Leído

Fuerte explosión en Madrid: Tres muertos y once heridos

Mie, 20/01/2021 - 11:25am
Enviado en:
Por Urgente24

El delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, confirmó que la causa de la explosión fue una fuga de gas. El incidente ocurrió en una zona de edificios del arzobispado. La tragedia dejó un saldo de tres muertos y once heridos.

8c8473443286a730b102a6106c422e0e.jpg
Contenido

Este miércoles 20/1, cerca de las 15 (hora local) una fuerte explosión ocurrió en un edificio de la calle Toledo, centro de Madrid, destrozando casi 4 plantas del mismo.

La explosión tuvo lugar a la altura del número 98 de esa calle, donde se encuentran edificios pertenecientes al arzobispado.

El estallido se produjo en los locales parroquiales y los pisos de residencia de los sacerdotes de la parroquia Virgen de la Paloma, según ha confirmado el Arzobispado de Madrid a ABC.

Al parecer, la explosión se ha producido cuando dos personas estaban revisando una caldera.

La deflagración voló 4 plantas de un edificio, explica el diario La Vanguardia, y se ha escuchado desde buena parte de la capital.

Según el Ayuntamiento de Madrid, hay 3 muertos, una persona desaparecida y varios heridos. Ente los fallecidos se encuentra una mujer de 85 años.

El edificio que explotó queda al lado de un colegio y de la residencia para ancianos Los Nogales, que están siendo desalojados por las Fuerzas de Seguridad, Bomberos y voluntarios. No hay heridos entre los residentes de esta institución ni los trabajadores del centro.

En las plantas quinta y sexta del edificio que explotó viven varios sacerdotes, confirma el obispado. Hay un sacerdote atrapado en los escombros de la quinta planta, otro desaparecido y 2 heridos que están siendo atendidos.

Los ancianos de la residencia Los Nogales están siendo atendidos por Samur Social y serán trasladados a otro centro cercano para garantizar su seguridad.

El delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, confirmó que la causa de la explosión fue una fuga de gas.

Tras la explosión, el edificio quedó envuelto en llamas y los Bomberos ya están trabajando para extinguirlas. Según Franco, el fuego será controlado en breve y los Bomberos podrán ingresar a la construcción. 

Se está trabajando en la zona para asegurarla y que sea posible el acceso de la patrulla canina especializada en la búsqueda de personas desaparecidas entre los escombros. Se cree que el desaparecido es la persona que estaba trabajando en la inspección de la caldera del edificio

El presidente Pedro Sánchez ha lamentado las víctimas mortales causadas por la explosión y expresó su pésame a las familias de los fallecidos y de los heridos.  Además, brindó su apoyo y solidaridad al Alcalde de Madrid José Luis Martínez.

Los servicios de emergencia insisten en que nadie se acerque al lugar de la explosión ya que sigue siendo extremadamente peligroso. El cuerpo de Bomberos sigue trabajando en el lugar. Gran parte de la construcción se ha derrumbado. 

El cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, expresó "su profundo dolor" por la explosión en el centro parroquial. "Nos duele a todos y nos sentimos todos solidarios con las familias afectadas y los sacerdotes de la parroquia", dijo Osoro.

Entre los heridos se encuentra un hombre de 26 años en estado moderado-grave con una fractura de tobillo y trauma lumbar, otro hombre de 53 años con traumatismo craneoencefálico leve y dos agentes de policías con lesiones leves. También, el sacerdote Rubén Pérez de Ayala quién fue trasladado al hospital por quemaduras graves se encuentra en estado delicado.

La persona que se encontraba desaparecida lamentablemente murió. Su nombre es David Santos Muñoz de 35 años, era electricista y había ido a ayudar en la reparación del edificio. La otra persona fallecida se trata de un hombre de 85 años que caminaba por la calle al momento de la explosión. 

Según el arquitecto Luis Altafaj no hay peligro de que el edificio se derrumbe. 

Por su parte, el papa Francisco ha lamentado la "grave" explosión de gas. En un telegrama firmado por el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano se enuncia lo siguiente: "El Santo Padre, tras conocer la dolorosa noticia de la grave explosión ocurrida en un edificio de la calle Toledo, en Madrid, desea hacer llegar a vuestra eminencia, al clero y a todos los hijos de ese amado pueblo su cercanía y afecto en estos duros momentos".