ACTUALIDAD papa Francisco > Iglesia > Argentina

CATEDRALES COMO BÚNKER

El Papa Francisco condenó la grieta, ¿para poder viajar a la Argentina?

El Papa Francisco envió una carta al arzobispo de La Plata, Victor Fernández, en agradecimiento por haber organizado una misa contra la grieta.

El Papa Francisco celebró la misa que se llevó a cabo el pasado jueves 29 de septiembre en la que el arzobispo de La Plata, Víctor 'Tucho' Fernández, bajó línea de las encíclicas Laudato si' y Fratelli tutti para convocar a la unidad frente a oficialistas y opositores.

Ayer (3/10), Fernández compartió una carta que le envió el Sumo Pontífice en la que condenó la grieta que recrudece en la Argentina en medio de la crisis económica y, sin que alguien lo pidiese concretamente en público, él habló de complicaciones para viajar al país:

"Me llegaron varias repercusiones del acto que se organizó el pasado jueves 29 en la Catedral de La Plata y quiero hacerles llegar a quienes asistieron mi más sentido agradecimiento. Me gustó que no se tratara de un "homenaje" sino de un acto de afecto y reconocimiento que expresa los lazos que nos unen.

Aunque ahora tengo una deuda con todo el mundo y me falta visitar muchos países grandes, especialmente algunos que nunca recibieron la visita de un Papa, sin embargo siempre llevo a mi Argentina en el corazón Aunque ahora tengo una deuda con todo el mundo y me falta visitar muchos países grandes, especialmente algunos que nunca recibieron la visita de un Papa, sin embargo siempre llevo a mi Argentina en el corazón

Sobre todo me alegró que en ese acto se reflexionara acerca de algunos contenidos de Laudato si' y de Fratelli tutti, no porque sean documentos míos sino porque hablan de cuestiones graves y determinantes que hoy no podemos ignorar para la buena marcha de las naciones.

Agrego que me llegó la información de que estuvieron representados sectores de todos los colores de la política, otras confesiones religiosas, personas de la educación, de la cultura, de la empresa, de la justicia, etcétera. Y junto con ellos, estaban presentes los trabajadores más humildes y los pobres que caminaron como movimientos sociales, sostenidos por su fe y llevando a La Virgen y a San Cayetano. Han formado juntos un hermoso cuadro".

Sobre el cierre de la misiva, Jorge Bergoglio dio cuenta de su descontento con los planes sociales y reclamó más trabajo: "En definitiva, me consuela el alma que mi persona haya hecho posible ese momento de comunión, de encuentro más allá de las diferencias, porque a veces estas pequeñas 'treguas' impiden que sigan avanzando la violencia y los enfrentamientos. Eso nunca hace bien a un país y termina lastimando sobre todo a los que más sufren. Porque hay mucho por hacer en Argentina, para que todos puedan vivir de la dignidad del trabajo y para que no haya ciudadanos de segunda. Pero nada importante ni estable se logrará con la polarización agresiva.

Les hago llegar mi afectuosa bendición y pido al Señor que los haga artífices de paz, de justicia y de prosperidad. Fraternalmente, Francisco".

image.png

La catedral de La Plata, un búnker para la rosca política

"Está claro que Francisco es alguien que trasciende a la Iglesia Católica y que tiene un significado para todo el mundo; no podemos esperar a que ya no esté para ofrecerle este acto de reconocimiento”, lanzó el arzobispo frente a funcionarios del Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Por caso, en primera fila estuvieron el gobernador Axel Kicillof y el intendente de La Plata, Julio Garro.

“Cuando el presidente Obama vino a Buenos Aires, le habían preparado un tour por los lugares que consideraban más emblemáticos de la ciudad, pero Obama dijo: 'Yo lo que quiero es conocer los lugares del Papa Francisco, al menos la Catedral, porque lo admiro' (...) A esto se suma su testimonio de gran austeridad personal, sus iniciativas de ayuda en tantas situaciones del mundo, su cercanía a los últimos de la sociedad, a veces visitándolos, o incluso comiendo con ellos, y tantos gestos que hablan por sí mismos. Cuando él habla de una vida más austera para cuidar el medio ambiente, lo muestra con sus gestos. Cuando habla de lo importante que es cada ser humano, lo muestra haciendo amistad con el diariero, con el portero, con cada uno como si fuera el único ser de la tierra”, dijo en el acto en el que también estuvieron los movimientos sociales.

“Más allá de las diferencias que podamos tener con Francisco en algunos temas, los argentinos no podemos dejar de reconocer una cosa: que uno de los nuestros se ha convertido en un icono mundial", arremetió Fernández en un encuentro titulado oficialmente "Acto de adhesión al Papa Francisco".

image.png
image.png

Llama poderosamente la atención que la Iglesia católica haya girado de esta manera en la que se utilizan los templos y catedrales -como la de Luján y La Plata- como búnker para cuestiones tan mundanas como pueden ser la política.

Sobre todo, teniendo en cuenta que la Biblia nos da dos verdades en cuanto a nuestra actitud hacia la política y el gobierno.

La primera verdad, es que la voluntad de Dios impregna y reemplaza cada aspecto de nuestra vida. La voluntad de Dios es lo que tiene prioridad sobre todo y todos (Mateo 6:33). Los planes y propósitos de Dios están prefijados, y Su voluntad es inviolable. Lo que Él se ha propuesto, lo llevará a cabo, y ningún gobierno puede frustrar Su voluntad (Daniel 4:34-35). De hecho, es Dios quien "quita reyes y pone reyes" (Daniel 2:21), porque "el Altísimo gobierna el reino de los hombres, y a quien él quiere lo da" (Daniel 4:17). Una clara comprensión de esta verdad, nos ayudará a ver que la política es meramente un método que Dios usa para llevar a cabo Su voluntad. Aunque hombres perversos abusen de su poder político, utilizándolo para el mal, Dios lo usa para bien, "Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados" (Romanos 8:28).

En segundo lugar, la Iglesia debería predicar más que un gobierno no puede salvarnos. ¡Solo Dios lo puede hacer! Nunca leemos en el Nuevo Testamento, que Jesús, o cualquiera de los apóstoles invirtiera ni tiempo ni energía enseñando a los creyentes sobre cómo reformar al mundo pagano de su idolatría, inmoralidad y prácticas corruptas por medio del gobierno. Los apóstoles jamás instaron a los creyentes a demostrar desobediencia civil para protestar contra las injustas leyes o los regímenes brutales del Imperio Romano. En cambio, los apóstoles les ordenaron a los cristianos del primer siglo, así como a nosotros hoy, proclamar el Evangelio y vivir vidas que den una clara evidencia del poder transformador del Evangelio.

ACTO DE ADHESIÓN AL PAPA FRANCISCO POR EL ARZOBISPO VÍCTOR MANUEL FERNÁNDEZ.

Más contenidos en Urgente24

Así funciona la compra de votos en Brasil

La bomba atómica la arrojó Elon Musk sobre Rusia y Ucrania

Marcelo Longobardi expone el macrismo de LN+: "Militantes"

Netflix: Truco para ver películas y series de otros países

Si te falta esta vitamina, hay más riesgo de demencia y ACV

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario