MUNDO extradición > Bolsonaro > Estados Unidos

BIDEN PRESIONADO

La extradición de Bolsonaro es puro 'humo'

El ex presidente brasileño, Jair Bolsonaro, no puede ser extraditado porque no está imputado por delitos relativos al intento de golpe de Estado, ni EE.UU. ha recibido una petición formal para extraditarlo.

El actual presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, está siendo presionado por funcionarios demócratas para que extradite a Bolsonaro de su jurisdicción –luego de que sus partidarios asaltaran la sede de los tres Poderes en Brasilia (08/01/23)–, cuando ello es imposible momentáneamente debido a que el ex mandatario carioca no está imputado por delitos relacionados al intento de golpe de Estado en Brasil.

El pedido es absolutamente descabellado cuando no hay una imputación formal. El asesor de Seguridad Nacional de EE.UU, Jake Sulliván, afirmó que su gobierno no había recibido ninguna petición formal de Bolsonaro por parte de Brasil, ni tampoco documentación que acredite su status, y que sí así fuera la Administración de Biden trataría el asunto con la ‘más absoluta seriedad’.

image.png
El asesor de Seguridad Nacional de EE.UU, Jake Sulliván

El asesor de Seguridad Nacional de EE.UU, Jake Sulliván

“El cargo o cargos penales deben basarse en una causa probable, lo que básicamente significa tener pruebas suficientes para respaldar la creencia razonable de que el acusado cometió el delito o delitos por los que fue procesado", dijo el abogado estadounidense, Jacques Semmelman, a la BBC NEWS BRASIL.

Tal absurdo se acrecentó aún más después de los dichos de algunos congresistas demócratas de USA que están instando al líder norteamericano para que conceda la extradición, cuando a ciencia cierta es inviable. Recordemos que Bolsonaro se había ‘autoexiliado’ de Brasil desde el 30 de diciembre, justo dos días antes de la asunción al Ejecutivo de Lula Da Silva, y estaba residiendo en territorio estadounidense, en Orlando, Florida.

“Debemos solidarizarnos con el gobierno elegido democráticamente de @LulaOficial (…) Estados Unidos debe dejar de otorgar refugio a Bolsonaro en Florida”, twitteó la parlamentaria puertorriqueña del ala más radical del Partido Demócrata, Alexandria Ocasio-Cortez, fiel seguidora de Evita.

Quien también se unió al reclamo ilógico de la extradición de Bolsonaro –ya que aún no está la figura penal fue el congresista demócrata Joaquin Castro. “Estados Unidos no debería ser un refugio para este autoritario que ha inspiró el terrorismo interno en Brasil”, sentenció al aire de CNN.

No obstante, el senador brasilero Renan Calheiros, del partido centrista Movimiento Demócratico, presentó este lunes (09/01/23) una solicitud al juez del Supremo Tribunal Federal, Alexandre de Moraes (quien ha sido vapuleado por el propio Bolsonaro por haberlo imputado por generación de fake news) para que se incluya al ex presidente en la investigación del delito de terrorismo e intento de golpe de Estado en el que están implicados más de 1.500 detenidos.

image.png
El senador Renan Calheiros presentó una petición para que Bolsonaro regrese a Brasil para declarar sobre los incidentes.

El senador Renan Calheiros presentó una petición para que Bolsonaro regrese a Brasil para declarar sobre los incidentes.

A su vez, Renan Calheiros le solicitó al magistrado que fije un plazo de 72 horas para que Bolsonaro retorne el país, y que en caso de no cumplir ello, se decrete su prisión preventiva con base en el artículo 312 del Código Procesal Penal, el cual estipula que “la prisión preventiva podrá decretarse como garantía del orden público, para la conveniencia de la investigación criminal, o para asegurar la aplicación de la ley penal cuando exista prueba de la existencia del delito y pruebas suficientes de su autoría".

No extradición, pero ¿quizá sí la deportación?

Aunque Biden condenó la invasión de bolsonaristas a la sede de los tres poderes en Brasilia (08/01/23) tildándolo de un ‘ataque a la democracia y a la transferencia pacifica del poder en Brasil’, se halla atado de pies y manos para ser condescendiente con el pedido de sus colegas demócratas. Esto es debido a que, como hemos dicho, no existe una judicialización en contra de Bolsonaro que permita su extradición.

Sin embargo, como es posible que Bolsonaro haya ingresado a EE.UU con la visa A1 o con un visado de turista (periodo máximo de 6 meses), ambas podrían ser revocadas por el gobierno yankee si así lo quisieran, pese a que por ahora no hay motivo contundente para deportarlo.

"Una deportación ocurre cuando la persona ya no tiene documentos válidos. Si el visado ha vencido, por ejemplo, la persona se convierte en un inmigrante irregular y automáticamente es deportado al ser identificado, devuelto al país de origen", explicó el abogado especialista en cooperación internacional, Yuri Sahione, a la BBC. "El propio gobierno de Estados Unidos podría simplemente cancelar el visado. También porque otorgar un visado es una prerrogativa de cada país, un acto soberano", agregó.

Más contenido en Urgente 24:

Colectivos del AMBA advierten paro total

Vuelve a jugar la Selección Argentina: Fechas, entradas y sede

Ausentes en TN: Dónde están Sergio Lapegüe y Marcelo Bonelli

Precios insólitos: Argentinos huyen a Brasil, Uruguay y Chile

El aval de Guillermo a Carlos III por Camila detonó a Harry

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE