MUNDO Henrique Capriles > política > Venezuela

SALIR DE LA CRISIS

Henrique Capriles Radonski está buscando el camino

Henrique Capriles insiste en buscar formulas de consenso, ahora pasea por las bases del chavismo buscado en la crisis las condiciones para un país viable.

Henrique Capriles Radonski comenzó la carrera política con un ascenso meteórico, en el primer evento electoral que participó fue electo diputado nacional por el partido Social Cristiano COPEI, apenas llegó a la bancada parlamentaria fue elegido como presidente de la cámara de diputados y vicepresidente del congreso, siendo el político más joven en la historia de Venezuela que ejerció esas funciones.

No es poca cosa iniciar una carrera política con esa “entrada triunfal”, pero la tarea le duró poco, al año siguiente, 1999, el congreso de la república cesó sus funciones dando paso la Asamblea Nacional Constituyente.

Pero este cambio era previsible y no le impidió a este joven político a aventurarse a otra contienda electoral y el 1 de diciembre del año 2000, Capriles Radonski se convierte en el cuarto alcalde (intendente) del municipio capitalino de Baruta con una votación superior al 78% del electorado local.

De triunfo en triunfo Capriles Radonski, se abre paso a la historia nacional forjándose una carrera política controversial. Participa en la fundación de su partido Primero Justicia y sobre esa plataforma milita activamente en los violentos acontecimientos que marcaron la política venezolana entre el 2001 y el 2004.

Fue acusado por el chavismo de asediar y allanar la embajada de Cuba, así como por la detención irregular de un ministro de Hugo Rafael Chávez Frías y al actual Fiscal General Tarek Williams Saab durante el golpe de Estado de abril de 2002.

Estuvo preso 4 meses por esta causa durante el 2004 aun cuando recién había sido reelecto alcalde por un período mas. En el 2008 derrotó a Diosdado Cabello en las elecciones por la gobernación del estado Miranda, cargo que ocupó hasta el 2012 para ser candidato presidencial contra Hugo Chávez.

Aquí, en este punto de su trayectoria conoció su primera derrota electoral, pierde abrumadoramente contra el líder del chavismo. Quizá es a partir de este momento que la historia de Capriles se vuelve interesante.

Henrique Capriles Venezuela.jpeg
Los enemigos de Capriles Radonski son los otros factores de oposición.

Los enemigos de Capriles Radonski son los otros factores de oposición.

Hasta este punto el capital político de Capriles Radonski esta empeñado a la agenda general de la oposición venezolana que puede resumirse en un intento permanente de derrocar a Chávez teniendo como pilares de su discurso: el castrocomunismo, la influencia de Cuba, el despilfarro de los recursos de PDVSA, el cuestionamiento a la política internacional y oponiéndose radicalmente a cualquier iniciativa gubernamental.

Capriles Radonski encaja en la narrativa del chavismo que lo señala como un sujeto “sifrino” (burgués) incapaz de tener discurso y agenda propia, subordinado a intereses norteamericanos y desvinculado del pueblo.

Así fue tratado en las elecciones de abril de 2013 en la cual se enfrentó a Nicolás Maduro y a pesar de esto la diferencia entre ambos fue de tan sólo el 1,49% de los votos, pero este estrecho margen lo posiciona posiblemente como el único líder de la oposición con posibilidades de derrotar al chavismo.

En su cierre de campaña en el 2012 Capriles Radonski desliza un reconocimiento político importante, afirmando:

Presidente Chávez, desde aquí, en nombre de nuestro pueblo, le doy las gracias por lo bueno que usted haya podido hacer (…) y por lo malo y por lo que usted haya dejado de hacer, la historia se encargará de juzgarlo. Presidente Chávez, desde aquí, en nombre de nuestro pueblo, le doy las gracias por lo bueno que usted haya podido hacer (…) y por lo malo y por lo que usted haya dejado de hacer, la historia se encargará de juzgarlo.

Esta frase se debe analizar a la luz de otra que dijo en su cierre de campaña en 2013, donde ese tímido reconocimiento se convierte en una afirmación:

En estos cien días (Maduro al frente del gobierno) está acabando con los 14 años del presidente de la República, ¿se imaginan otros seis años de esto? Ellos no están gobernando, están acabando con el. En estos cien días (Maduro al frente del gobierno) está acabando con los 14 años del presidente de la República, ¿se imaginan otros seis años de esto? Ellos no están gobernando, están acabando con el.

Con estas frases abre un espacio de entendimiento y levanta un puente con un sector del país con el que no tenía diálogo. Capriles Radonski no se equivocó, los siguientes 6 años de Nicolás fueron sin lugar a dudas el peor período presidencial de la historia republicana.

Pero lo más importante es que Capriles Radonski inició un camino de construcción de un liderazgo que no está subordinado a una lógica radical, sino a una oportunidad de reconocer en la realidad del pueblo el marco sobre donde es posible construir la política.

Esto no es novedoso, se ha hecho a lo largo de la historia, pero la oposición venezolana se había negado a reconocer en el chavismo una fuerza popular con arraigo real en las comunidades.

Capriles Radonski da un salto importante al reconocer que la única posibilidad de solucionar la crisis venezolana es reconocer los logros de Chávez y avanzar sobre los errores con una solución inclusiva y distinta.

Henrique Capriles político.jpeg
Henrique Capriles quiere intermediar como solucionador de la crisis.

Henrique Capriles quiere intermediar como solucionador de la crisis.

El enemigo en casa

Los peores enemigos de Capriles Radonski no están en el madurismo, al contrario, esa pésima gestión de gobierno lo que ha generado es un gigantesco descontento popular que espera ser capitalizado.

Los enemigos de Capriles Radonski son los otros factores de oposición, esos partidos y agrupaciones que por incapaces de avanzar obligan a la oposición a permanecer anclados en el discurso de hace 15 años. No han tenido ningun aprendizaje.

Henrique Capriles Radonski pareciera haber entendido que la política no se construye exclusivamente en los espacios partidistas, en las embajadas o en los barrios de clase media. Realizó críticas al desempeño y objetivos de la presidencia interina de Juan Guaidó, llegando a cuestionar duramente esta estrategia.

En un comunicado del 2020 Capriles afirma: “Sabemos que el camino democrático esta lleno de revisiones y enmiendas. Tenemos la confianza de que (...) muchos actores sociales y políticos podrán hacer una nueva lectura de los escenarios posibles, así como lo está haciendo cada venezolano en este momento”.

En este documento capriles establece unas ideas mínimas sobre las cuales procurar una unidad nacional por encima de las diferencias y los bandos políticos para superar la enorme crisis generada por el madurismo.

Reconoce la asimetría de las fuerzas políticas, la existencia de un retroceso en el país, la obligación de reconocer al otro como un compatriota y no como un enemigo, en síntesis, Henrique Capriles Radonski parece comenzar a escribir su historia política con mayúsculas, dejar de jugar en la liga de las radicalidades y conspiraciones para intermediar como solucionador de la crisis, extendiendo la mano a construir por fin un camino real y viable.

Esperamos tus ideas, comentarios y propuestas. Escríbenos a la Redacción aquí: [email protected].

-----------------------------

Más contenido de Urgente24

Atención: Nuevo requisito para viajar a destino del exterior

El alimento secreto que sirve para eliminar cucarachas

CNN Radio no fue lo que Marcelo Longobardi esperaba

AFIP: ¿Qué pasa si pongo 1 millón de pesos en plazo fijo?

Pesca ilegal: Sindicatos piden atender a la "armada" china