ACTUALIDAD Legislatura > izquierda > Victoria Villaruel

IZQUIERDA NEGACIONISTA

Escándalo en la Legislatura: Nafta a Lilia Lemoine y bombas

Más allá de los incidentes, fue un lunes negro para la Izquierda inviable y negacionista lo que ocurrió este lunes 4 de septiembre en la Legislatura porteña.

Un pequeño grupo de manifestantes fue detenido en uno de los vallados de la Legislatura porteña luego de que rociaran con nafta o kerosene a la influencer libertaria Lilia Lemoine. En una de las mochilas encontraron 2 bombas molotov, de acuerdo a información del canal opositor LN+.

"Nada, justifique que te rocíen con nafta", lanzó la candidata a diputada y una de las más cercanas al candidato a presidente Javier Milei. En tanto, la diputada y candidata a gobernadora bonaerense, Carolina Píparo, los tildó de "nazi": "Nos gritan nazi, pero ellos bloquearon la circulación y no nos dejaron llegar a la Legislatura… Más facho no se consigue".

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fluchokoldo%2Fstatus%2F1698816614320267371%3Fs%3D43&t=wLb3mR3vH2fyG3QxZw9K2g&partner=&hide_thread=false
https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fsangreacuariana%2Fstatus%2F1698815912004968599%3Fs%3D43&t=wLb3mR3vH2fyG3QxZw9K2g&partner=&hide_thread=false

Se trata del acto que encabezó la diputada nacional y candidata a vicepresidente de La Libertad Avanza, Victoria Villarruel, a víctimas del terrorismo llevado adelante por guerrillas en la década del ’70, principalmente Montoneros y ERP.

Sin dudas, un lunes negro para los organismos de Derechos Humanos en la Argentina que sólo se ocuparon de las víctimas de la última dictadura cívico-militar pero resultó negacionista de una parte de la historia sangrienta.

image.png

"No estamos reivindicando la dictadura"

“Los DDHH son para todos. Invocar la democracia y a los DDHH sin dejar que podamos expresarnos o ejercerlos es la muestra más acabada de que son violentos, autoritarios y nos creen ciudadanos de 2da. Mi abrazo a todas las víctimas del terrorismo que son sometidas a este destrato”, escribió en Twitter la diputada Villarruel antes de comenzar el acto mientras en las calles se vivían momentos de tensión.

“Es necesaria una memoria integral, una memoria completa, que sobrevuele el oscuro territorio del negacionismo actual y que reivindique la historia en su totalidad. La verdad a medias no es verdad: es maldad, es mentira, afirmó al comenzar el acto Lucía Montenegro. Y completó:

No estamos reivindicando la dictadura ni las trágicas consecuencias de esa violación del pacto democrático. Es más, nuestro espacio lo repudia de forma clara y contundente No estamos reivindicando la dictadura ni las trágicas consecuencias de esa violación del pacto democrático. Es más, nuestro espacio lo repudia de forma clara y contundente

Luego fue el turno de Lorenza Ferrari, madre de Laura Ferrari, que a los 18 años murió por un coche bomba de Montoneros. Fue en 1985, durante el gobierno constitucional de Isabel Martínez de Perón. “Acá hubo terrorismo, hubo una guerra, plazca o no plazca, así fue: se mataron entre hermanos por sus ideales equivocados, pienso yo, no pensando en las víctimas inocentes que son nuestros hijos y nuestros padres. Nunca fueron reconocidos: hace 48 años que estoy luchando para esto. Encontré esto en la doctora Victoria [Villarruel], que realmente ha tomado el tema como corresponde. Estamos acá para ayudarla y seguir con nuestra lucha: que nuestros muertos vivan de vuelta”.

Continuó Graciela Saraspe, hija de Héctor Saraspe, que murió en Santa Lucía, Tucumán, en 1974. Según el locutor, en manos del ERP. Saraspe también le agradeció a Villarruel por la “empatía” con las “víctimas del terrorismo”.

“A mi papá lo mataron de dos tiros en el pecho. Ahí empezó nuestra lucha con mi madre, nervios, miedo, pánico, porque ellos controlaban el pueblo”, dijo sobre el ERP. “Mi papá tenía 28 años y lo dejaron como un perro. Nos amenazaban, que nos iban a secuestrar, a matar. Yo agradezco a Vicky [por Villarruel], porque cuando yo estaba en la oscuridad ella me dio una luz de esperanza”, cerró Saraspe, entre lágrimas, siempre según La Nación.

Tras un video, fue el turno de Larrabure, quien contó el secuestro y muerte de su padre, Argentino del Valle Larrabure, actualmente en proceso de beatificación en el Vaticano. “El 11 de agosto de 1974 comenzó la tragedia para mi familia”, inició, para relatar que su padre fue secuestrado por unos 120 militantes del ERP en la Fábrica Militar de Villa María, durante una fiesta en el casino de suboficiales.

Durante 30 años pusimos siempre la última mejilla y nos mantuvimos en silencio. Hasta que un día, después de la llegada de Néstor Kirchner al poder, decidimos que era tiempo propicio para comenzar a mostrar que nuestros familiares tenían derechos humanos que no se habían respetado, continuó Larrabure, para recordar que en 2006 fundó el Celtyv con una “muy jovencita” Villarruel.

No hay justicia, no hay memoria, no hay verdad, no hay historia. Hay una mentira falaz, un relato que de alguna manera nos consume día a día No hay justicia, no hay memoria, no hay verdad, no hay historia. Hay una mentira falaz, un relato que de alguna manera nos consume día a día

“Durante 40 años, las víctimas del terrorismo fueron desaparecidas de la historia, fueron barridas debajo de la alfombra de la historia. Se eliminó cualquier rastro de ellas, se las negó, se les negaron sus derechos a la verdad, la justicia y la reparación”, siguió Villarruel según la reconstrucción de La Nación.

“Ninguna de estas víctimas puede saber la verdad de lo que padecieron ni tener una reparación, ni siquiera moral, del sufrimiento que padecieron a manos de aquellos que trataron de imponernos un Estado autoritario, comunista, basado en la tiranía”, añadió. Y acusó al Estado de violar los derechos de las víctimas “para garantizarle la impunidad a un grupo de violentos que hasta el día de hoy gozan de su libertad y de las garantías que les da nuestra democracia”.

Después de 40 años de una visión amputada de nuestra historia, después de arrancarnos a nuestros seres queridos, de demonizarnos y tratar de poner una mordaza en nuestra boca, ya no le tenemos miedo. No tenemos miedo Después de 40 años de una visión amputada de nuestra historia, después de arrancarnos a nuestros seres queridos, de demonizarnos y tratar de poner una mordaza en nuestra boca, ya no le tenemos miedo. No tenemos miedo

Más contenido en Urgente24:

Fernando Burlando dio detalles de la autopsia a Silvina Luna

El kirchnerismo estalló con Moreno en C5N: Gritos y abandono

Histórica crisis UBA: Derrumbe de inscripciones y recorte de planes de estudio

18 cuotas sin interés: Banco Provincia explica cuándo y cómo

Crédito para monotributistas: Requisitos y cómo pedirlo

Dejá tu comentario