Leído

REFORMA JUBILATORIA

Diplomáticos, muy molestos con el Gobierno: "Lamentablemente no hemos sido oídos"

Mar, 18/02/2020 - 5:27pm
Enviado en:
Por Urgente24

Luego de que el Gobierno enviara al Congreso el proyecto de ley para modificar el régimen jubilatorio, eliminando las denominadas 'jubilaciones de privilegio' del Poder Judicial y del Servicio Exterior de la Nación, los diplomáticos expresaron públicamente su malestar mediante un comunicado.

Los diplomáticos aseguran que pidieron "insistentemente" reunirse con el canciller Solá.
Contenido

Urgente24 tuvo la primicia sobre el proyecto de ley que enviaría el Congreso para reformar las jubilaciones de jueces y diplomáticos, así como también informó oportunamente sobre el gran malestar en el Poder Judicial y el Servicio Exterior por esta iniciativa.

Este martes (18/02), los diplomáticos expresaron su enojo públicamente, a través de un comunicado del sindicato que agrupa a los miembros del servicio exterior.

La Asociación Profesional del Cuerpo Permanente del Servicio Exterior de la Nación (Apsen) lamentó que el Gobierno no consultó a la entidad pese a los "insistentes" pedidos de reuniones al canciller Felipe Solá.

"Lamentablemente hasta la fecha no hemos sido oídos, a pesar de insistentes reclamos de nuestra parte", dice el organismo, y asegura que el régimen especial de jubilaciones que alcanza a los miembros del servicio exterior "no constituye un privilegio", como señala el Gobierno en la defensa de la iniciativa.

Pese al malestar, sin embargo, los diplomáticos dejan abierta la posibilidad de "colaborar" en una eventual modificación del sistema jubilatorio para el sector, aunque sin dejar de lado las "particularidades" de la profesión.

"Señor Canciller, los trabajadores diplomáticos comprendemos muy bien la difícil situación económica por la que atraviesa la Argentina y es por ello que en cada ocasión que se planteó una posible modificación del régimen previsional, nos manifestamos a favor del diálogo y dispuestos a colaborar en la concreción de un sistema jubilatorio más equitativo que respete las particularidades de la carrera. Por eso reiteramos este temperamento y aspiramos a poder transmitirle nuestra posición sobre el proyecto de ley", concluye el escrito.

Según la normativa vigente, los diplomáticos perciben haberes equivalentes al "85% de la remuneración total asignada a la categoría de mayor jerarquía desempeñada". La intención del Gobierno es reducir el porcentaje al 82% y calcular la jubilación en base al promedio de los salarios de los últimos 10 años (actualmente se toma el último sueldo).

El texto se tratará en sesiones extraordinarias, durante febrero, prometiendo que, de forma gradual y según la particularidad de la carrera, conseguirá mayor homogeneidad con el régimen jubilatorio en general.

El proyecto afirma que persigue "reducir las inequidades existentes en el sistema previsional, en buena parte originadas por regímenes especiales cuyas reglas de acceso y determinación de los beneficios han consolidado verdaderos sectores de privilegio dentro del régimen público de reparto sobre el que impactan".

Ya en diciembre pasado, los diplomáticos habían salido con los tapones de punta, negando que sus jubilaciones sean "de privilegio". Aseguraron que el régimen jubilatorio de los diplomáticos fue "adoptado por las particularidades propias de la carrera, que exige a los funcionarios dedicación exclusiva y permanentes traslados desde y hacia la República, con limitaciones serias al trabajo de los cónyuges".