Leído

ADIÓS AL MITO

Comprobado: No existe un 'gen gay' que determina la orientación sexual

Jue, 29/08/2019 - 10:38pm
Enviado en:
1 comentario
Por Urgente24

No, no existe un único "gen gay". Factores ambientales y variantes genéticas influyen en el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo así que adiós al mito. una nueva investigación internacional, la mayor realizada hasta la fecha, muestra que las variantes genéticas de una persona no predicen de manera significativa si se tendrá una orientación sexual determinada.

Contenido

¿Ser homosexual, bisexual o hétero es una opción elegida o está determinada por la propia biología? Estas preguntas seguramente no las hicimos un par de veces y hoy, un estudio científico derribó uno de los mitos de más vieja data: ninguna variante genética determina la orientación sexual, es decir, no hay ningún 'gen gay'.

Una nueva investigación internacional, la mayor realizada hasta la fecha, muestra que las variantes genéticas de una persona no predicen de manera significativa si se tendrá una orientación sexual determinada. Influyen los genes, pero también el entorno del individuo, explican los autores de Estados Unidos, Australia y varios países de Europa que firman este trabajo en la revista «Science».

La explicación a la homosexualidad sería más sencilla si se hubiera encontrado un único «gen gay». Pero no, no existe, expresaron los autores. La genética es un factor contribuyente, sin embargo no explica todo el comportamiento sexual.

A efectos prácticos, el estudio demuestra que en ningún caso se podría utilizar la genética para predecir si una persona es o no homosexual, ya que la interactuación entre el ambiente en el que vive cada persona y sus rasgos genéticos es mucho más definitiva en la orientación sexual que la genética por sí sola. 

¿Cuál es el papel de la genética en la formación del comportamiento sexual?

El trabajo, cuyo autor principal es el investigador de la Unidad de Genética Analítica y Translacional del Massachusetts General Hospital y la Facultad de Medicina de Harvard Andrea Ganna, es especialmente importante por su magnitud. Los autores han analizado los comportamientos sexuales de alrededor de 470.000 personas de Reino Unido y EEUU, todos participantes en trabajos en los que se les había realizado un estudio de Asociación del Genoma Completo (GWAS, de sus siglas en inglés). 

Así, han comparado las respuestas que daban con respecto a su vida sexual con el análisis exhaustivo de sus genes. No es la primera vez que se estudia la relación entre la genética y la homosexualidad, pero ningún estudio previo se había siquiera acercado a esta cifra de participantes. "El nuestro es aproximadamente 100 veces más grande que los trabajos previos en este campo". 

Lo que el equipo internacional de investigadores encontró no desmiente el papel de la genética en el comportamiento sexual pero, desde luego, le resta muchísima importancia. En concreto, los científicos localizaron cinco localizaciones en el genoma humano "claramente asociadas con el comportamiento sexual con personas del mismo sexo". 

Image
Una participante del festival Pride en Manchester - Reuters

El comportamiento sexual es, por lo tanto, multigenético. Esto quiere decir que hay muchas variaciones que contribuyen a las tendencias sexuales, lo que sucede con muchas otras asociadas a diversos comportamientos, explican los investigadores. 

Así, al igual que no hay un gen que prediga si una persona va a ser muy trabajadora, o puntual o aficionada al juego o a los artículos de lujo, tampoco existe un gen (ni cinco) asociado a la condición de gay.  

Pero al mismo tiempo, sí existen variaciones genéticas comunes en las personas que declararon haber tenido sexo con personas de su mismo género, por lo que no se puede descartar el papel de la genética. 

Si se estudia en personas no relacionadas entre sí la similitud de sus poliformismos de nucleótido único (SNP, de sus siglas en inglés) y la similitud de sus comportamientos homosexuales, se puede observar que entre el 8% y el 25% de las diferencias observadas en su comportamiento sexual se debe a la genética. Pero el efecto de cada variante genética por si sola es mínimo. 

De hecho, explican que esta variación genética puede alumbrar algunos mecanismos biológicos involucrados en la atracción sexual por el mismo sexo. 

Por ejemplo, una de las variantes estaba localizada en la parte del ADN que acoge varios genes relacionados con el sentido del olfato. En cualquier caso, parece claro que se necesita más investigación, pero los datos sugieren una relación entre la regulación de las hormonas sexuales y el ser homosexual. 

Si hay algo contra lo que carga este importante estudio, es contra la posibilidad de curar la homosexualidad. Aunque la OMS y la Sociedad Española de Psiquiatría eliminaron esta orientación sexual como enfermedad hace ya muchos años, hay todavía gente que piensa erróneamente en este sentido. 

Comentarios

En realidad el estudio publicado en Science dice que "no se trata de un solo gene, sino que muchos genes influyen en el comportamiento homosexual"
Lo mismo sucede con muchas otras caracteristicas geneticas como el color de la piel, ojos o cabellos no es el resultado de un solo gene sino de muchos genes.
El estudio afirma que la homosexualidad tiene un gran componente genetico pero que tambien pueden influenciar algun tipo de factor ambiental durante el embarazo.

nytimes.com/es/2019/08/30/espanol/ciencia-y-tecnologia/genetica-homosexualidad.html
science.sciencemag.org/content/365/6456/eaat7693
nytimes.com/2019/08/29/science/gay-gene-sex.html