Leído

MEDIO ORIENTE

Trump envía a Pence a Ankara pero advierte: "Los kurdos saben pelear y no son ángeles"

Mie, 16/10/2019 - 1:34pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

"Trump demandó que declaremos un cese al fuego. Nunca lo haremos", dijo el presidente turco. USA aplicó duras sanciones económicas y envía una delegación para intentar frenar el avance de la ofensiva de Ankara contra los kurdos, tras haberlos abandonado a su suerte a nivel militar cuando Erdogan decidió atacarlos.

Contenido

Este miércoles 16/10, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, viajan a Turquía para intentar negociar un cese al fuego con el mandatario Recep Tayyip Erdogan, en medio de su ofensiva contra los kurdos (tras el retiro de la zona de las tropas estadounidenses).

Donald Trump había anunciado la partida de la delegación el martes, informando que se está pidiendo un "alto al fuego" mientras que se colocan "las sanciones más fuertes que se puedan imaginar". Trump puso aranceles al acero procedente de Turquía para castigar sus "acciones desestabilizadoras en el noreste de Siria".

El abandono estadounidense llevó a los kurdos a buscar protección en el dictador sirio, Bashar al-Assad, al que hasta hace poco estaban enfrentados, resignando así su autonomía.

Trump dijo este miércoles que el conflicto entre Turquía y los kurdos "no tiene nada que ver" con USA. Hablando con periodistas junto al presidente italiano, el mandatario estadounidense justificó su decisión de retirar las tropas diciendo que "los kurdos saben pelear y, como dije, no son ángeles."

El martes, Rusia anunció que sus unidades estaban patrullando el área cercana a la ciudad de Manbij para evitar una confrontación entre fuerzas turcas y sirias, llenando el vacío que había dejado USA. El Kremlin dijo que Vladimir Putin y Erdogan mantendrán un encuentro en los próximos días.

Hasta el momento, Ankara ha descartado cualquier intento de mediación con las fuerzas kurdas, a las que considera terroristas. "Trump demandó que declaremos un cese al fuego. Nunca lo haremos", dijo Erdogan. "Ningún cese al fuego es posible en Siria hasta que las Unidades de Protección Popular (YPG) evacúen el área fronteriza. Le dije que Turquía no negociará con terroristas", aseguró, agregando que nadie lo detendrá hasta ocupar entre 30 y 35 kilómetros hacia dentro de Siria.

Un gesto que vale más que las palabras: el miércoles las fuerzas apoyadas por Turquía avanzaron sobre Kobane, una importante ciudad kurda, la que Erdogan había prometido a Trump que no iba a atacar, apuntó Foreign Policy. Los kurdos recapturaron esta ciudad de manos del Estado Islámico en 2015, tras una de las batallas más largas y sangrientas contra el grupo yihadista. "Erdogan le dijo a Trump que no iría a Kobane. Rompió inmediatamente todas sus promesas sobre el alcance y la magnitud de la operación", dijo un oficial de la administración estadounidense a Foreign Policy.

Mientras tanto, la batalla continúa en la ciudad fronteriza de Ras al-Ain, con los combatientes kurdos utilizando túneles, bermas y trincheras para defenderse. Prendiendo fuego llantas en un intento de perjudicar a los aviones de guerra de Ankara, explica AFP, y cavando para contrarrestar la ofensiva terrestre.