ARGENTINA

CÓRDOBA CAPITAL

Llaryora busca contener el estallido de los comerciantes

En medio de mucho malestar por el confinamiento y la imposibilidad de desarrollo de la actividad comercial, el intendente cordobés, Martín Llaryora, anunció un paquete de medidas económicas para paliar la situación. En los últimos días se habían registrado marchas multitudinarias (algunas con hechos de violencia) pidiendo por aperturas comerciales por parte de un sector que está “fundido”. Muchas exenciones y reedición de planes del año pasado.

CÓRDOBA. La situación epidemiológica de Córdoba es cada día más alarmante, y con más de 2 mil internados por coronavirus y 4 mil casos diarios, todo parece indicar que el confinamiento dispuesto por el Gobierno nacional continuaría más allá del 31 de mayo, plazo en el que se vencen las condiciones actuales para aquellos lugares que hayan mermado su riesgo epidemiológico. Naturalmente, esta coyuntura, a la cual se arribó producto de la negligencia dirigencial a la hora de conseguir vacunas, pone en un punto de quiebre la relación entre ciertos sectores de la sociedad con el Estado, en sus diferentes niveles. 

Ese es el caso de los comerciantes y trabajadores no esenciales (para la sociedad en general), quienes hoy no están pudiendo “ganarse el pan” debido a la prohibición de circulación. Ello, sumado a la grave crisis económica y social, además de un año 2020 con las mismas características en la espalda, ha hecho que ese sector comience a tomar posturas mucho más radicales en cuanto el rechazo a las medidas. 

En los últimos días, fueron los mismos comerciantes quienes llevaron adelante manifestaciones en pedido de libertad laboral fruto de una necesidad creciente y tan imperante como la de evitar los contagios por Covid-19. Y esas protestas fueron imágenes vivientes del clima social que se maneja, con nerviosismo, violencia y persecución estatal. 

Para contener este escenario, que puede estallar en cualquier punto y momento, es que el intendente cordobés Martín Llaryora, anunció medidas de exención económica para aquellos comercios y Pymes que hayan sido realmente impactados por las restricciones dentro de la ciudad de Córdoba. Según un relevamiento de la Cámara de Comercio de Córdoba, en lo que va de la pandemia, se perdieron 55 mil puestos de trabajo a raíz del contexto actual. 

Para ello, el Gobierno municipal decidió “sacar el pie del acelerador” con la recaudación que fue récord en abril, y dejar de cobrar algunos impuestos. Entre las principales exenciones, se encuentran la del pago de tasa de Comercio e industria a aquellos contribuyentes afectados que no hubieran alcanzado los mínimos de facturación imponible en su quinta cuota; a bares, restaurantes, salones de Fiesta y Espectáculos, Jardines Maternales de la tasa de Comercio, también en su quinta cuota; de la tasa del Automotor, cuota 5 para transporte escolar, taxis y remis; suspensión hasta el mes de julio de medidas de ejecución fiscal por deuda y la reedición de planes y acuerdos de colaboración con el sector de hotelería y turismo, al igual que en 2020. 

En el caso del beneficio para bares y restaurantes, las cámaras que nuclean a dichos rubros deberán dar cuenta de la realidad de la caída en la facturación del negocio que solicite la exención ante la mesa de trabajo municipal. De esta manera, la Municipalidad buscará darle un respiro a los comerciantes que hoy abogan por una apertura inmediata.

De hecho, en algunos municipios provinciales por fuera de la capital se han registrado aperturas masivas a partir del miércoles y luego de las protestas del 25 de mayo. Por eso, se prevé que en las próximas horas sea el Gobierno provincial el que anuncie medidas paliativas.

Así, Hacemos por Córdoba (ambas gestiones pertenecen a ese espacio) buscaría mitigar el efecto de la cuarentena ante la imposibilidad de levantar las restricciones. “Seguimos diseñando medidas para acompañar a las distintas actividades afectadas por las restricciones sanitarias dispuestas nacionalmente a causa de la pandemia. Los cordobeses tienen que saber que ante las adversidades siempre pueden contar con la mano solidaria del estado”, dijo el vicegobernador hoy a cargo de la Provincia, Manuel Calvo. 

Entre lo que podría imponer la Provincia, se baraja la posibilidad de lanzar una nueva línea de créditos con el banco provincial, financiación sobre los insumos como la energía eléctrica y alivio fiscal. Desde el sector comercial insisten en que la situación es terminal y que las medidas deben implementarse cuanto antes para preservar los puestos de trabajo restantes. 
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario