MUNDO Pfizer > Public Citizen > contratos

NUEVA EVIDENCIA

Pfizer: una investigación revela cómo silenció a gobiernos

El grupo de defensa del consumidor Public Citizen analizó los contratos de Pfizer y demostró cómo gestionó los suministros para maximizar las ganancias.

En febrero, se acusó a Pfizer de "intimidar" a los gobiernos en las negociaciones de la vacuna COVID-19 en una investigación periodística de la reconocida organización sin fines de lucro, Bureau of Investigative Journalism.

En ese momento, un funcionario del gobierno les dijo a los periodistas: "Cinco años en el futuro, cuando estos acuerdos de confidencialidad terminen, sabrá lo que realmente sucedió en estas negociaciones".

Ahora, Public Citizen, una organización de defensa del consumidor sin fines de lucro con sede en Estados Unidos, ha identificado varios contratos de Pfizer originales que describen el resultado de estas negociaciones.

Los contratos ofrecen una visión del poder que ha ganado la corporación farmacéutica para silenciar a los gobiernos, reducir el suministro de vacunas, minimizar el riesgo y maximizar las ganancias en la peor crisis de salud pública del siglo.

Public Citizen describe seis ejemplos de cómo Pfizer utilizó su poder con fines lucrativos en todo el mundo. Particularmente analizó los contratos con Albania, Brasil, Colombia Chile, República Dominicana, Comisión Europea, Perú, Estados Unidos, Reino Unido.

image.png

1. "Pfizer se reserva el derecho a silenciar a los gobiernos".

El caso de Brasil se analizó con especial atención, dado que en enero consideró que cinco términos del acuerdo eran injustos. Sin embargo, los permitió dos meses después, según resalta Public Citizen.

Uno de los puntos cuestionados es que Pfizer establecía que el gobierno brasileño tenía prohibido hacer "cualquier anuncio público sobre la existencia, materia o términos del acuerdo" sin el consentimiento previo por escrito de la empresa.

Situación similar se dio con la Comisión Europea y el gobierno de Estados Unidos cuyos acuerdos contienen una cláusula de no divulgación. Pero en estos casos, la obligación se aplica a ambas partes.

2. "Pfizer controla las donaciones".

Por ejemplo, Public Citizen explica que el gobierno brasileño tiene prohibido donar, distribuir, exportar o transportar la vacuna fuera de Brasil sin el permiso de la farmacéutica.

3. "Pfizer se aseguró una 'exención de propiedad intelectual' para sí misma".

Los contratos transfieren la responsabilidad de cualquier infracción de propiedad intelectual que Pfizer pueda cometer a los compradores gubernamentales.

De hecho, al menos cuatro países deben "indemnizar, defender y eximir de responsabilidad a Pfizer" de y contra todas y cada una de las demandas, reclamos, acciones, demandas, daños, costos y gastos relacionados con la propiedad intelectual de las vacunas.

image.png
La publicación de Public Citizen sobre Pfizer está titulada como "Pfizer’s Power" (El poder de Pfizer).

La publicación de Public Citizen sobre Pfizer está titulada como "Pfizer’s Power" (El poder de Pfizer).

4. "Los mediadores privados, no los tribunales públicos, deciden las controversias en secreto".

Si un país no puede resolver una disputa relacionada a los contratos con Pfizer, un panel secreto de tres mediadores privados, y no un tribunal público, estará facultado para tomar la decisión final.

El juicio se lleva a cabo en conformidad con las Reglas de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI). Ambas partes deben mantener todo en secreto.

5. "Pfizer puede ir tras los activos estatales".

Pfizer exigió a Brasil, Chile, Colombia, República Dominicana y Perú que renunciaran a la inmunidad soberana, afirmó Public Citizen.

En el caso de Brasil, Chile y Colombia, por ejemplo, el gobierno “renuncia expresa e irrevocablemente a cualquier derecho de inmunidad que él o sus activos puedan tener o adquirir en el futuro” para ejecutar cualquier laudo arbitral (énfasis agregado).

Para Brasil, Chile, Colombia y República Dominicana, esto incluye “inmunidad contra la incautación cautelar de cualquiera de sus activos”.

6. "Pfizer toma las decisiones clave".

En caso de escasez de suministro de vacunas, Pfizer decidirá los ajustes al cronograma de entrega con base en los principios que decidirá la propia corporación. Así está establecido en el borrador de los contratos con Albania, Brasil y Colombia.

Algunos países, como Sudáfrica, lograron quitar esta cláusula aunque no todos.

“El dominio de Pfizer sobre países soberanos plantea desafíos fundamentales para la respuesta a la pandemia”, concluye el informe de Public Citizen.

Los gobiernos pueden hacer retroceder [el dominio de Pzifer]. El gobierno de EEUU, en particular, puede ejercer la influencia que tiene sobre Pfizer para exigir un mejor enfoque. Empoderar a varios fabricantes para producir la vacuna mediante la transferencia de tecnología y una exención de los ADPIC [Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual] puede frenar el poder de Pfizer. La salud pública debe ser lo primero Los gobiernos pueden hacer retroceder [el dominio de Pzifer]. El gobierno de EEUU, en particular, puede ejercer la influencia que tiene sobre Pfizer para exigir un mejor enfoque. Empoderar a varios fabricantes para producir la vacuna mediante la transferencia de tecnología y una exención de los ADPIC [Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual] puede frenar el poder de Pfizer. La salud pública debe ser lo primero

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario