Leído

¿HOSPITALIZADO O DETENIDO?

Héroe de la independencia, tirano depuesto: Mugabe murió en Singapur

Vie, 06/09/2019 - 3:25pm
Enviado en:
Por Urgente24

El ministerio de Exteriores de Singapur confirmó que Robert Mugabe falleció en el hospital Gleneagles, en Singapur, donde se encontraba hospitalizado desde abril. Si bien Mugabe gozaba desde su derrocamiento de inmunidad y una vida lujosa, en agosto el presidente de Zimbabwe, Emmerson Mnangagwa, había dicho que el expresidente se encontraba "detenido en un hospital en Singapur", según el South China Morning Post. Mugabe fue un héroe de la independencia de su país venerado en todo África, pero se convirtió en un dictador tiránico hasta su derrocamiento, mientras el mundo hacía la vista gorda a sus abusos durante muchos años.

Contenido

A sus 95 años, Robert Mugabe ha muerto.

Héroe de la independencia de Zimbabwe venerado en toda África, devenido en dictador tiránico, Mugabe fue depuesto en 2017 mientras desarrollaba movidas para que fuese su esposa quien lo sucediera al poder, en una jugada del Ejército para evitar que Grace Mugabe, a quien los medios llaman 'Gucci Grace' por su estilo de vida extravagante, fuese la sucesora. 

Hasta el derrocamiento, Mugabe había sido el único líder que Zimbabwe había conocido desde su independencia del Reino Unido, en 1980.

El hecho fue la cúspide de una lucha de poder en el partido gobernante entre la generación que luchó en las guerras de liberación -encarnada por el entonces exvicepresidente, Emmerson Mnangagwa, a quien Mugabe había echado y quien tras el golpe se convirtió en presidente (luego ganó elecciones en 2018)- y la generación más joven -encarnada por la exprimera dama-. 

En la elección de 2018, Mugabe apoyó al candidato opositor, Nelson Chamisa.

"Mugabe ha sistemáticamente echado a veteranos de las guerras de liberación de puestos del Gobierno en los últimos años, dejando los puestos más altos en manos de oficiales que no pelearon en la guerra de independencia. Esto exacerbó una batalla de larga data entre la vieja elite política forjada en los '70 y los '80, y una nueva generación que confluyó en torno a Grace Mugabe", explicaba en ese entonces The Guardian. 

Como telón de fondo, un país devastado por la tiranía y la corrupción: ese año, según Bloomberg, el 95% de la fuerza de trabajo de Zimbabwe estaba desempleada y 3 millones de zimbabwenses habían emigrado. Del año 2000 a esta parte, la economía se había reducido a la mitad. 

La noticia de la muerte la comunicó el propio Mnangagwa, quien llamó a Mugabe "un ícono de la liberación, un pan-africanista, quien dedicó su vida a la empancipación y el empoderamiento de su pueblo. Su contribución a la historia de nuestra nación y continente nunca serán olvidados. Que su alma descanse en paz." 

Según AFP, un diplomático de Zimbabwe confirmó que Mugabe murió en Singapur, país en el que estaba hospitalizado desde abril. El ministerio de Exteriores de Singapur confirmó que Mugabe falleció en el hospital Gleneagles.

En agosto, Mnangagwa había dicho en un comunicado que Mugabe estaba "detenido en un hospital en Singapur" donde estaba recibiendo tratamiento médico, según el South China Morning Post:

"A diferencia de otras veces en el pasado, en el que al expresidente le tomaba solo un mes esto, sus médicos esta vez consideraron mejor mantenerlo bajo observación durante más tiempo, desde abril de este año, cuando fue para su chequeo anual." 

Tras su derrocamiento, Mugabe gozó de inmunidad total y una vida lujosa, sin embargo, el 15/3/18 dijo que había sido derrocado en un "golpe de estado" que debía deshacerse. Calificó a la presidencia de Mnangagwa como "ilegal" e "inconstitucional".

Mugabe había sido educado por misioneros católicos, luego se convirtió en maestro en Ghana y en 1960 regresó a Rhodesia a luchar contra el mando de la minoría blanca. Estuvo 10 años preso y se dirigió a Mozambique, donde se volvió uno de los líderes de la guerrilla contra el régimen colonial segregacionista de Ian Smith en lo que se convertiría en Zimbabwe. 

El país ganó su libertad y Mugabe lo lideró durante un período dorado de crecimiento económico y desarrollo educacional. Es por eso que el mundo, durante mucho tiempo, hizo la vista gorda ante los abusos de derechos humamos cometidos en el país, como la matanza de casi 20.000 personas de la minoría Ndebele en 1983. 

En el año 2000, Mugabe realizó una reforma agraria en la que expropió las granjas de los zimbabuenses blancos. La pintó como un reparto más justo de las tierras, pero resultó ser una estrategia populista que terminó beneficiando a una elite cercana al régimen. En 2008, con el país hundido en la crisis económica y la híperinflación, Mugabe se vio cuestionado en las urnas por la oposición. Respondió con tortura, detenciones y represión.