MUNDO no vacunados > Tratamiento > Singapur

EN SINGAPUR

Interesante estrategia: No vacunados pagarán su tratamiento COVID

Con un 4% de no vacunados, el gobierno de Singapur busca convencerlos eliminando la cobertura del tratamiento COVID-19.

A medida que la pandemia de COVID-19 se convierte en la pandemia de los no vacunados, los países prueban diferentes estrategias para convencer al porcentaje de indecisos. En Singapur, el gobierno decidió que quienes no hayan recibido la inmunización, se pagarán su tratamiento en caso de infectarse.

Sin embargo, la ciudad-estado Singapur ha logrado una de las tasas de vacunación más altas del mundo: el 96% de su población elegible, que excluye algunas categorías como a los niños pequeños.

Desde la aparición del coronavirus el año pasado, el gobierno ha pagado los costos totales del tratamiento de casi todos los pacientes afectados.

Pero desde hoy miércoles (8/12) dejará de cubrir por completo las facturas médicas de COVID-19 para los no vacunados, en función de otorgar una razón más para inocularse a los 44.000 ciudadanos restantes.

Por otro lado, algunos gobiernos europeos están endureciendo las restricciones sobre los no vacunados en restaurantes y oficinas.

A partir de febrero, Austria se convertirá en el primer país en aplicar la obligatoriedad de las vacunas, a riesgo de elevadas multas.

Grecia ha hecho que las vacunas COVID-19 sean obligatorias para los mayores de 60 años y comenzará a imponer multas a mediados de enero a quienes no hayan recibido una primera dosis o no hayan sacado el turno.

En Alemania, los políticos debaten políticas similares.

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos dijo en noviembre que todas las empresas con 100 o más empleados tendrían que asegurarse de que sus trabajadores estén vacunados o se hagan una prueba negativa de coronavirus al menos una vez por semana y usen una barbijos en el lugar de trabajo.

image.png

Pandemia de no vacunados

A principios de noviembre, el gobierno de Singapur dijo que alrededor del 95% de las muertes en los últimos seis meses fueron de personas de 60 años o más, y que el 72% de las muertes ocurrieron entre aquellos que no habían sido completamente vacunados.

“Debido a su elección, los no vacunados representan la mayor parte del aislamiento hospitalario y las camas [de la unidad de cuidados intensivos], y contribuyen de manera desproporcionada a la presión sobre nuestros recursos de atención médica”, dijo un portavoz del Ministerio de Salud.

Algunos se oponen a la política y creen que podría causar el efecto contrario al deseado, ya que puede aumentar la transmisión al disuadir a los no vacunados de buscar atención médica.

Otros consideran que las medidas deberían cuidar a todos, y no solo a aquellos cuyas decisiones se respaldan.

No obstante, los gobiernos buscan nuevos métodos para prevenir el impacto de la variante Ómicron, que amenaza con nuevas olas de coronavirus debido a la posible disminución de la eficacia de las vacunas para la trasmisión (no para la enfermedad grave y la muerte).

image.png

Fuente: The Wall Street Journal

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario