputado donde parece avalar la expropiación: "Era esperable el rescate que está haciendo Alberto Fernández a Vicentin y vamos a discutir la situación cuando llegue al Congreso. Vicentin está en concurso, no puede sostenerse, y la inmensa mayoría de la deuda la tiene con el Banco Nación, no es menor".

Cabe recordar que en la sesión especial pedida por Juntos por el Cambio para rechazar el DNU de ‘superpoderes’ para Santiago Cafiero, Ramón facilitó el quorum y firmó un proyecto en ese sentido.

Pero antes, protagonizó una polémica cuando en una sesión convocada para tratar otros temas, se negó a habilitar el tratamiento del DNU cuando la oposición pretendió discutirlo sobre tablas.

Tras eso, JxC convocó a una sesión especial para tratar el DNU y Ramón sí se presentó, pero sus compañeros de bloque no lo acompañaron y él aclaró que tenían libertad de acción.

A esos legisladores apuntará ahora el Frente de Todos.

Se trata de los exmacristas Pablo Ansaloni (Buenos Aires), Antonio Carambia (Santa Cruz) y Beatriz Avila (Tucumán), además de Luis Digiácomo (Río Negro) y los misioneros Ricardo Wellbach, Diego Sartori y Flavia Morales. Según pudo saber Urgente24 los tres últimos reclamarían algún cambio en el proyecto pero terminarían votando a favor en general, al igual que el resto.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario