Leído

INCERTIDUMBRE

No se define el equipo económico de Alberto, hay nerviosismo y siguen sumando nombres

Vie, 22/11/2019 - 9:54am
Enviado en:
Por Urgente24

El armado del gabinete económico del próximo Gobierno debe ser por lejos, el equipo más importante que tendrá el albertismo y en donde estarán todos los ojos puestos, pero contrario a las afirmaciones de Alberto, que asegura que su gabinete "está listo", parece que la política económica, ni está definida, ni tampoco deciden quiénes llevarán ese experimento adelante. Según los periodistas Mauro Viale y Fabián Doman, ahora se sumó a la carrera por el ministerio de Economía, Martín Guzmán, que además ha generado una interna con Guillermo Nielsen, que luego de que le comunicaran que no será el ministro de Economía, le reprocha a Guzmán que es "demasiado mediático".

Alberto Fernández, presidente electo de la Argentina.
Contenido

El gabinete en materia económica de Alberto Fernández se asemeja a una montaña rusa a toda velocidad. Puede que el desastroso escenario económico que atraviesa el país sea el motivo principal y por el cual el nerviosismo le gana la batalla al presidente electo, en definir, quiénes finalmente serán los que llevarán las riendas en este ámbito. 

Anoche se supo que al economista Guillermo Nielsen se le fue informado sobre que no será el próximo ministro como se venía especulando, y que en un principio era el favorito de Alberto. Lejos de la conducción del ministerio de Economía, le ofrecieron, según fuentes del Frente de Todos, un cargo como "negociador financiero externo", aunque otro sector alega que dado a la confianza que le tiene el presidente electo, podría considerar "darle el ministerio de Finanzas". 

En esa línea, y hablando de Nielsen, el economista salió hoy "con los tapones de punta", tras una "fake news" publicada en el diario La Nación. El periodista Javier Blanco de La Nación publicó una nota titulada: Propondrán suspender por dos años el pago de intereses de la deuda. En realidad, es exactamente lo que no avalan los economistas Guillermo Nielsen y Adrián Cosentino. 

¿Por qué se generó la "fake"? -según Nielsen la información es falsa- porque presuntamente la idea respecto a la deuda fue expuesta a Alberto Fernández por el economista Martín Guzmán, quien es asesor del presidente electo. 

Dice el dicho que "cuando el río suena es porque piedras trae", y ahora resulta que, este economista, Martín Guzmán, no solo sería asesor de Alberto, sino que suena fuertemente para liderar el ministerio de Economía del próximo Gobierno. 

La información la dio a conocer esta noche, primero, el periodista Mauro Viale, que dijo que está "peleando el puesto con Nielsen", seguidamente, lo hizo el periodista Fabián Doman, que volvió a dar la información pero con un plus: "Nielsen y Guzmán tienen choques, porque Guillermo le reclama a Guzmán que es demasiado mediático".

Además, curiosamente el portal Infobae le dedicó un reportaje completo esta tarde al economista Martín Guzmán, a quien definieron: "Es economista de la Universidad de Columbia, en Nueva York, y discípulo del Premio Nobel Joseph Stiglitz y de Daniel Heymann, uno de los arquitectos del Plan Austral". 

Por lo pronto, hay algunos pesimistas que agregan que en el equipo de Alberto ni siquiera han logrado ponerse de acuerdo sobre cuál será la  política económica que se implementará, porque aseguran que todos los expertos que conforman el grupo de "asesores" no coinciden con el diagnóstico económico, y estas diferencias desordenan la situación. 

Alberto Fernández por su parte, es quien sin dudas tendrá la última palabra al momento de elegir, incluso a dejado claro en días pasados que "esas cosas las decido yo". 

Así las cosas, a menos de 20 días de la transición, parece que dentro del Frente de Todos no está nada definido respecto a la economía Argentina, aunque algunos advierten que la astucia de Alberto Fernández y su mala pero políticamente correcta relación con la prensa, hace circular rumores y especulaciones con el fin de que ningún periodista tenga la verdad y sus anuncios el 10 de diciembre sean un verdadero batacazo. Eso en un país como Argentina sería difícil de cumplir.