POLÍTICA

Moyano judicializó el comicio en la CGT

Luis Barrionuevo y sus aliados, en total entre 35 y 38 gremios, no podrían participar en las elecciones del 12/07 en la CGT porque dejaron de pagar la cuota de afiliación en 2008, y estar al día con esa obligación es uno de los requisitos estatutarios para participar en las acciones de la central sindical. Ahora se entiende porqué Hugo Moyano no quiso negociar con Barrionuevo: descontaba que que podría restarle todos los delegados.

 

La Confederación General del Trabajo de la República Argentina Azul y Blanco es una central sindical paralela a la CGT histórica de Argentina, fundada en 2008 como consecuencia de la fractura de esta última.
 
El sindicalista gastronómico Luis Barrionuevo, quien en aquella oportunidad decidió no presentar una lista opositora a Hugo Moyano para la candidatura a secretario general —denunciando un hipotético fraude electoral— , fundó la CGT Azul y Blanca, movimiento disidente de 56 gremios, segun él dijo, pero que hoy día serían entre 35 y 38.
 
Barrionuevo no consiguió que el Ministerio de Trabajo reconociera a la CGT Azul y Blanca.
 
Pero desde 2008, los gremios de la la CGT Azul y Blanca dejaron de pagar la cuota de afiliación a la Confederación General del Trabajo. 
 
En total, y según datos de Barrionuevo, la CGT Azul y Blanca aportaría unos 400 congresales al Congreso Confederal que se realizará en Ferro Carril Oeste.
 
Si los opositores a Moyano dicen tener 1.200 delegados, sin la CGT Azul y Blanca tendrían 800.
 
Si bien la cuestión de la cuota de afiliación no suele ser un elemento indispensable para la participación interna en el sindicalismo, el moyanismo podría hacer valer el reglamento.
 
Según se estima, un sindicato como el de Gastronómicos debería abonar una cuota de $ 27.000 mensuales, que multiplicado por los 4 años que transcurrieron desde la fundación de la Azul y Blanca, supondría una deuda de al menos $ 1,3 millón, pero el problema no es el dinero sino la oportunidad. Y los 35 gremios hacen un dineral.
 
Gerónimo Venegas, uno de los ex socios de Moyano, que ahora se reconcilió, confirmó el dato: "Si no se paga la cuota no se puede participar, aseguró, y dijo que el oficialismo cegetista consiguió "el 60% de los congresales". 
 
"Son los que valen a la hora del voto", afirmó. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario