OCIO Netflix > series > películas

TAMBALEA EL STREAMING

Netflix se hunde: Convertido en lo que juró destruir

La feroz competencia entre plataformas obliga a Netflix a generar una transformación en su modelo de negocio, destruyendo su histórico slogan de sin anuncios

Es un hecho conocido que Netflix, el gigante del streaming, cambiara la industria del entretenimiento, con su premisa de contenido on demand y libre de anuncios, a cambio de una membresía. Pero, ¿Puede la compañía cambiarse a sí misma ahora que finalmente enfrenta una verdadera competencia de transmisión?

Aunque el gigante de la N roja goza de una exitosa temporada de premiación, sumada a una laureada trayectoria de sus contenidos audiovisuales, los números no reflejan el mismo brillo: Spencer Wang, vicepresidente de finanzas, relaciones con inversores y desarrollo corporativo, expuso que el crecimiento de Netflix se había estancado en los últimos meses, una pérdida de suscriptores que no se veía desde 2011.

netflix-logo-e1658158826489.webp
Netflix afronta una crisis de suscriptores convirtiéndose en lo que juró destruir, un servicio de streaming con publicidad

Netflix afronta una crisis de suscriptores convirtiéndose en lo que juró destruir, un servicio de streaming con publicidad

Un mes después, los ejecutivos compartieron noticias aún peores con los inversionistas durante una revisión de ganancias trimestrales: la compañía perdería alrededor de 2 millones de suscriptores en el segundo trimestre, 10 veces el número que perdió en el primero.

Con 221 millones de suscriptores y una gran ventaja sobre la competencia en casi todos los mercados importantes, Netflix sigue siendo el servicio de transmisión más popular del mundo por un amplio margen. Y a pesar del redescubierto escepticismo de Wall Street, el streaming sigue creciendo. Pero el auge inicial de la empresa ha terminado, al igual que la elevada valoración que la acompañó.

Según más de dos docenas de empleados actuales y anteriores que hablaron con Bloomberg Businessweek , la caída del precio de las acciones de Netflix ha dañado la moral de una empresa que a menudo se ubica como uno de los empleadores más deseables del mundo.

Malas noticias para Netflix: Las publicidades se asoman

Pero a medida que Netflix creció, instituyó una jerarquía más tradicional y una toma de decisiones centralizada. Los ejecutivos veteranos dispuestos a desafiar el liderazgo se han ido y, al igual que otras empresas de tecnología, Netflix está contratando más personal junior en su grupo de ingeniería para crear niveles más bajos de empleados y administrar los costos.

Toda esa heterodoxia ilustrada resultó difícil de ejecutar a escala. Cuando Netflix despidió a personas a principios de este año, los ejecutivos no enviaron la nota habitual explicando la decisión, como lo han hecho durante años. Los recortes tampoco incluyeron el liderazgo senior.

Aún así con toda esta incertidumbre en la planta interna, sumado a la sombra del desplome de acciones, el codirector ejecutivo Reed Hastings nunca quiso vender publicidad para solventar las pérdidas galopantes de la empresa, ya que construyó Netflix como una alternativa amigable para el consumidor de Blockbuster.

Hastings.webp
El codirector ejecutivo Reed Hastings fue uno de los principales actores en escaparle a la publicidad, pero ahora las coordinará con ayuda de Microsoft

El codirector ejecutivo Reed Hastings fue uno de los principales actores en escaparle a la publicidad, pero ahora las coordinará con ayuda de Microsoft

Ofrecía una selección más amplia de DVD y no cobraba cargos por pagos atrasados, tomando un enfoque similar con la transmisión. La televisión por cable se había convertido en un producto engorroso que la mayoría de los consumidores detestaba. Había demasiados canales, era demasiado caro y la cadena de televisión promedio mostraba hasta 15 minutos de publicidad por hora.

Con ese panorama en la primigenia del streaming, Netflix tenía una propuesta simple: transmitir cualquier cosa que el consumidor desee ver, bajo demanda, por una fracción del precio del cable. A medida que Netflix crecía, los analistas, colegas y periodistas de Wall Street molestaban a Hastings con los anuncios. Casi todos los grandes negocios de medios en la historia moderna han ganado dinero vendiendo su base de clientes a los anunciantes.

A fines de 2019 y principios de 2020, las compañías de medios rivales comenzaron a presentar sus propios servicios de transmisión, como Disney+, HBO Max y Paramount+. La mayoría de ellos cuestan menos que Netflix y también ofrecen docenas de programas originales, respaldados por profundas bibliotecas de películas y programas de televisión acumulados durante el siglo pasado.

Pero Hastings rutinariamente descartó la amenaza que representaba la competencia. Netflix había operado durante mucho tiempo como algo cercano a una empresa de servicios públicos. La gente podía probar y cancelar otros servicios, pero Netflix era insustituible.

suscriptores netflix.png
Netflix, confiado de esta lealtad con los clientes, comenzó a subir sus precios cada 18 meses más o menos, según informó Bloomberg.

Netflix, confiado de esta lealtad con los clientes, comenzó a subir sus precios cada 18 meses más o menos, según informó Bloomberg.

No obstante, el alto mando terminó cediendo ante la estrepitosa caída de los suscriptores para fines de 2021, los números no podían ignorarse y los ejecutivos necesitaban encontrar una respuesta. Un mes después, cuando las acciones se desplomaron, Hastings hizo oficial el movimiento.

Dijo que Netflix experimentaría con la publicidad en el próximo año o dos. El comentario sorprendió a la mayoría de sus empleados, especialmente a los veteranos que vieron la falta de publicidad como algo central para la misión de la empresa. Pero una vez que Hastings decidió hacerlo, Netflix no perdió el tiempo. Después de no vender anuncios durante 25 años, ahora crearía un negocio de publicidad en los próximos siete meses.

El negocio de publicidad que se consolidará en las próximas semanas, incluirá la búsqueda de suavizar esta decisión con sólo 4 minutos de publicidad por hora, absteniendo a los estrenos y a los contenidos para niños, junto con el recargo de las contraseñas compartidas. La compañía ha rehecho Hollywood a su imagen. Ahora necesita rehacerse a sí misma.

Más contenido en Urgente24:

Llega la Noche de las Librerías a Buenos Aires: Cuándo es

Indignación por el show de Ricky Martin en Argentina

3 bares argentinos entre los mejores del mundo

Netflix insiste con el true crime: El ángel de la muerte

La infusión que ayuda a prevenir el cáncer y reduce la grasa

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario