OMNI meningitis > meningococo > enfermedad

EN SAN JUAN

Prenden las alarmas por un caso de meningitis contagiosa

Las autoridades sanitarias detectaron la semana pasada un caso de meningitis bacteriana, altamente infecciosa (meningococo). Afortunadamente, no hay contagios.

El Ministerio de Salud de San Juan informó hace pocos días un caso de meningitis por meningococo en un menor de 14 años. Inmediatamente, las autoridades prendieron las alarmas, ya que es una enfermedad altamente infecciosa, contagiosa y puede ser mortal.

El joven fue internado en Terapia Intensiva Hospital Rawson (San Juan) y se les entregó medicación a 30 personas del círculo familiar y escolar para prevenir nuevos casos.

La meningitis es una enfermedad que, como su nombre lo indica, consiste en una inflamación de las membranas del cerebro. Puede originarse en un virus o bacteria.

En este caso, se trata de meningitis bacteriana, por lo que puede contagiarse entre personas. Afortunadamente, a cuatro días de la detección en el joven, no se han observado nuevos pacientes con la afección.

Para prevenir la enfermedad, en Argentina la vacuna para meningococo (antimeningocócica conjugada tetravalente) es obligatoria y está incluida en el Calendario Nacional de Vacunación hace pocos años. Se coloca a los 3, 5 y 15 meses y a los 11 años.

Meningitis por meningococo

El meningococo es una bacteria que provoca enfermedades como la meningitis o sepsis, que es la infección generalizada. Ambas pueden tener consecuencias fatales o dejar secuelas irreversibles como amputaciones, la pérdida de audición o secuelas neurológicas graves, de acuerdo al Ministerio de Salud de la Nación.

La OMS explica que la bacteria se transmite de persona a persona a través de gotitas de las secreciones respiratorias o de la garganta.

La propagación de la enfermedad se ve facilitada por el contacto estrecho y prolongado (besos, estornudos, tos, dormitorios colectivos, vajillas y cubiertos compartidos) con una persona infectada. El periodo de incubación medio es de 4 días, pero puede oscilar entre 2 y 10 días.

Los síntomas dependen de la edad. En bebés puede aparecer con irritabilidad, fiebre, rechazo al alimento, mayor tendencia al sueño que lo habitual y/o llanto intenso y continuo.

Los niños pueden presentar dolor de cabeza, tendencia al sueño, irritabilidad, fiebre, diminución del nivel de conciencia, sensibilidad a la luz, rigidez del cuello y/o náuseas y vómitos.

Dado que los síntomas son similares a los de otras enfermedades, es imprescindible consultar a un médico.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario